"Si se suman dos manzanas, pues dan dos manzanas. Y si se suman una manzana y una pera, nunca pueden dar dos manzanas, porque es que son componentes distintos. Hombre y mujer es una cosa, que es el matrimonio, y dos hombres o dos mujeres serán otra cosa distinta" - Ana Botella

Conchita Wurst desvela que tiene el VIH para «dar un paso más en contra de la estigmatización»

La artista que logró conquistar a Europa con su mensaje de tolerancia y en contra de la discriminación LGTBfóbica ha utilizado su cuenta de Instagram para admitir que convive con el VIH. Al hacerlo, según sus propias palabras, pretende «dar ánimos» a las personas seropositivas en situaciones parecidas y también «dar un paso más en contra de la estigmatización». Pero su anuncio se ve empañado por su propia denuncia. Y es que, al parecer, habría estado recibiendo amenazas por parte de un antiguo novio de desvelar esta información (desconocemos por qué motivos). En este sentido, Conchita Wurst ha decidido tomar la delantera y hablar ella misma sobre su estatus serológico, ya que, tal y como alega, «no le daré a nadie el derecho de asustarme e influir en mi vida en el futuro». Desde España, la Coordinadora estatal de VIH y sida (CESIDA) recuerda que hacer público el estado serológico debe ser una decisión personal y que «en el momento en que se es víctima de chantaje o extorsión, como ha sido el caso de Wurst, se debe denunciar a la Policía».

«Ha llegado el día de liberarme por el resto de mi vida de una espada de Damocles: he sido VIH positivo durante muchos años. Esto es realmente irrelevante para el público, pero un exnovio me amenaza con hacer pública esta información privada, y no le daré a nadie el derecho de asustarme e influir en mi vida en el futuro», ha publicado la polifacética cantante austriaca en Instagram. También ha explicado que su carga viral es indetectable porque «desde que recibí el diagnóstico, estoy en tratamiento médico» de tal forma que «no puedo transmitir el virus». No está de más recordar, en efecto, que las personas con carga viral indetectable no transmiten la infección a sus parejas sexuales.

heute ist der tag gekommen, mich für den rest meines lebens von einem damoklesschwert zu befreien: ich bin seit vielen jahren hiv-positiv. das ist für die öffentlichkeit eigentlich irrelevant, aber ein ex-freund droht mir, mit dieser privaten information an die öffentlichkeit zu gehen, und ich gebe auch in zukunft niemandem das recht, mir angst zu machen und mein leben derart zu beeinflussen. seit ich die diagnose erhalten habe, bin ich in medizinischer behandlung, und seit vielen jahren unterbrechungsfrei unter der nachweisgrenze, damit also nicht in der lage, den virus weiter zu geben. ich wollte aus mehreren gründen bisher nicht damit an die öffentlichkeit gehen, nur zwei davon will ich hier nennen: der wichtigste war mir meine familie, die seit dem ersten tag bescheid weiss und mich bedingungslos unterstützt hat. ihnen hätte ich die aufmerksamkeit für den hiv-status ihres sohnes, enkels und bruders gerne erspart. genauso wissen meine freunde seit geraumer zeit bescheid und gehen in einer unbefangenheit damit um, die ich jeder und jedem betroffenen wünschen würde. zweitens ist es eine information, die meiner meinung nach hauptsächlich für diejenigen menschen von relevanz ist, mit denen sexueller kontakt infrage kommt. coming out ist besser als von dritten geoutet zu werden. ich hoffe, mut zu machen und einen weiteren schritt zu setzen gegen die stigmatisierung von menschen, die sich durch ihr eigenes verhalten oder aber unverschuldet mit hiv infiziert haben. an meine fans: die information über meinen hiv-status mag neu für euch sein – mein status ist es nicht! es geht mir gesundheitlich gut, und ich bin stärker, motivierter und befreiter denn je. danke für eure unterstützung!

Una publicación compartida de conchita (@conchitawurst) el

Aunque la familia y el círculo de amigos de Conchita Wurst ya conocía su estatus serológico, según argumenta la eurovisiva artista, revelar a la sociedad uno mismo este tipo de información privada «es mejor que ser descubierta por terceros». Por ello, dice querer «dar un paso más en contra de la estigmatización de las personas que se han infectado por el VIH». Asimismo, Conchita ha lanzado un mensaje a sus fans: «la información sobre mi estado del VIH puede ser nueva para vosotros, ¡mi estado no lo es! Estoy bien y soy más fuerte, estoy más motivada y liberada que nunca. ¡Gracias por vuestro apoyo!».

Combatir el estigma del VIH/Sida

Desde España, la Coordinadora estatal de VIH y sida (CESIDA) recuerda que hacer público el estado serológico debe ser una decisión personal y que «en el momento en que se es víctima de chantaje o extorsión, como ha sido el caso de Wurst, se debe denunciar a la Policía». En todo caso, han aprovechado la revelación de la cantante para felicitarla, ya que «estos gestos son muy importantes para dotar de mayor normalidad a esta infección y reducir el estigma y la discriminación. Además, el efecto conseguido es infinitamente mayor cuando se produce a través de una figura de relevancia internacional».

