"Si se suman dos manzanas, pues dan dos manzanas. Y si se suman una manzana y una pera, nunca pueden dar dos manzanas, porque es que son componentes distintos. Hombre y mujer es una cosa, que es el matrimonio, y dos hombres o dos mujeres serán otra cosa distinta" - Ana Botella

Una publicación que entrevistó a un profesor gay despedido, primer medio ruso sancionado por “propaganda homosexual”

Molodoi Dalnevostochnik es la primera publicación rusa sancionada por violar la ley contra la “propaganda homosexual”, debido a un reportaje en el que daba voz a Alexander Yermoshkin, un profesor de Geografía que fue despedido meses atrás por su orientación sexual. La afirmación por parte de Yermoshkin de que su propia existencia “es una prueba de que la homosexualidad es normal” ha sido al parecer definitiva para el fallo de culpabilidad, pues según el juez eso es tan “contrario a las leyes de la lógica” como creer que los asesinos en serie son normales.

La sentencia castiga al director de Molodoi Dalnevostochnik, Alexander Suturin, por esta entrevista realizada en septiembre de 2013, y que pocas semanas más tarde era objeto de denuncia. En ella, Alexander Yermoshkin contaba cómo fue despedido de su empleo como profesor de Geografía en cuanto entró en vigor la llamada ley contra la “propaganda homosexual”. En una carta firmada por 678 residentes de Jabárovsk, la localidad donde ejercía, se pedía su despido debido a su conocido activismo a favor de los derechos LGTB. Los firmantes decían pertenecer a un grupo denominado Movimiento Contra las Perversiones Sexuales, y argüían que Yermoshkin representaba una influencia negativa para sus alumnos, pues les mostraba que “las relaciones no tradicionales eran tan normales como las tradicionales”.

Yermoshkin denunciaba el ambiente enrarecido que se vivía en Jabárovsk desde que se conoció la tramitación del proyecto de ley homófobo a principios de 2013, llegando a ser atacado por grupos neonazis durante la celebración de actos del Orgullo. Tras la aprobación definitiva, el profesor afirmaba que las autoridades locales decidieron aplicar la ley de la manera más extensiva posible para demostrar su adhesión al gobierno de Moscú.

Ese parece ser también el caso de la sanción impuesta al director de Molodoi Dalnevostochnik, que no ha dudado de calificar el veredicto de “Policía de la moralidad en la sombra”. Alexander Suturin negó repetidamente en el juicio que la entrevista representara ningún tipo de “propaganda de relaciones no tradicionales”, sino un mero trabajo de investigación para mostrar la dificultad de ser homosexual en Rusia, citando las disposiciones constitucionales que prohíben la discriminación.

Suturin afirma que recurriría la sanción de 50.000 rublos (unos 1.060 euros, más del triple del salario medio mensual en la región) establecida en el fallo, por “quebrar los valores de la familia tradicional” y promover “la llamada tolerancia sin género ni fruto”.  Se trata de la primera sentencia en aplicación de las leyes homófobas rusas que afecta a un medio de comunicación, en este caso la publicación más antigua del Krai de Jabárovsk, región situada en el extremo oriental de Rusia.

Veces compartido

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

XHTML: Puedes usar las siguientes etiquetas para enfatizar texto o enlazar páginas: <em>Para texto en cursiva</em>, <strong>para texto en negrita </strong>, <a href="http://www.google.es" title="Un buscador"> Google<a> para enlazar páginas web, <del>para mostrar texto tachado</del>, <blockquote> para citar textos largos de varios párrafos</blockquote> y <q>para citar textos cortos de un solo párrafo</q>

Dosmanzanas quiere darte las gracias por dejar tu comentario en esta entrada, pero debe recordarte que la educación es la base fundamental para poder participar. No admitiremos los comentarios fuera de tono, con insultos o incitación a la violencia, o cuya finalidad sea provocar y distorsionar intencionadamente los debates. Dosmanzanas se reserva el derecho de borrar inmediatamente el comentario sin necesidad de notificarlo a su autor.

Veces compartido