"Si se suman dos manzanas, pues dan dos manzanas. Y si se suman una manzana y una pera, nunca pueden dar dos manzanas, porque es que son componentes distintos. Hombre y mujer es una cosa, que es el matrimonio, y dos hombres o dos mujeres serán otra cosa distinta" - Ana Botella

Colorado: una pastelería se niega a servir para celebraciones de parejas del mismo sexo, pero sí para festejar bodas entre perros

Una pareja de lesbianas quiso celebrar su unión civil en el estado de Colorado, y acudió a una conocida pastelería a encargar los dulces para la fiesta. Los responsables del establecimiento se negaron a servirles, aduciendo que la política de la empresa, basada en sus creencias religiosas, les impide atender a las parejas del mismo sexo. Sin embargo, la misma empresa no puso impedimento alguno en servir dulces para una boda canina.

El 1 de mayo entró en vigor la ley de uniones civiles en el estado de Colorado. Desde esa fecha han proliferado las celebraciones de este tipo de uniones entre parejas del mismo sexo, entre ellas la del speaker de la Cámara de Representantes, Mark Ferrandino. También era el caso de Stephanie Schmalz y su pareja Jeanine, que querían festejar junto a amigos y familiares su reciente unión. En el banquete querían servir algunos pasteles, y se dirigieron a Masterpiece Cakeshop, en la localidad de Lakewood. Tras tratar con la dependienta el precio de un pedido de gran magnitud, esta se interesó por el tipo de festejo que celebraban. Al saber que era la unión de ambas, les comunicó que la empresa tenía una estricta política de no servir para celebraciones de parejas del mismo sexo, en base a sus creencias religiosas.

Stephanie entonces quiso hacer una pequeña prueba, para calibrar la magnitud de la homofobia de los responsables del establecimiento. Habló por teléfono directamente con el dueño de la empresa, Jack Phillips, y encargó una variedad de dulces para veinte invitados a la celebración de la boda de dos perros, “Roscoe” y “Buffy”. Sin problema alguno, Phillips procedió a tomar nota del pedido, comprometiéndose a elaborar el encargo a la mayor brevedad posible. Stephanie, por supuesto, presentó la correspondiente queja contra el establecimiento ante notario público.

No es la primera vez que Jack Phillips actúa de esta manera. A Katie Allen y Allison Sandlin les contestó que no servía a parejas del mismo sexo “igual que no hacía tartas para pedófilos”. De igual manera trató a Dave Mullins y Charlie Craig, pero ambos acudieron al Departamento de Derechos Civiles de Colorado a exponer su caso, y tras una investigación el organismo encontró que, efectivamente, se habían vulnerado sus derechos. Las leyes de Colorado prohíben la denegación de servicios basada en la orientación sexual de los clientes. Tan solo están exentas las confesiones religiosas en lo que respecta a sus ceremonias. Pero una pastelería no es una iglesia. Por ello, el Departamento de Derechos Civiles interpuso la correspondiente denuncia ante la fiscalía, y Jack Phillips ya ha sido citado para el juicio que se celebrará el próximo mes de septiembre.

Veces compartido
Comentarios
  1. Jose
  2. Jónsson
  3. noctua

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

XHTML: Puedes usar las siguientes etiquetas para enfatizar texto o enlazar páginas: <em>Para texto en cursiva</em>, <strong>para texto en negrita </strong>, <a href="http://www.google.es" title="Un buscador"> Google<a> para enlazar páginas web, <del>para mostrar texto tachado</del>, <blockquote> para citar textos largos de varios párrafos</blockquote> y <q>para citar textos cortos de un solo párrafo</q>

Dosmanzanas quiere darte las gracias por dejar tu comentario en esta entrada, pero debe recordarte que la educación es la base fundamental para poder participar. No admitiremos los comentarios fuera de tono, con insultos o incitación a la violencia, o cuya finalidad sea provocar y distorsionar intencionadamente los debates. Dosmanzanas se reserva el derecho de borrar inmediatamente el comentario sin necesidad de notificarlo a su autor.

Veces compartido