"Si se suman dos manzanas, pues dan dos manzanas. Y si se suman una manzana y una pera, nunca pueden dar dos manzanas, porque es que son componentes distintos. Hombre y mujer es una cosa, que es el matrimonio, y dos hombres o dos mujeres serán otra cosa distinta" - Ana Botella

Vuelve Poison para repartir la comunión a los feligreses de Street Fighter

Videojuegos, televisión y música

Poison, la mujer transexual más famosa de los videojuegos, regresa del olvido para formar parte del elenco de Street Fighter X Tekken, uno de los crossovers de lucha entre franquicias más esperados de los últimos años.

Corrían los años noventa cuando jugamos por primera vez una partida del mítico “Final Fight”, ese beat’em up en el que avanzábamos por Metro City para rescatar a Jessica, la hija del alcalde, abriéndonos paso a mamporros. Pudimos entonces recorrer sus calles en el papel de Guy, Cody o el musclebear Haggar, enfrentándonos a los integrantes de la mafia responsable del secuestro. Y entre los miembros del crimen organizado se encontraba Poison, vestida con la polémica desde sus inicios.

Dado que fue considerado de mal gusto el que los protagonistas del juego pegasen a una mujer (y para evitar posibles demandas), los desarrolladores decidieron convertir a Poison en una mujer transexual, ya que eso “sí era justificable”. Sin embargo, cuando el juego cruzó la frontera nipona rumbo a Estados Unidos y Europa, tuvieron que dar un paso más allá: eliminaron directamente a Poison y la sustituyeron por Billy y Sid, dos punkies a los que era incluso más “políticamente correcto” ablandar a golpes.

De cara a la publicación de Street Fighter X Tekken, Capcom Japón (el estudio desarrollador tanto de la franquicia Street Fighter, como de la saga Final Fight) decidieron comunicar que Poison reunió el dinero necesario para la operación de reasignación de sexo y dejó de lado su pasado criminal, para transformarse en la representante de su compañero y amigo Hugo.

El juego que nos ocupa supone el encuentro de dos de las sagas más queridas –y a la vez enfrentadas– de la historia de los videojuegos. Y es que, aunque Street Fighter cuenta con 25 años a sus espaldas, Tekken llegó hace sólo 18 años pisando fuerte, como máximo exponente de los entornos 3D en los juegos de lucha. Así se formaron dos frentes: los que defendían el arcade clásico, con personajes carismáticos y conocidos por todos, contra los defensores de la espectacularidad del 3D y de la libertad de movimiento.

A nivel gráfico, Street Fighter X Tekken es idéntico a Street Fighter IV, y su metodología de juego es también la misma de cualquier juego de lucha, aunque nos propone un sistema de gemas a modo de mejora. Estas gemas se activan al ejecutar una serie de ataques, bloqueos o recibir determinados golpes, y nos permiten ser más rápidos, fuertes o resistentes en la batalla.

Por fin podremos comprobar de primera mano quien es más poderoso: si Ryu o Kazuya Mishima…, aunque nuestra favorita será siempre Poison; no sólo porque su reaparición en el mundo de los videojuegos representa un avance, una cierta evangelización LGTB a base de hostias, sino porque también es uno de los personajes más equilibrados del juego: tan rápida y ágil, como fuerte y poderosa. A fin de cuentas, es una mujer de los tacones a la cabeza, y viene curtida por los dimes y diretes de unos desarrolladores que, al parecer, por fin comienza a entender.

Comentarios
  1. Gherrilheira
  2. .teri
  3. Quique Jay

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

XHTML: Puedes usar las siguientes etiquetas para enfatizar texto o enlazar páginas: <em>Para texto en cursiva</em>, <strong>para texto en negrita </strong>, <a href="http://www.google.es" title="Un buscador"> Google<a> para enlazar páginas web, <del>para mostrar texto tachado</del>, <blockquote> para citar textos largos de varios párrafos</blockquote> y <q>para citar textos cortos de un solo párrafo</q>

Dosmanzanas quiere darte las gracias por dejar tu comentario en esta entrada, pero debe recordarte que la educación es la base fundamental para poder participar. No admitiremos los comentarios fuera de tono, con insultos o incitación a la violencia, o cuya finalidad sea provocar y distorsionar intencionadamente los debates. Dosmanzanas se reserva el derecho de borrar inmediatamente el comentario sin necesidad de notificarlo a su autor.