"Si se suman dos manzanas, pues dan dos manzanas. Y si se suman una manzana y una pera, nunca pueden dar dos manzanas, porque es que son componentes distintos. Hombre y mujer es una cosa, que es el matrimonio, y dos hombres o dos mujeres serán otra cosa distinta" - Ana Botella

Zimbabue introducirá medidas de lucha contra la transmisión del VIH entre la población reclusa masculina

Importante gesto de lucidez del Gobierno de Zimbabue, presidido por uno de los líderes más virulentamente homófobos del mundo, Robert Mugabe. Su ministerio de Sanidad ha anunciado la adopción de medidas para luchar contra la transmisión del VIH entre la población reclusa masculina, admitiendo así la práctica de la homosexualidad en estos grupos.

El director de VIH y tuberculosis del ejecutivo zimbabués, Owen Mugurungi, ha calificado de “desastroso”, para la lucha contra estas enfermedades, el cerrar los ojos a la existencia de la homosexualidad en el sistema penitenciario zimbabués. “Podemos querer negar que hay hombres que tienen sexo con hombres, pero sabemos que esto ocurre en las prisiones”, afirmó. Admitir esta realidad constituye una novedad en un país cuyo presidente ha prometido convertir a Zimbabue en un “infierno para los homosexuales”.

El director de Gays y Lesbianas de Zimbabue (GALZ), Chesterfield Samba, se ha felicitado por el anuncio. “Esto es lo que venimos diciendo todo el tiempo”: que los programas de lucha contra el sida “no deben politizarse porque la salud no entiende de política”. Samba ha instado también a las autoridades a luchar contra el estigma y la discriminación y ampliar los programas de lucha contra el VIH/sida a toda la comunidad LGTB y no solo a la carcelaria. Un empeño complicado si tenemos en cuenta, por ejemplo, que la sede de GALZ fue atacada hace aún menos de un mes por un grupo de hombres armados que dejaron 35 heridos.

A principios de 2014, el propio presidente Robert Mugabe ponía en el disparadero a GALZ al referir en tono amenazante: “Tengo entendido que hay un grupo de homosexuales en este país. No lo sabía hasta que me lo dijeron hace unos días. Por ello, queremos examinar quién está en ese grupoEsta misma asociación, por cierto, fue objeto de una triste polémica hace unos años en España, cuando el gobierno de José Luis Rodríguez Zapatero les concedió una ayuda de poco más de 28.000 euros que medios conservadores y Partido Popular criticaron con dureza, y ello pese a tratarse de una de las pocas asociaciones zimbabuesas con un plan activo de lucha contra el VIH/sida.

Un presidente y una sociedad profundamente homófobos

La situación de las personas LGTB en Zimbabue es muy delicada, como hemos recogido en diversas ocasiones. La legislación persigue toda actividad percibida como homosexual, hasta el punto de que es un delito penal que dos personas del mismo sexo se tomen de las manos, se abracen o se besen. La Ley de Censura se ha utilizado habitualmente para hostigar a los activistas LGTB, al establecer que ninguna persona podrá importar, imprimir, publicar, distribuir o mantener a la venta cualquier publicación que no sea deseable, lo que se define como“indecente, obscena, ofensiva o perjudicial para la moral pública o que puedan contravenir la salud pública”.

El presidente Robert Mugabe, además, cuenta con un amplio historial de actitudes homófobas, que cuentan con el apoyo de la mayoría de la población. A principios de 2014, además de dirigirse con tono amenazador a los activistas LGTB, daba su respaldo a la entonces recién aprobada y durísima ley ugandesa contra la homosexualidad. En 2013, en su última campaña electoral, con la que cosechó el triunfo, prometía convertir Zimbabue en un “infierno para los homosexuales”, amenazaba a gais y lesbianas con “cortarles la cabeza” y los tachaba de ser “peores que los perros y los cerdos”, porque “el cerdo macho conoce a la hembra”.

Lo cierto es que en cuanto a declaraciones homófobas del presidente de Zimbabue, tenemos desde luego en dosmanzanas un amplio repertorio para elegir: calificó de “satánica“ la propuesta de David Cameron de asociar la ayuda británica al desarrollo al respeto de los derechos de la población LGTB y unos meses después, mandó al mandatario europeo “al infierno“ por defender los derechos LGTB. Antes había calificado a la homosexualidad de “inmundicia europea“. Otra de sus ocurrencias fue acusar a los gais de perjudicar los derechos de las mujeres.

Veces compartido

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

XHTML: Puedes usar las siguientes etiquetas para enfatizar texto o enlazar páginas: <em>Para texto en cursiva</em>, <strong>para texto en negrita </strong>, <a href="http://www.google.es" title="Un buscador"> Google<a> para enlazar páginas web, <del>para mostrar texto tachado</del>, <blockquote> para citar textos largos de varios párrafos</blockquote> y <q>para citar textos cortos de un solo párrafo</q>

Dosmanzanas quiere darte las gracias por dejar tu comentario en esta entrada, pero debe recordarte que la educación es la base fundamental para poder participar. No admitiremos los comentarios fuera de tono, con insultos o incitación a la violencia, o cuya finalidad sea provocar y distorsionar intencionadamente los debates. Dosmanzanas se reserva el derecho de borrar inmediatamente el comentario sin necesidad de notificarlo a su autor.

Veces compartido