"Si se suman dos manzanas, pues dan dos manzanas. Y si se suman una manzana y una pera, nunca pueden dar dos manzanas, porque es que son componentes distintos. Hombre y mujer es una cosa, que es el matrimonio, y dos hombres o dos mujeres serán otra cosa distinta" - Ana Botella

Pese a las llamadas al boicot de los homófobos, los rusos votaron a Conchita Wurst como la tercera mejor intérprete en Eurovisión

Mucho se ha escrito en solo dos días sobre la victoria de Conchita Wurst en Eurovisión, pero si un aspecto resulta destacado es la reacción de la clase política rusa, que ha considerado lo sucedido como una ofensa en toda regla a su país. “El resultado muestra a los partidarios de la integración europea cual es su futuro europeo: una mujer barbuda”, tuiteaba el viceprimer ministro ruso, Dmitri Rogozin. “Es el fin de Europa. Ya no tienen hombres ni mujeres. Tienen ‘eso'”, declaraba por su parte el líder ultranacionalista Vladimir Zhirinovski. “Hace cincuenta años el Ejército soviético ocupó Austria. Cometimos un error liberándola. Debimos habernos quedado”, añadía. No era el único signo de rabia. Una rabia que sin embargo no parecieron compartir los telespectadores rusos, para los cuales Wurst fue la tercera mejor artista. Y es que una mirada desprejuiciada a los resultados de Eurovisión aporta sorpresas.

El sistema de votación que siguen casi todos los países en Eurovisión es una combinación de dos resultados: el voto de los espectadores a través de teléfono móvil y mensajes de texto (el denominado “televoto”) y la valoración de un jurado. El jurado, que hacía años que había desaparecido del Festival de Eurovisión, fue reintroducido en 2009 para compensar el hecho de que los ciudadanos de un país votaran por simpatía a otro país de su órbita lingüística o cultural o que las minorías emigradas determinaran el voto (escandinavos votando a escandinavos, eslavos votando eslavos, Chipre dando sus 12 puntos a Grecia, España dando sus 12 puntos a Rumanía, etc.). Algo que supuestamente hacía “previsible” el voto y perjudicaba a los países más occidentales.

De una forma u otra, el estudio de los resultados de Eurovisión siempre ha resultado interesante desde un punto de vista geopolítico. En pocas ocasiones como esta es posible valorar “la simpatía” de unos países hacia otros o medir fenómenos específicos ligados a las particularidades de cada participante. Este año, además, la participación de Conchita Wurst y toda la polémica que había generado permitía valorar la mayor o menor aceptación de la diversidad sexual y de género. El hecho de que Wurst participara por Austria, un país que lleva años obteniendo malos resultados en Eurovisión y que habitualmente no recibe mucho voto por “simpatía”, ponía más en valor el resultado, sobre todo si era muy positivo.

Y así ha sido. Austria ha ganado Eurovisión, y con independencia de la calidad vocal de Wurst, su triunfo ha sido interpretado como un espaldarazo a la diversidad. El hecho de que obtuviera mejores resultados en el oeste de Europa (con un mayor grado de aceptación de la realidad LGTB) y peores en el este (donde la homofobia social y política es por lo general más intensa) parece confirmar esta idea. Podemos ver la representación gráfica en el siguiente mapa, en los que puede verse la diversa gradación entre el azul intenso (países que otorgaron a Austria la mayor puntuación) y el rojo intenso (países que no le dieron ningún punto):

El blog del Departamento de Política y Relaciones Internacionales de la Universidad de Reading, en el Reino Unido, se ha preocupado sin embargo de separar el voto popular del voto de los jurados, y la conclusión resulta cuanto menos interesante. Si se analiza como hubiera sido el resultado de Austria contando solo el voto popular, el mapa se homogeniza de forma significativa. Desaparece el rojo intenso: todos los países hubieran puntuado a Wurst, y en la mayoría de los casos le hubieran dado puntuaciones altas. En el caso ruso, especialmente interesante, Conchita Wurst fue la tercera artista más votada:

Si analizamos sin embargo cual hubiera sido el resultado teniendo en cuenta solo la opinión de los jurados, vemos como el este de Europa se tiñe de rojo:

¿Son las élites las que alimentan la homofobia?

El mencionado blog de la Universidad de Reading sugiere, a la luz de este contraste, una hipótesis interesante. En contra de lo que se podría creer, la diferente sensibilidad ante la diversidad sexual y de género existente en Europa es mucho más marcada entre las “élites” sociales (de las que los jurados eurovisivos pueden considerarse en alguna medida representantes) que entre la población de la calle.

Son innumerables las objeciones que pueden hacerse a este análisis, sin duda simplista. Hay además importantes excepciones (el jurado alemán despreció a Conchita, mientras que el lituano le dio su mejor valoración, por ejemplo). Muchos lo calificarán simplemente de ocurrencia frívola. Pero creemos que muestra tendencias y obliga a repensar actitudes. Si ya desde los días anteriores a Eurovisión los sectores homófobos de Rusia se movilizaron en contra de Austria, ¿Cómo es que los telespectadores rusos la votaron masivamente, otorgándole el tercer puesto popular y obligando de hecho a Rusia a darle 5 puntos, una vez tenido en cuenta el voto del jurado? ¿Quizá los telespectadores rusos no son tan marcadamente homófobos? ¿Quizá las personas LGTB rusas se movilizaron masivamente y quisieron enviar un simbólico mensaje a Europa? Sea como sea, merece la pena tener en cuenta estos datos.

Puedes consultar el detalle de los resultados de Eurovisión (y conocer qué y cómo votó el jurado y los espectadores de cada país) en la web oficial del festival de Eurovisión.

Veces compartido
Comentarios
  1. Ernesto
  2. iñigo
  3. iñigo
  4. YoClaudio
  5. Crasamet
  6. Crasamet
  7. NazarenoDM
  8. Javier Víllora
  9. agustin sola

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

XHTML: Puedes usar las siguientes etiquetas para enfatizar texto o enlazar páginas: <em>Para texto en cursiva</em>, <strong>para texto en negrita </strong>, <a href="http://www.google.es" title="Un buscador"> Google<a> para enlazar páginas web, <del>para mostrar texto tachado</del>, <blockquote> para citar textos largos de varios párrafos</blockquote> y <q>para citar textos cortos de un solo párrafo</q>

Dosmanzanas quiere darte las gracias por dejar tu comentario en esta entrada, pero debe recordarte que la educación es la base fundamental para poder participar. No admitiremos los comentarios fuera de tono, con insultos o incitación a la violencia, o cuya finalidad sea provocar y distorsionar intencionadamente los debates. Dosmanzanas se reserva el derecho de borrar inmediatamente el comentario sin necesidad de notificarlo a su autor.

Veces compartido