"Si se suman dos manzanas, pues dan dos manzanas. Y si se suman una manzana y una pera, nunca pueden dar dos manzanas, porque es que son componentes distintos. Hombre y mujer es una cosa, que es el matrimonio, y dos hombres o dos mujeres serán otra cosa distinta" - Ana Botella

Sentencia de cárcel para los agresores de una pareja gay en París cuando se tramitaba la ley de matrimonio igualitario

Se ha dado a conocer la sentencia contra los agresores de Wilfred de Bruijn y Olivier Couderc, la pareja del mismo sexo que fue brutalmente asaltada en las calles de París cuando se debatía en Francia la ley de matrimonio igualitario. Dos de los asaltantes han sido condenados a 30 meses de prisión. A un tercero se la ha sancionado con una pena de 6 meses de prisión en régimen de libertad condicional, al no haber participado en los hechos, pero sí haberlos presenciado sin intentar evitarlos. La sentencia contra el cuarto, que era menor de edad cuando ocurrió la agresión, deberá ser dictada por un tribunal de menores.

«Esta es la cara de la homofobia», así describía el propio Wilfred de Brujin la fotografía de su rostro tumefacto tras recibir la brutal paliza. La imagen recorrió las redes sociales, convirtiéndose en el símbolo de la violencia desatada en Francia debido a la normalización de la homofobia mientras se tramitaba la ley de matrimonio igualitario. “Es necesario que esto se vea, mostrar a la gente estos actos que en el fondo son bastante comunes. Hay que seguir hablando de ello. Está en nuestras caras”, eran las palabras de Wilfred para alentar la denuncia de las repetidas agresiones que sufrían las personas LGTB en aquel periodo.

Los hechos ocurrieron en la madrugada del domingo 7 de abril, cuando Wilfred de Brujin y su novio Olivier Couderc salían de una fiesta en casa de unos amigos y se dirigían a la estación de tren más cercana cogidos del brazo. De repente, oyeron unos insultos y Olivier recibió un golpe en plena cara. Después, varios hombres se ensañaron con ellos, golpeándoles en el rostro, rompiéndoles nariz, dientes… hasta que se marcharon. Afortunadamente, ninguno de los dos presentó lesiones internas, aunque recibieron una baja médica de diez días y tuvieron que tomar calmantes para mitigar el dolor.

Los agresores eran tres jóvenes de 17, 18 y 19 años. Un cuarto compañero de los asaltantes no participó en la agresión, aunque no hizo nada por impedirla. Los dos mayores, que ahora cuentan 19 y 20 años de edad, han sido condenados a 30 meses de prisión, de los que 12 y 15 meses respectivamente se cumplirán en régimen de libertad condicional. El agresor que era menor de edad en el momento de los hechos tendrá que esperar a que su pena sea dictada por un tribunal de menores. El cuarto implicado como testigo presencial ha sido condenado a seis meses de prisión, a cumplir todos ellos en régimen de libertad condicional, por no haber intentado evitar la comisión del delito.

El tribunal ha reconocido el agravante de agresión por razón de orientación sexual en la sentencia, lo cual ha satisfecho a Wilfred de Brujin, para quien “el tribunal ha decidido decir no a la violencia gratuita, a los actos cobardes y condenar oficialmente el odio hacia los demás por lo que son, homosexuales o cualquier otra cosa». Wilfred expresaba su esperanza de que esta sentencia permita que «todos los que sufren la violencia y la discriminación sepan que la ley está de su parte, que la sociedad está de su parte”, mientras reiteraba una vez más du deseo de que “no se oculten».

Durante el juicio, los acusados expresaron su arrepentimiento y pidieron perdón ante el tribunal. Yann Le Bras, abogado del acusado con condena más alta declaraba que su representado “había tomado conciencia de la gravedad de lo ocurrido”, aunque achacó la agresión a un “efecto de grupo” y al hecho de estar “muy alcoholizado”.

Yohann Roszewitch, presidente de SOS-Homophobie, organización que ha tomado parte en el juicio como acusación civil, declaraba que a su parecer el tribunal había adoptado “una decisión que nos parece justa”. Sin embargo, discrepaba absolutamente de los argumentos de la defensa, porque “los golpes comenzaron cuando fueron identificados como gais (…) no había ninguna otra razón», remarcando que en 2013 «el conjunto de los testimonios por actos homófobos recibido por SOS-Homophobie se incrementó en un 80 %, y los asaltos físicos en casi un 50 %”.

Veces compartido
Comentarios
  1. Seba

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

XHTML: Puedes usar las siguientes etiquetas para enfatizar texto o enlazar páginas: <em>Para texto en cursiva</em>, <strong>para texto en negrita </strong>, <a href="http://www.google.es" title="Un buscador"> Google<a> para enlazar páginas web, <del>para mostrar texto tachado</del>, <blockquote> para citar textos largos de varios párrafos</blockquote> y <q>para citar textos cortos de un solo párrafo</q>

Dosmanzanas quiere darte las gracias por dejar tu comentario en esta entrada, pero debe recordarte que la educación es la base fundamental para poder participar. No admitiremos los comentarios fuera de tono, con insultos o incitación a la violencia, o cuya finalidad sea provocar y distorsionar intencionadamente los debates. Dosmanzanas se reserva el derecho de borrar inmediatamente el comentario sin necesidad de notificarlo a su autor.

Veces compartido