"Si se suman dos manzanas, pues dan dos manzanas. Y si se suman una manzana y una pera, nunca pueden dar dos manzanas, porque es que son componentes distintos. Hombre y mujer es una cosa, que es el matrimonio, y dos hombres o dos mujeres serán otra cosa distinta" - Ana Botella

Merkel y Schulz pactan una nueva gran coalición que no contempla las principales reivindicaciones de los colectivos LGTBI alemanes

Más de cuatro meses después del varapalo electoral a ambas formaciones, los democristianos de Angela Merkel y los socialdemócratas de Martin Schulz han alcanzado un acuerdo para gobernar los próximos cuatro años en una nueva gran coalición. Como ya ocurrió tras las elecciones de 2013, el documento consensuado prácticamente solo contiene referencias vagas al respeto de la diversidad afectivo-sexual y de género. Las principales reivindicaciones del activismo, sobre derechos trans, lucha contra la LGTBfobia o refugiados, se han quedado fuera del pacto firmado por la CDU/CSU y el SPD.

Nuevo Gobierno en Alemania. Las elecciones de septiembre del año pasado castigaron a los dos principales partidos, que habían gobernado juntos desde 2013, y abrieron las puertas del Bundestag a la extrema derecha de AfD. Angela Merkel intentó un acuerdo a tres entre democristianos, liberales y verdes, pero tras el fracaso de de las conversaciones se dirigió a los socialdemócratas para pedirles que se replantearan su rechazo inicial a repetir una gran coalición con la canciller. Largas semanas de encuentros a varias bandas que han cristalizado en un documento (PDF) que todavía debe ser ratificado por los afiliados del SPD.

Ya durante las negociaciones, la Federación de Gais y Lesbianas de Alemania (LSVD) redactó una propuesta (PDF) con sus principales reivindicaciones a los partidos del futuro Gobierno. Pues bien, ninguno de sus puntos se encuentra claramente recogido en el acuerdo, que dedica apenas quince líneas de sus 179 páginas a la comunidad LGTBI. En el apartado de Familia, los partidos de la gran coalición manifiestan de manera genérica su “respeto” por la diversidad de género y la igualdad de derechos y obligaciones y su disposición a luchar contra la homofobia y la transfobia. Uno de los pocos compromisos concretos es la prohibición de las cirugías de “normalización” en menores intersexuales, salvo en casos de riesgo para la vida.

La segunda mención a la realidad LGTBI se encuentra en el capítulo de Derechos. La CDU/CSU y el SPD se comprometen a implementar las reformas que aún sean necesarias para garantizar el acceso al matrimonio de las parejas del mismo sexo, que lleva vigente desde octubre del año pasado. También reivindican la labor de la fundación Magnus Hirschfeld, tras conocerse que en su patronato se sentará una diputada de la extrema derecha de AfD que defiende posturas ferozmente LGTBfobas.

Y eso es todo: ni una palabra sobre asuntos decisivos como la reforma de la Constitución para incluir la orientación sexual y la identidad de género en el artículo que prohíbe la discriminación. Una carencia chocante si se tiene en cuenta que la CDU/CSU sí que accedió a hablar sobre este tema con el FDP y los Verdes, antes de que naufragara esa opción de Gobierno. Ausente está, de igual modo, la reforma de la ley de identidad de género para eliminar el requisito previo de un dictamen judicial, una larga reivindicación de las personas trans. Tampoco se da marcha atrás en la decisión de calificar a los países del Magreb como “seguros, también para los refugiados LGTBI. Ni se pondrá en marcha un nuevo plan federal de lucha contra la LGTBfobia.

El panorama, por tanto, no se presenta especialmente alentador para la comunidad. Parece que el SPD se conforma con la aprobación del matrimonio igualitario en la pasada legislatura y ha preferido dar la batalla en otros asuntos de su programa electoral. Este resultado decepcionante marcará probablemente los próximos cuatro años, puesto que la experiencia muestra que las mayorías parlamentarias tienen menos peso que los pactos de Gobierno. Basta recordar que la igualdad matrimonial solo se logró in extremis, a pesar del predominio de las fuerzas favorables a la misma. Aunque el nuevo Bundestag conserva en teoría una mayoría pro-LGTB (si se suman los escaños de SPD, FDP, Linke y Verdes), alcanzar un acuerdo de coalición satisfactorio en esta materia habría sido crucial.ue

Veces compartido

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

XHTML: Puedes usar las siguientes etiquetas para enfatizar texto o enlazar páginas: <em>Para texto en cursiva</em>, <strong>para texto en negrita </strong>, <a href="http://www.google.es" title="Un buscador"> Google<a> para enlazar páginas web, <del>para mostrar texto tachado</del>, <blockquote> para citar textos largos de varios párrafos</blockquote> y <q>para citar textos cortos de un solo párrafo</q>

Dosmanzanas quiere darte las gracias por dejar tu comentario en esta entrada, pero debe recordarte que la educación es la base fundamental para poder participar. No admitiremos los comentarios fuera de tono, con insultos o incitación a la violencia, o cuya finalidad sea provocar y distorsionar intencionadamente los debates. Dosmanzanas se reserva el derecho de borrar inmediatamente el comentario sin necesidad de notificarlo a su autor.

Veces compartido

Al navegar por nuestra web, aceptas el uso de las cookies. Más información

POLITICA DE COOKIES

Utilizamos cookies para facilitar el uso de nuestra página web. Las cookies son pequeños ficheros de texto que su navegador almacena en el disco duro de su ordenador y que son necesarias para utilizar nuestra página web. Las utilizamos para entender mejor la manera en la que se usa nuestra página web y de esta manera poder mejorar consecuentemente el proceso de navegación. Las cookies son el referente que nos indica, por ejemplo, si una página de nuestra web ha sido vista con anterioridad, o si su visita es nueva o recurrente. Las cookies que utilizamos no almacenan datos personal alguno, ni ningún tipo de información que pueda identificarle. En caso de no querer recibir cookies, por favor configure su navegador de Internet para que las borre del disco duro de su ordenador, las bloquee o le avise en caso de instalación de las mismas.

Cerrar