"Si se suman dos manzanas, pues dan dos manzanas. Y si se suman una manzana y una pera, nunca pueden dar dos manzanas, porque es que son componentes distintos. Hombre y mujer es una cosa, que es el matrimonio, y dos hombres o dos mujeres serán otra cosa distinta" - Ana Botella

La homosexualidad en el África más “moderna”: críticas de “Los blancos estáis locos” y “La herida”

En lo que a la comunidad LGTB respecta, los países africanos son los grandes olvidados, bien porque en ellos no se le presta atención, bien porque directamente se la sanciona. Por supuesto, hay regiones más modernas que otras. Hoy hablo de Guinea Ecuatorial y Sudáfrica a raíz, respectivamente, de un libro recién publicado (Los blancos estáis locos) y un film recién estrenado (La herida), perfectos ambos para reflexionar y abrir la mente. Por cierto, esta última acaba de colarse en la shortlist del Óscar a mejor película extranjera, donde también ha entrado Una mujer fantástica [crítica] pero lamentablemente no 120 pulsaciones por minuto [crítica] ni Tom of Finland [crítica].

El título de Los blancos estáis locos (2017) hace colación al contraste de culturas al que se enfrentó día a día Luis Melgar durante los tres años que estuvo al mando de la segunda jefatura de la Embajada de España en Guinea Ecuatorial (entre agosto de 2013 y julio de 2016). Nos hallamos ante una especie de novela autobiográfica donde el 90% es exacto y concordante con la realidad y el 10% todo lo real que el recuerdo y las licencias literarias permiten, tal y como el propio autor afirma. Aunque este diplomático es ahora mismo el primer secretario de la embajada española en Venezuela, también ha dedicado largo tiempo de su vida a la escritura, desde la literatura infantil y juvenil hasta enciclopedias temáticas y libros de consulta. Pero la Los blancos estáis locos es su gran salto al mundo literario: una interesante mirada tanto a la vida diplomática como a la realidad africana, así como un entretenido relato colmado de ingenio, humor y honestidad. Por la novela circula todo tipo de personajes reales a los que el autor retrata con cariño y franqueza, pero el motivo por el que nos interesamos por ella aquí es que Luis Melgar no fue solo hacia el sur, sino que lo acompañaron su perro Churchill y, sí, su marido, quien constituye con él un pack indivisible. De esta forma, esta obra nos ofrece un entretenido retrato de la existencia a menudo surrealista de una pareja gay en un país donde la homosexualidad, aun siendo legal, carece de protección alguna por parte de las instituciones, careciendo además las parejas del mismo sexo de los mismos derechos que las parejas heterosexuales. Asistimos así ante una perplejidad constante tanto en los ojos de Luis y su marido respecto a la realidad que los rodea como en los de Yolanda, la joven bubi que se encarga de su casa, para quien hilarantemente todo cuanto hacen y dicen ellos carece por completo de sentido.

Más conocida por su título en xhoba: Inxeba), La herida es un rarísimo caso de cine LGTB proveniente del continente africano. Con ella, John Trengove retoma un tema que ya exploró en su último cortometraje (iBhokhwe, 2014): el del contacto sexual entre varones nacido del dolor provocado por un rito iniciático de circuncisión del que supuestamente se sale como hombre tras entrar como niño. Que Kwanda (Niza Jay), un joven procedente de una familia acomodada de Johannesburgo, es homosexual no es ningún misterio, pero la relación entre su maestro (Nakhane Touré) y otro de los cuidadores (Bongile Mantsai) sí que lo es; y, aunque Sudáfrica ofrece uno de los pocos rincones africanos donde la comunidad LGTB puede vivir relativamente sin miedo, hay cosas que es mejor mantener en secreto. Cruda de principio a fin por las heridas figuradas y literales que refleja, esta cinta es un valiente estudio de la identidad en materia de raza, género y clase social, a la par que un impactante reflejo del contraste entre la aversión a lo que se es y la aceptación de uno mismo en un contexto de dualidades en perenne tensión: lo urbano y lo rural, lo antiguo y lo moderno, la riqueza y la pobreza, el brío y la debilidad. A priori, la homosexualidad y la masculinidad constituyen también elementos opuestos, pero, conforme el elegante —y premiado por el jurado del último LesGaiCineMad— guion de Malusi Bengu, Thando Mgqolozana y el propio Trengove avanza, ambos términos se desprenden de los tópicos y los prejuicios que los atañen, revelándose Sudáfrica como un mundo todavía harto exótico (para bien, como muestra el deslumbrante plano visual, pero también para mal) cuya legislación parece ir por delante de sus habitantes. Es curioso, por cierto, que haya que adentrarse en la selva para explorar la homosexualidad allí cuando hablamos del que fuera el quinto país del mundo en aprobar el matrimonio igualitario.

Mientras Los blancos estáis locos presenta la realidad africana desde una perspectiva simpática y esperanzadora, gracias a estar narrada desde el punto de vista de alguien en una situación claramente ventajosa, La herida nos recuerda lo duro que ser gay sigue siendo en el continente africano aun habitando en uno de sus países más liberales. Y es que una cosa es aceptar que blancos y extranjeros sean, sencillamente, “raros” y otra permitir esa “rareza” dentro de una cultura todavía estancada en el pasado.

Veces compartido
Comentarios
  1. Carla Mila

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

XHTML: Puedes usar las siguientes etiquetas para enfatizar texto o enlazar páginas: <em>Para texto en cursiva</em>, <strong>para texto en negrita </strong>, <a href="http://www.google.es" title="Un buscador"> Google<a> para enlazar páginas web, <del>para mostrar texto tachado</del>, <blockquote> para citar textos largos de varios párrafos</blockquote> y <q>para citar textos cortos de un solo párrafo</q>

Dosmanzanas quiere darte las gracias por dejar tu comentario en esta entrada, pero debe recordarte que la educación es la base fundamental para poder participar. No admitiremos los comentarios fuera de tono, con insultos o incitación a la violencia, o cuya finalidad sea provocar y distorsionar intencionadamente los debates. Dosmanzanas se reserva el derecho de borrar inmediatamente el comentario sin necesidad de notificarlo a su autor.

Veces compartido

Al navegar por nuestra web, aceptas el uso de las cookies. Más información

POLITICA DE COOKIES

Utilizamos cookies para facilitar el uso de nuestra página web. Las cookies son pequeños ficheros de texto que su navegador almacena en el disco duro de su ordenador y que son necesarias para utilizar nuestra página web. Las utilizamos para entender mejor la manera en la que se usa nuestra página web y de esta manera poder mejorar consecuentemente el proceso de navegación. Las cookies son el referente que nos indica, por ejemplo, si una página de nuestra web ha sido vista con anterioridad, o si su visita es nueva o recurrente. Las cookies que utilizamos no almacenan datos personal alguno, ni ningún tipo de información que pueda identificarle. En caso de no querer recibir cookies, por favor configure su navegador de Internet para que las borre del disco duro de su ordenador, las bloquee o le avise en caso de instalación de las mismas.

Cerrar