"Si se suman dos manzanas, pues dan dos manzanas. Y si se suman una manzana y una pera, nunca pueden dar dos manzanas, porque es que son componentes distintos. Hombre y mujer es una cosa, que es el matrimonio, y dos hombres o dos mujeres serán otra cosa distinta" - Ana Botella

Jacobo Piñeiro pide «perdón» al final de un juicio en el que las forenses han desmontado punto por punto su versión

Jacobo Piñeiro, auto confeso de la muerte de Isaac Pérez y Julio Anderson, dos muchachos gays, ha «pedido perdón» este miércoles en la última sesión del juicio que se sigue contra él en la sección quinta de la Audiencia Provincial de Pontevedra (con sede en Vigo) y ha argumentado que actuó estando «muy asustado». Algo que parecen contradecir las forenses, para las cuales el crimen fue cometido de forma planificada.

Piñeiro ha hecho uso de su derecho a la última palabra para reiterar que acuchilló a Isaac Pérez y a Julio Anderson «por miedo». Además, pidió «perdón» a su familia y a Marta Pérez, la madre de Isaac, aunque reconoció que «eso no soluciona nada».

Mientras que la Fiscalía y la acusación particular mantuvieron sus conclusiones y advirtieron de lo falso de la versión del acusado, su abogado defensor ha pedido al jurado que valore el hecho de que Jacobo no huyó cuando quedó en libertad y que se ha vuelto a sentar en el banquillo para «asumir su responsabilidad». También ha hecho referencia a un supuesto «juicio paralelo» al que habría sido sometido su cliente, alegando además que ya ha pasado cuatro años en prisión.

Las forenses lo tienen claro

La declaración de las dos forenses que realizaron las autopsias desbarató la versión de Piñeiro, articulada a partir de un supuesto enfrentamiento con Julio en el que asegura además haberse cortado la mano al intentar arrebatarle el cuchillo con el que le amenazaba. Las especialistas consideran que, dados el ensañamiento y  la fuerza con los que Piñeiro asestó las 57 puñaladas, es más probable que las lesiones se las produjera al final, al cortarse intentando sacar el arma de los cuerpos.

Las forenses descartaron que el asesino se dejara llevar por la ofuscación, dado que la secuencia del desarrollo de los crímenes evidencia que siguió una conducta «elaborada, planificada, y con un fin». También desmontaron la eximente de haber actuado bajo los efectos de la cocaína y el alcohol al constatar que la muerte se produjo entre las cuatro y cinco de la madrugada, la misma hora en que los vecinos aseguran haber escuchado los golpes, ya que según la propia versión del acusado dejó de beber y drogarse a las doce de la noche.

Las médicos no descartaron que Piñeiro atacara por sorpresa a Julio, cuyo cuerpo no presentaba heridas defensivas. Según explicaron al jurado, el acusado infligió las heridas en varios momentos diferentes y con dos cuchillos distintos (uno de al menos 7 centímetros de ancho, con el que asestó 22 puñaladas a Julio, y otro de 13 centímetros de longitud y dos de ancho, que usó para dar 35 cuchilladas a Isaac), propiciando a las víctimas una agonía de hasta 15 minutos. Arrastró el cuerpo de Julio desde su dormitorio (donde se produjo la primer agresión) al salón, acuchilló a Isaac en su dormitorio (no hay pruebas de que éste saliera de él); se duchó, metió varias cosas en una maleta y prendió cinco focos de fuego, dos de ellos en los cadáveres, antes de abandonar el piso.

Comentarios
  1. chiquitin
  2. Juan C.
  3. Inés
  4. Oli
  5. Inés
  6. Alber
  7. contradictorio
  8. Anxo
  9. Inés
  10. Anxo
  11. Andres

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

XHTML: Puedes usar las siguientes etiquetas para enfatizar texto o enlazar páginas: <em>Para texto en cursiva</em>, <strong>para texto en negrita </strong>, <a href="http://www.google.es" title="Un buscador"> Google<a> para enlazar páginas web, <del>para mostrar texto tachado</del>, <blockquote> para citar textos largos de varios párrafos</blockquote> y <q>para citar textos cortos de un solo párrafo</q>

Dosmanzanas quiere darte las gracias por dejar tu comentario en esta entrada, pero debe recordarte que la educación es la base fundamental para poder participar. No admitiremos los comentarios fuera de tono, con insultos o incitación a la violencia, o cuya finalidad sea provocar y distorsionar intencionadamente los debates. Dosmanzanas se reserva el derecho de borrar inmediatamente el comentario sin necesidad de notificarlo a su autor.