"Si se suman dos manzanas, pues dan dos manzanas. Y si se suman una manzana y una pera, nunca pueden dar dos manzanas, porque es que son componentes distintos. Hombre y mujer es una cosa, que es el matrimonio, y dos hombres o dos mujeres serán otra cosa distinta" - Ana Botella

Malawi suspende la aplicación de las leyes que persiguen la homosexualidad

El Gobierno de Malawi ha decretado una moratoria en la aplicación de las leyes que persiguen la homosexualidad en el país. Una excelente noticia que llega tan solo un mes después de que la presidenta del país, Joyce Banda, se viera forzada a dar marcha atrás en su intención de derogar estas leyes infames, debido a la opinión contraria de la población.

Según ha anunciado el ministro de Justicia y Fiscal General de Malawi, Ralph Kasambara, el Gobierno de este pequeño estado africano ha decretado las suspensión inmediata de la aplicación de las leyes que persiguen la homosexualidad, vigentes desde la época colonial británica, y ha ordenado a la Policía que no detenga o persiga a nadie en base a dichas leyes. El ministro Kasambara ha explicado que con esta decisión el Gobierno quiere evitar que se detenga a nadie mientras el Parlamento se toma su tiempo para discutir si mantiene o no la legislación homófoba en los códigos del país. «Para el Gobierno sería vergonzoso que se siguiera deteniendo y procesando a alguien en aplicación de estas leyes y que después estas mismas leyes fuesen declaradas anticonstitucionales. Es preferible un criminal libre que un inocente en la cárcel«, ha declarado.

Una situación en evolución

Actualmente en Malawi la homosexualidad es un delito penado con hasta 14 años de cárcel en virtud de los artículos 153 y 156 del Código Penal. Sin embargo, la llegada en abril a la presidencia de Joyce Banda había despertado grandes esperanzas de acabar con esta situación. Banda se comprometió desde su primer debate sobre el estado de la nación a hacer efectivo lo que ya había adelantado en diciembre pasado el entonces ministro de Justicia, Ephraim Chiume, que incluyo las leyes que persiguen la homosexualidad en la lista de leyes que su país tenía previsto revisar de acuerdo al estado de la “opinión pública”. Hace poco más de un mes, sin embargo, Banda reconocía que el estado de opinión del país no es favorable a esta derogación. “Los malauíes no están ahora mismo preparados para enfrentarse a eso”, se justificó. Todo indica que el Gobierno, ante la dificultad que supone la derogación parlamentaria de estas leyes, ha decidido hacer uso de sus prerrogativas y suspender su aplicación en espera de un escenario más favorable.

Recordamos que Malawi estuvo en la primera plana de la actualidad LGTB internacional en 2010 debido al humillante juicio a Steven Monjenza y Tiwonge Chimbalanga, una pareja que fue acusada de actos “contra natura e indecencia grave”. Una historia que en su momento seguimos con detalle y que acabó con la concesión del perdón por parte del anterior presidente tras una fuerte presión internacional, si bien la pareja no soportó la presión y acabo rompiendo su relación. Meses después, el pequeño país africano incluso endureció su legislación homófoba para castigar la homosexualidad femenina, que hasta entonces no era considerada delito. Desde entonces la comunidad internacional ha multiplicado los llamamientos para que Malawi rectifique su actitud.

Lucha a la homofobia en África

Malawi no es, de hecho, el único país africano donde los estados occidentales intentan así contrastar la creciente ola de homofobia que recorre África. El gobierno de Reino Unido anunció a finales de 2011 la retirada de la ayuda económica a aquellos países que mantengan políticas de carácter homófobo, y la secretaria de Estado de Estados Unidos Hillary Clinton, pronunció poco después un histórico discurso ante Naciones Unidas en el que afirmó que su país redoblaría los esfuerzos para luchar contra la persecución y la discriminación de las personas por su orientación sexual o su identidad de género en cualquier lugar del mundo.

Se trata, sin embargo, de una batalla que todavía está lejos de ser ganada. Hace unos días contábamos como la presidenta del Parlamento de Uganda, Rebecca Kadaga, rechazaba las críticas del ministro de Exteriores de Canadá por el trato que reciben las personas LGTB en Uganda y reivindicaba orgullosa la soberanía de su país para perseguir la homosexualidad.

Veces compartido

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

XHTML: Puedes usar las siguientes etiquetas para enfatizar texto o enlazar páginas: <em>Para texto en cursiva</em>, <strong>para texto en negrita </strong>, <a href="http://www.google.es" title="Un buscador"> Google<a> para enlazar páginas web, <del>para mostrar texto tachado</del>, <blockquote> para citar textos largos de varios párrafos</blockquote> y <q>para citar textos cortos de un solo párrafo</q>

Dosmanzanas quiere darte las gracias por dejar tu comentario en esta entrada, pero debe recordarte que la educación es la base fundamental para poder participar. No admitiremos los comentarios fuera de tono, con insultos o incitación a la violencia, o cuya finalidad sea provocar y distorsionar intencionadamente los debates. Dosmanzanas se reserva el derecho de borrar inmediatamente el comentario sin necesidad de notificarlo a su autor.

Veces compartido