"Si se suman dos manzanas, pues dan dos manzanas. Y si se suman una manzana y una pera, nunca pueden dar dos manzanas, porque es que son componentes distintos. Hombre y mujer es una cosa, que es el matrimonio, y dos hombres o dos mujeres serán otra cosa distinta" - Ana Botella

La Policía húngara prohíbe de nuevo la celebración del Orgullo LGTB de Budapest

La Policía húngara ha prohibido, por segundo año consecutivo, la celebración del Orgullo LGTB de Budapest. En 2011 la prohibición fue levantada por los tribunales húngaros y finalmente pudo celebrarse, aunque los asistentes sufrieron el acoso de contramanifestantes de la extrema derecha.

La marcha del Orgullo LGTB de Budapest 2012 había sido anunciada para el próximo 7 de julio, pero la Policía no ha concedido el permiso utilizando exactamente los mismos argumentos que el año pasado: la alteración del tráfico rodado. Y también igual que el año pasado activistas LGTB de Rainbow Mission Foundation (SZMA) y de la Unión de Libertades Civiles de Hungría (TASZ) han recurrido ya la prohibición.

Las dificultades que los organizadores del Orgullo de Budapest están encontrando suponen otra muestra de la deriva autoritaria que experimenta Hungría desde la arrolladora victoria de las fuerzas de derecha hace ahora dos años. Una deriva que no se limita exclusivamente al ámbito de los derechos LGTB, pero que los afecta de lleno. Quizá el ejemplo más simbólico fue la aprobación, hace ahora un año, de una nueva Constitución que entre otras medidas “protege” explícitamente al matrimonio que se celebra “entre un hombre y una mujer”, excluyendo otras posibilidades. La nueva Constitución fue aprobada en solitario por el Fidesz (derecha conservadora), que obtuvo el 52’7% de los votos y dispone de más de dos tercios de los escaños. El otro gran ganador de las elecciones fue el Jobbik, un partido de extrema derecha abiertamente homófobo que con el 16’7% de los votos quedó en tercer lugar, a no demasiada distancia de los socialistas (que se hundieron hasta el 19’3%).

La prohibición constitucional del matrimonio igualitario parecería una especificación innecesaria, dado que de todas formas Hungría no permite el matrimonio entre personas del mismo sexo, pero tiene un indudable valor simbólico. Hungría sí dispone de una ley de uniones civiles que fue aprobada antes de las elecciones por los socialistas (y los minoritarios liberales), y que tiene además el aval del propio Tribunal Constitucional húngaro.

Podéis acceder a más información sobre el Orgullo de Budapest 2012 en su página oficial. Os dejamos ahora con un simpático vídeo elaborado por activistas LGTB en contra de la prohibición:

Veces compartido

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

XHTML: Puedes usar las siguientes etiquetas para enfatizar texto o enlazar páginas: <em>Para texto en cursiva</em>, <strong>para texto en negrita </strong>, <a href="http://www.google.es" title="Un buscador"> Google<a> para enlazar páginas web, <del>para mostrar texto tachado</del>, <blockquote> para citar textos largos de varios párrafos</blockquote> y <q>para citar textos cortos de un solo párrafo</q>

Dosmanzanas quiere darte las gracias por dejar tu comentario en esta entrada, pero debe recordarte que la educación es la base fundamental para poder participar. No admitiremos los comentarios fuera de tono, con insultos o incitación a la violencia, o cuya finalidad sea provocar y distorsionar intencionadamente los debates. Dosmanzanas se reserva el derecho de borrar inmediatamente el comentario sin necesidad de notificarlo a su autor.

Veces compartido