Por otra parte, CESIDA urge a agilizar el Pacto social por la no discriminación asociada al VIH y al sida, anunciado por la propia coordinadora tras reunirse con la ministra de Sanidad, Dolors Montserrat, para erradicar situaciones de serofobia y dar atención legal, psicológica y social a las personas con VIH.

Para el presidente de la citada coordinadora, Ramón Espacio, «el Pacto Social es un documento que propone un paquete de medidas para reducir la discriminación hacia las personas con VIH. De especial importancia son todas aquellas medidas destinadas a acabar con las restricciones de acceso a servicios y funciones públicas consecuencia de la catalogación del VIH como enfermedad infectocontagiosa».

Este documento, promovido por el Ministerio de Sanidad, involucra en la consecución de sus objetivos a distintos ministerios, administraciones públicas y otros sectores gubernamentales y no gubernamentales. Cabe destacar, en cualquier caso, que el activismo lleva reclamando un pacto de Estado sobre el VIH/Sida en las últimas legislaturas y, hasta fechas recientes, no había habido una respuesta firme por parte del Gobierno de Rajoy en este sentido.

Conchita Wurst, una triunfadora comprometida con la igualdad

Dosmanzanas ha seguido de cerca la trayectoria de Conchita Wurst, desde antes de su sonado triunfo en el festival de Eurovisión en 2014. De hecho, tuvimos la oportunidad de hacerle una de las primeras entrevistas publicadas en España, en marzo de aquel año (dos meses antes de la gran final eurovisiva). Entonces declaró que «la homofobia y la intolerancia son temas candentes ahora mismo. Yo diría también que lo son los derechos humanos en general. Debido a todo este odio, me reafirmo en lo que hago. Todos tenemos que contribuir a cambiar esta situación y yo, personalmente, lucho todo lo que puedo para alcanzar la meta de la aceptación».

Solo unas semanas después, pudimos volver a entrevistarla (esa ocasión en persona, durante una presentación de su actuación en Madrid). Wurst dijo querer «aprovechar la oportunidad que tengo como artista para trasladar mi mensaje a tantísima gente y transmitirle fuerza, especialmente a aquellos que sufren la intolerancia. Por ejemplo, a las víctimas de las estúpidas leyes rusas [anti-LGTB]. Ante este tipo de actitudes es fundamental que hablemos sobre la tolerancia y sobre la necesidad de encontrar la aceptación global. Entre todos tenemos que propiciar el cambio social y yo tengo la ocasión de hablar con muchas personas al respecto para aportar mi granito de arena».

Todo ese compromiso hecho público en numerosos foros y medios de comunicación europeos atrajo las críticas de la casta LGTBfóbica más reaccionaria. El promotor de las leyes homófobas rusas, Vitaly Milonov, llegó a pedir el boicot al festival de Eurovisión, al que calificó de «espectáculo de Sodoma». Pero a pesar de esta y otras salidas de tono con tintes LGTBfóbicos, Conchita Wurst fue la tercera artista más votada en Rusia, además de ser la ganadora del festival. El viceprimer ministro ruso, Dmitri Rogozin, dijo que «el resultado muestra a los partidarios de la integración europea cual es su futuro europeo: una mujer barbuda». Por su parte, el líder ultranacionalista Vladimir Zhirinovski declaró que «es el fin de Europa. Ya no tienen hombres ni mujeres. Tienen ‘eso’».

Pero lejos de amedrentarse, la artista austriaca siguió utilizando su privilegiada posición mediática como artista para combatir la intolerancia y la discriminación. A finales de 2014 envió un mensaje a la conferencia promovida en Bruselas por la Agencia para los Derechos Fundamentales de la Unión Europea y por la presidencia del Consejo de la Unión sobre discriminación y solo unos días más tarde se reunía con el entonces secretario general de Naciones Unidas, Ban Ki-moon, en el que este le manifestaba su empeño personal en seguir combatiendo la LGTBfobia.

Veces compartido

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

XHTML: Puedes usar las siguientes etiquetas para enfatizar texto o enlazar páginas: <em>Para texto en cursiva</em>, <strong>para texto en negrita </strong>, <a href="http://www.google.es" title="Un buscador"> Google<a> para enlazar páginas web, <del>para mostrar texto tachado</del>, <blockquote> para citar textos largos de varios párrafos</blockquote> y <q>para citar textos cortos de un solo párrafo</q>

Dosmanzanas quiere darte las gracias por dejar tu comentario en esta entrada, pero debe recordarte que la educación es la base fundamental para poder participar. No admitiremos los comentarios fuera de tono, con insultos o incitación a la violencia, o cuya finalidad sea provocar y distorsionar intencionadamente los debates. Dosmanzanas se reserva el derecho de borrar inmediatamente el comentario sin necesidad de notificarlo a su autor.

Veces compartido