"Si se suman dos manzanas, pues dan dos manzanas. Y si se suman una manzana y una pera, nunca pueden dar dos manzanas, porque es que son componentes distintos. Hombre y mujer es una cosa, que es el matrimonio, y dos hombres o dos mujeres serán otra cosa distinta" - Ana Botella

Eurovisión 2009 en dos manzanas: Francia

eurovision

bandera-franciaAprovechando la visita oficial de Carla Bruni y su marido a España, dedicamos hoy nuestra serie a Francia, capital París. El país de los galos, de los francos, de Juana de Arco, del Rey Sol, de Maria Antonieta (que era austriaca), de la Revolución Francesa, de Napoleón, de Pétain y de De Gaulle, de Miterrand, de Le Pen y, cómo no, de Sarkozy, el político mediático por excelencia. Algo más de 65 millones de personas pueblan este país, cuya lengua, el francés, objeto de orgullo para sus ciudadanos, ha sido durante siglos la lengua de la diplomacia y el refinamiento. Muchas otras lenguas se llegaron a hablar en su territorio, pero el centralismo homogeneizador impuesto a sangre y fuego tras la Revolución Francesa las ha reducido casi a cenizas. Un país de tradición católica, aunque profundamente secularizado y con una cultura política de estricto respeto al laicismo del estado, que algunos ¿agoreros? ven tambalearse. El país que nos regaló el gusto por la gastronomía y el buen vivir. O se le ama o se le odia, o las dos cosas a la vez. Pero no deja indiferente…

Las relaciones homosexuales en privado fueron despenalizadas en Francia en 1791, tras el triunfo de la Revolución. Como ocurre con otros temas relacionados con la moral sexual, Francia ha sido y es una sociedad muy abierta por lo que a la vida privada se refiere, aunque han persistido durante mucho más tiempo, eso sí, leyes contra la inmoralidad pública. La edad de consentimiento es la misma que la de las relaciones heterosexuales desde 1982. Por lo que se refiere al reconocimiento jurídico de las parejas del mismo sexo, Francia “inventó” en 1999 el PACS (Pacte Civil de Solidarité) instaurado por el Gobierno socialista de Lionel Jospin, y que no es más que un contrato de asistencia mutua entre dos personas adultas, independientemente de su sexo y de la naturaleza de su relación, y que apenas si concede algunos de los derechos de los que gozan las parejas casadas. Conviene recordar que, pese a su tibieza, la aprobación del PACS desencadenó en su momento una fortísima reacción contraria de la derecha y de la iglesia católica. Por lo demás, Francia dispone de legislación antidiscrimatoria en el trabajo y en otras esferas. La adopción conjunta, sin embargo, está prohibida, y las lesbianas no pueden acceder a las técnicas de reproducción asistida. De hecho muchas acuden a clínicas españolas para poder tener hijos biológicos. Tampoco existe una legislación que regule la modificación registral de las personas transexuales sin necesidad de someterse a cirugía de reasignación. En definitiva, Francia, que presume de estado laico, dispone de un marco jurídico LGTB bastante más grato a los ojos vaticanos que buena parte de los países de su entorno. Eso sí, el alcalde socialista de París, Bertrand Delanoë, es gay, si bien no ha destacado precisamente por su militancia en asuntos LGTB.

Inter-LGBT agrupa a varias decenas de colectivos LGTB a lo largo y ancho de Francia. Uno de ellos es la Association des Parents Gais et Lesbiens, cuya página aporta información interesante.  Y Act Up es un referente por lo que se refiere a la lucha contra el VIH/sida (por cierto, legalmente los homosexuales continuan siendo discriminados a la hora de donar sangre en Francia). Por lo que se refiere al turismo LGTB, no encontrarás dificultades para encontrar en internet abundante información. Puedes hacerlo a partir de gayguide.net, pero hay muchos otros recursos.

Y la canción representante de Francia en Eurovisión es…

“Et S’il Fallait Le Faire”, interpretada por Patricia Kaas.

Un año más mi adorada Francia con una canción bellísima ¿es Francia el único país que aún no ha perdido el espíritu inicial del Festival? Un verdadero homenaje a la chanson française. A ver cuando aprendemos y mandamos a una coplera. La mejor letra (no deja de ser un “Ne me quitte pas” redux, pero con amenaza de suicidio): “jusqu’a n’ être plus rien que l’ombre de tes nuits, jusqu’à n’être plus rien qu’une ombre qui te suit”. Rondará el cero.

Flick / elputojacktwist

Veces compartido
Comentarios
  1. Lady Eleanore Walpole-Wilson
  2. Crasamet

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

XHTML: Puedes usar las siguientes etiquetas para enfatizar texto o enlazar páginas: <em>Para texto en cursiva</em>, <strong>para texto en negrita </strong>, <a href="http://www.google.es" title="Un buscador"> Google<a> para enlazar páginas web, <del>para mostrar texto tachado</del>, <blockquote> para citar textos largos de varios párrafos</blockquote> y <q>para citar textos cortos de un solo párrafo</q>

Dosmanzanas quiere darte las gracias por dejar tu comentario en esta entrada, pero debe recordarte que la educación es la base fundamental para poder participar. No admitiremos los comentarios fuera de tono, con insultos o incitación a la violencia, o cuya finalidad sea provocar y distorsionar intencionadamente los debates. Dosmanzanas se reserva el derecho de borrar inmediatamente el comentario sin necesidad de notificarlo a su autor.

Veces compartido