"Si se suman dos manzanas, pues dan dos manzanas. Y si se suman una manzana y una pera, nunca pueden dar dos manzanas, porque es que son componentes distintos. Hombre y mujer es una cosa, que es el matrimonio, y dos hombres o dos mujeres serán otra cosa distinta" - Ana Botella

Giro conservador de Mario Monti, que se pronuncia en contra del matrimonio igualitario

En lo que parece un claro intento de reconciliarse con la jerarquía católica tras su tímido acercamiento a la cuestión de los derechos LGTB, el primer ministro italiano Mario Monti ha precisado su posición contraria al matrimonio igualitario, asegurando que para él la familia está formada por un hombre y una mujer. El giro de Monti se producía el mismo día en el que el empresario Alessio De Giorgi, unos de los dos candidatos LGTB presentes en sus listas, renunciaba a su candidatura al Senado tras ser objeto de una campaña mediática de desprestigio.

El primer ministro saliente y líder de la coalición de centro “Juntos con Monti. Por Italia”, Mario Monti, afirmaba estar en contra del matrimonio igualitario y de la adopción homoparental en una entrevista concedida al canal Sky Tg24, en la que Monti sostenía que “la familia está fundada sobre el matrimonio” heterosexual. El político italiano parecía también referirse, aunque sin citarla, a la polémica desatada por la histórica sentencia de la Corte Suprema de Casación que hace unos días fallaba a favor del derecho de las parejas del mismo sexo a criar hijos, al subrayar que considera necesario  “que los hijos crezcan con un padre y una madre” (la sentencia calificaba, recordamos, de “mero prejuicio” afirmar que pueda ser perjudicial para el desarrollo equilibrado de un niño ser criado por una familia homoparental). Il Professore concluía destacando que hay “pluralidad de opiniones” en su movimiento político acerca de los derechos LGTB y asegurando que “el Parlamento puede encontrar soluciones convincentes para tutelar otras formas de uniones y convivencia“.

Como cabía esperar, estas declaraciones han desatado una ola de reacciones y criticas. Las principales asociaciones de defensa de los derechos LGTB italianas han cargado con dureza contra Monti reprochándole su sujeción al Vaticano, animándole a aclarar qué es lo que entiende exactamente cuando habla de “soluciones convincentes” y preguntándole si es que acaso solo es “europeo” en lo económico. La posición de Monti, por otra parte, confluye con la que en realidad sostiene el Partido Democrático (PD) y otras fuerzas políticas dispuestas solo a concesiones mínimas en materia LGTB.

Monti y los derechos LGTB

Pese a que el programa de la coalición de centro, la denominada “agenda Monti”, ignora por completo los derechos civiles, a comienzos de enero Mario Monti afirmaba en otra entrevista de la que nos hicimos eco que el reconocimiento de las parejas del mismo sexo era un tema “importantísimo”, aunque evitaba hacer propuestas concretas. Monti opinó entonces que se trata de un tema “menos urgente” que las reformas económicas, e indicó que en caso de victoria su Gobierno se centraría en las cuestiones económicas y dejaría al Parlamento decidir sobre el tema. Pocos días después Mario Monti sorprendía incluyendo en sus listas a dos candidatos abiertamente gays, el empresario Alessio de Giorgi y el hasta entonces político del PD Giuliano Gasparotti.

Una evolución que, aunque tímida, parece haber desatado el malestar de la jerarquía vaticana hasta el punto de hacerle perder a Monti el estatus de “predilecto” del que gozaba, al menos hasta hace unos meses. El vaticanista de L’Espresso, Sandro Magister, de hecho, ha afirmado esta semana que “la iglesia ya no confía en Monti” porque teme que este acabe dando su apoyo a las que el periodista católico califica como “leyes hostiles”. Mientras tanto Avvenire, el diario propiedad de la Conferencia Episcopal Italiana, ha alabado las palabras de Monti. “Cuando un político importante como Mario Monti dice que el matrimonio es ‘entre un hombre y una mujer’ dice una cosa clara y, en nuestra opinión, justa”, expresa este mismo viernes el periódico de los obispos italianos.

Alessio De Giorgi retira su candidatura

Como colofón a la polémica, el empresario abiertamente gay Alessio De Giorgi decidía retirarse de la carrera electoral tras ser objeto de una campaña de desprestigio por parte de la derecha mediática italiana. Libero, en particular (el mismo periódico que el año pasado logró que la televisión italiana dejara de itir la serie española Física o Química, a la que tachó de reflejo de “la España de Zapatero”), ha dedicado a De Giorgi una serie de artículos críticos relacionados con su actividad empresarial. El exaspirante a senador ha denunciado ser víctima de una “campaña denigratoria”, aunque ha aclarado que a pesar de las últimas declaraciones de Monti él seguirá apoyando a la lista de centro.

Veces compartido
Comentarios
  1. Oscar
  2. Bravo
  3. odin
  4. hojju
  5. hojju
  6. Quique
  7. JL

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

XHTML: Puedes usar las siguientes etiquetas para enfatizar texto o enlazar páginas: <em>Para texto en cursiva</em>, <strong>para texto en negrita </strong>, <a href="http://www.google.es" title="Un buscador"> Google<a> para enlazar páginas web, <del>para mostrar texto tachado</del>, <blockquote> para citar textos largos de varios párrafos</blockquote> y <q>para citar textos cortos de un solo párrafo</q>

Dosmanzanas quiere darte las gracias por dejar tu comentario en esta entrada, pero debe recordarte que la educación es la base fundamental para poder participar. No admitiremos los comentarios fuera de tono, con insultos o incitación a la violencia, o cuya finalidad sea provocar y distorsionar intencionadamente los debates. Dosmanzanas se reserva el derecho de borrar inmediatamente el comentario sin necesidad de notificarlo a su autor.

Veces compartido