"Si se suman dos manzanas, pues dan dos manzanas. Y si se suman una manzana y una pera, nunca pueden dar dos manzanas, porque es que son componentes distintos. Hombre y mujer es una cosa, que es el matrimonio, y dos hombres o dos mujeres serán otra cosa distinta" - Ana Botella

Muere un empresario gay tras ser objeto, según testigos presenciales, de violencia policial por parte de los Mossos d’Esquadra

Juan Andrés Benítez, empresario gay de 50 años, murió en la madrugada del pasado domingo tras ser reducido por un grupo de Mossos d’Esquadra en el barrio del Raval de Barcelona. Según un vecino, que presenció lo sucedido desde un balcón, los agentes de la policía autonómica catalana le propinaron una brutal paliza tras la cual Benítez quedó inconsciente. No es, de hecho, el único testigo que asegura que Benítez sufrió una violencia desproporcionada. Los sindicatos policiales han salido en defensa de los agentes implicados e incluso desde uno de ellos se asegura que dos de los policías se encuentran «en tratamiento con fármacos retrovirales” debido a lo sucedido. Una afirmación que, más allá de la gravedad los hechos, desprende por sí sola un preocupante tufo a homofobia y desprecio a las personas que viven con VIH.

Produce escalofríos escuchar el testimonio de Edi Emilov, que fue testigo de lo sucedido desde un balcón (puedes hacerlo aquí, en un audio de la Agència Catalana de Notícies de poco más de cinco minutos, que recomendamos escuchar). Edimov cuenta como Benítez se enzarzó en una discusión con los ocupantes de un coche, una mujer y un hombre a los que parecía conocer, y llegó a las manos con este último. Poco a poco se fueron tranquilizando, sin embargo. Varios testigos habían avisado ya a los mossos, que hicieron acto de presencia cuando el enfrentamiento ya se había enfriado. Fue cuando los mossos interpelaban a los implicados y Juan Andrés Benítez hizo ademán de intentar alejarse cuando una agente le golpeó, iniciándose entonces (siempre según la versión de este testigo) la brutal agresión por parte «de unos ocho» mossos a Benítez, que no podía hacer otra cosa que gritar ante la paliza de la que estaba siendo objeto. Ya reducido y con el rostro ensangrentado, los agentes cargaron a Benítez en un vehículo policial como si de un peso muerto se tratase, siendo entonces cuando notaron que estaba inconsciente. Benítez habría sufrido allí mismo una primera parada cardiaca, que la asistencia sanitaria pudo revertir, pero acabó falleciendo tras ser trasladado al Hospital Clínic de Barcelona.

Según cuenta La Directa, Juan Andrés Benítez, andaluz de origen, estaba afincado en Barcelona desde hacía quince años. Era propietario de dos tiendas de ropa en el Gaixample barcelonés (Mi Tropa y American Men) y formaba parte de la Asociación Catalana de Empresas para Gays y Lesbianas (ACEGAL). Según aseguran sus amigos, hacía poco que se había trasladado su residencia al barrio del Raval, tras sufrir una depresión. “Haré toda la presión necesaria para que se sepa la verdad”, ha afirmado el presidente de ACEGAL, Joan Igual. «Las declaraciones de todas las partes están claras, y el testimonio de los vecinos es muy bestia”, ha añadido.

Sindicato policial insinúa que Benítez era seropositivo

Si preocupantes son las circunstancias en las que se produjo la muerte del empresario, no menos preocupante resulta el tono de la nota hecha pública por el Sindicat de Policies de Catalunya, que ha ofrecido «todo su apoyo» a los agentes implicados. Según este sindicato, fue preciso reducir a Benítez al oponerse este con «gran resistencia» a su detención, añadiendo además que «a consecuencia de las agresiones sufridas durante la detención, dos agentes se encuentran actualmente en tratamiento con fármacos antirretrovirales, que tendrán que mantener durante un año». Eso sí, la nota del sindicato policial finaliza lamentando la muerte «de esta persona».

Desde los colectivos LGTB catalanes, además de pedirse que se aclaren las circunstancias de la muerte de Benítez, se condena la conducta del sindicato policial. «Estamos indignados», afirma Quim Roqueta, presidente de Gais Positius. «Cada minuto que pasa surgen nuevos datos escalofriantes sobre esta caso: no solo violencia desmesurada, también homofobia y serofobia», ha declarado. Ferran Pujol, de Projecte dels NOMS, ha recordado que desvelar el estado serológico de una persona atenta contra su derecho a la confidencialidad. Varias entidades LGTB estudian de hecho personarse como acusación particular en la investigación abierta por el juzgado de instrucción número 20 de Barcelona.

También desde los partidos de izquierda se piden explicaciones de lo sucedido. ERC, PSC y la CUP reclamaron el martes que el departamento de Interior de la Generalitat esclarezca los hechos y Jaume Bosch, de ICV-EUiA, ha registrado ya una batería de preguntas al consejero, Ramon Espadaler.

Este terrible episodio se produce, no está de más recordarlo, pocas semanas después de que también en el barrio del Raval fuerzas policiales llevaran a cabo una redada contra locales de ambiente gay en la misma noche del 28 de junio, Día del Orgullo LGTB.

Veces compartido
Comentarios
  1. Nazareno
  2. .teri
  3. javii
  4. Ryszard
  5. NazarenoDM
  6. Ryszard
  7. NazarenoDM
  8. Alan
  9. Marco
  10. iñigo
  11. RDED
  12. javi
  13. alex
  14. javi
  15. clau
  16. Flick
  17. Facu
  18. Marco

Responder a clau Cancelar respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

XHTML: Puedes usar las siguientes etiquetas para enfatizar texto o enlazar páginas: <em>Para texto en cursiva</em>, <strong>para texto en negrita </strong>, <a href="http://www.google.es" title="Un buscador"> Google<a> para enlazar páginas web, <del>para mostrar texto tachado</del>, <blockquote> para citar textos largos de varios párrafos</blockquote> y <q>para citar textos cortos de un solo párrafo</q>

Dosmanzanas quiere darte las gracias por dejar tu comentario en esta entrada, pero debe recordarte que la educación es la base fundamental para poder participar. No admitiremos los comentarios fuera de tono, con insultos o incitación a la violencia, o cuya finalidad sea provocar y distorsionar intencionadamente los debates. Dosmanzanas se reserva el derecho de borrar inmediatamente el comentario sin necesidad de notificarlo a su autor.

Veces compartido