"Si se suman dos manzanas, pues dan dos manzanas. Y si se suman una manzana y una pera, nunca pueden dar dos manzanas, porque es que son componentes distintos. Hombre y mujer es una cosa, que es el matrimonio, y dos hombres o dos mujeres serán otra cosa distinta" - Ana Botella

Dos poetas

Desayuno en Urano

No hemos ocultado nunca en estos Desayunos lo mucho que nos gusta todo lo que escribe Iñaki Echarte Vidarte. Optimístico, su nuevo poemario en Baile del Sol, nos deja, como siempre, con ganas de más. Pero supongo que es una estrategia y que hace muy bien. Algunos poemas son tan escasos que solo tienen cuatro palabras, sin mayúsculas, sin signos de puntuación, pero dicen tanto con tan poco que un haiku parecería un soneto a su lado:

“reservo
los jueves
para
ti”

Sus mismas obsesiones de siempre: Madrid, que no es más que otro personaje omnipresente, que a veces es un monstruo y a veces un amigo, y el propio poeta, deambulando, buscando, siempre buscando, ¿amor? ¿****? (puesto que “amor no es una palabra que me guste pronunciar”). El metro, el autobús, el cercanías, los coches por la Gran Vía, el dolor por los escasos momentos felices, tan cortos, tan lejanos, la nostalgia anticipada por un futuro que aún no ha llegado pero que se teme, la rutina como tema para la poesía (¡qué difícil!) y la palabra precisa, la justa, la necesaria, el frágil equilibrio para no caer nunca en la ñonez de la poesía de adolescente enamorado que hace garabatos en el cuaderno, ni en la profundidad majestuosa y prepotente del poeta adulto.

“me duele verte
me duele dejar de verte”

_______________________________________

Eidilon I. Arcadia desolada, es también un poemario delicioso de Pedro Juan Gomila Martorell, poeta mallorquín, editado en La lucerna. Otro de esos poetas que se atreve a gritar lo que siente y a denunciar lo que odia.

“Todo el dolor del mundo
concentrado en una gota de odio puro:
muere tú el primero, macho alfa, …”

Y lo hace desde el nacimiento (“Nazco de tu vagina lata y dura”), pasando por una adolescencia hostil hasta que se atreve a gritar al mundo lo que es y lo que ama. Una denuncia en todo regla de la homofobia («¿Quién señala mi frente con la letra/color escarlata de la Diferencia«), un testimonio sobre el crecimiento personal que se deriva de aceptarse a sí mismo y un delicadísimo aroma kavafiano (se nota que sabe elegir las influencias: Cernuda, Pessoa y Kavafis, claro, pero también Julio Verne) que impregna sus versos tan perfectos, tan clásicos, tan elegantes como una escultura de Fidias.

“Sé que el tiempo borrará vuestras facciones,
mas seréis como fragancias mientras viva,
vosotros, amores, que aventasteis
las primeras ascuas de mis desvaríos”

Se agradece tremendamente que al final se incluyan unas notas sobre lo escrito, que a veces confirman lo sospechado y otras abren nuevos caminos a la interpretación, para volver a disfrutarlo más si cabe en una segunda lectura, que se emprende de inmediato.

Otros libros en Desayuno en Urano
elputojacktwist@gmail.com
Página de Facebook

Veces compartido

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

XHTML: Puedes usar las siguientes etiquetas para enfatizar texto o enlazar páginas: <em>Para texto en cursiva</em>, <strong>para texto en negrita </strong>, <a href="http://www.google.es" title="Un buscador"> Google<a> para enlazar páginas web, <del>para mostrar texto tachado</del>, <blockquote> para citar textos largos de varios párrafos</blockquote> y <q>para citar textos cortos de un solo párrafo</q>

Dosmanzanas quiere darte las gracias por dejar tu comentario en esta entrada, pero debe recordarte que la educación es la base fundamental para poder participar. No admitiremos los comentarios fuera de tono, con insultos o incitación a la violencia, o cuya finalidad sea provocar y distorsionar intencionadamente los debates. Dosmanzanas se reserva el derecho de borrar inmediatamente el comentario sin necesidad de notificarlo a su autor.

Veces compartido