"Si se suman dos manzanas, pues dan dos manzanas. Y si se suman una manzana y una pera, nunca pueden dar dos manzanas, porque es que son componentes distintos. Hombre y mujer es una cosa, que es el matrimonio, y dos hombres o dos mujeres serán otra cosa distinta" - Ana Botella

La nueva legislación británica facilita la gestación subrogada a las parejas gays y heterosexuales no casadas

A partir del 6 de abril, las parejas gays británicas quedaran equiparadas a las parejas heterosexuales casadas por lo que a gestación subrogada (vientre de alquiler) se refiere. A partir de ese día, dos hombres que hayan sido padres mediante este procedimiento podrán ser reconocidos como tales desde el primer momento, sin necesidad de que uno de ellos (el padre no biológico) deba completar el proceso de adopción de su hijo.

El Reino Unido permitía ya recurrir al procedimiento de gestación subrogada, aunque lo hace sólo bajo ciertas condiciones, más restrictivas que las vigentes en otros lugares: no debe mediar interés económico, y no es posible firmar un contrato previo que garantice la paternidad. El hombre solicitante (o uno de los dos hombres solicitantes, en el caso de las parejas gays) debe ser el padre biológico, y no sólo la mujer gestante, sino su marido, deben acceder. El procedimiento exige además la autorización de un juzgado de familia que vigile que los padres son aptos.

Hasta ahora, sin embargo, la ley trataba desigualmente a los padres gays, a los que no se permitía inscribirse a la vez como padres desde el primer momento, obligando al padre no biológico a completar un proceso de adopción. Una exigencia que ahora desaparece. El cambio también beneficia a las parejas heterosexuales no casadas (que ven sus derechos igualados a los de los matrimonios) pero no a los hombres solteros, que no podrán optar en cualquier caso al procedimiento.

En España, la gestación subrograda está prohibida por ley, aunque cada vez más personas (solteras o en pareja) recurren a ella allí donde dicho procedimiento es legal, como por ejemplo en California, donde los niños concebidos por este procedimiento son registrados desde el primer momento como hijos de ambos padres sin problema alguno. Posteriormente, las autoridades españolas deben convalidar la inscripción registral. Curiosamente, mientras han sido mujeres o parejas heterosexuales las que han recurrido a este procedimiento, España ha hecho «la vista gorda», pero ahora que parejas gays hacen también uso del mismo, las autoridades comienzan a poner problemas, como ha sucedido recientemente con un matrimonio gay de Valencia.

Veces compartido
Comentarios
  1. Neurófilo

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

XHTML: Puedes usar las siguientes etiquetas para enfatizar texto o enlazar páginas: <em>Para texto en cursiva</em>, <strong>para texto en negrita </strong>, <a href="http://www.google.es" title="Un buscador"> Google<a> para enlazar páginas web, <del>para mostrar texto tachado</del>, <blockquote> para citar textos largos de varios párrafos</blockquote> y <q>para citar textos cortos de un solo párrafo</q>

Dosmanzanas quiere darte las gracias por dejar tu comentario en esta entrada, pero debe recordarte que la educación es la base fundamental para poder participar. No admitiremos los comentarios fuera de tono, con insultos o incitación a la violencia, o cuya finalidad sea provocar y distorsionar intencionadamente los debates. Dosmanzanas se reserva el derecho de borrar inmediatamente el comentario sin necesidad de notificarlo a su autor.

Veces compartido