"Si se suman dos manzanas, pues dan dos manzanas. Y si se suman una manzana y una pera, nunca pueden dar dos manzanas, porque es que son componentes distintos. Hombre y mujer es una cosa, que es el matrimonio, y dos hombres o dos mujeres serán otra cosa distinta" - Ana Botella

Argentina aprueba la creación de una defensoría LGTB que luchará contra la discriminación a nivel nacional

Plantarle cara a la discriminación por motivo de orientación sexual o identidad de género y hacer que la legislación inclusiva argentina se vea reflejada en la cotidianidad de la comunidad. Son algunos de los objetivos fundacionales de la nueva defensoría LGTB de Argentina, que nace gracias a la firma de un convenio entre el Defensor del Pueblo de la Nación y la Federación Argentina de Lesbianas, Gais, Bisexuales y Transexuales (FALGBT), al que se han sumado otras organizaciones nacionales y locales. Con esta importante apuesta de colaboración entre la administración nacional y las entidades LGTB, Argentina vuelve a consolidarse como uno de los países más avanzados del mundo por lo que a igualdad de derechos del colectivo se refiere.

En 2010 Argentina aprobaba los matrimonios igualitarios y en 2012 daba luz verde a una avanzada ley de identidad de género, que la colocaba en la vanguardia del reconocimiento de los derechos LGTB. Ahora, años después, la nación latinoamericana vuelve a colocarse como referente continental de la igualdad, con la creación de la defensoría nacional LGTB. El Programa de Cooperación Técnica es el documento que servirá para impulsar la nueva organización pública y ha contado con el acuerdo entre el Defensor del Pueblo de la Nación y la FALGBT. Además, el citado texto ha sido rubricado por la Asociación de Travestis, Transexuales y Transgéneros de Argentina (ATTTA) y la defensora LGBT de la Ciudad de Buenos Aires.

La FALGBT, como decíamos una de las entidades impulsoras de la defensoría nacional, ha explicado que algunos de los principios de esta institución serán brindar herramientas para la defensa y protección de los derechos humanos y demás derechos que asisten a lesbianas, gais, bisexuales y transexuales del país, intercambio de información, documentación técnica y bibliográfica de mutuo interés, diseño de proyectos, implementación de estrategias y organización de campañas de promoción sobre los mecanismos nacionales y provinciales de protección de los derechos e intereses comunes a las partes, así como promoción de la legislación y las prácticas nacionales y provinciales, en armonía con los instrumentos internacionales de derechos humanos, para lograr su efectiva aplicación.

El secretario general del Defensor de Pueblo de la Nación, Carlos Hacquim, ha explicado que “hace más de un año que venimos trabajando con todo el equipo para concretar este paso y es una gran alegría comenzar a transitar este camino de construcción conjunta con la FALGBT”. Un camino, por otra parte, que ya cuenta con un referente similar en el ámbito local: la defensoría LGBT de la Ciudad de Buenos Aires. La responsable de esta entidad, Flavia Massenzio, justifica la necesidad de esta iniciativa nacional, ya que “la experiencia en la defensoría en la Ciudad fue de un promedio de más de 30 casos por mes atendidos, desde acciones judiciales hasta gestiones administrativas”.

Argentina: comprometida con los derechos LGTB

Es cierto que Argentina es un país que en los últimos años ha hecho una puesta decidida por equiparar los derechos de las personas LGTB con los del resto de la población. Además de las ya mencionadas leyes de matrimonio igualitario y de identidad de género, aprobó una ley de reproducción asistida abierta a todas las mujeres sin distinción de estado civil u orientación sexual. También nos hacíamos eco de la inclusión de la primera oficial transexual en la Policía de Argentina y de la llamada de atención a Rusia ante la escalada de violencia homófoba, instigada por la propia administración de Vladimir Putin.

No obstante, a pesar de que un país sea institucionalmente partidario de la igualdad legal y social, no está exento de la intolerancia y de la violencia LGTBfóbica. Hace unos meses nos hacíamos eco de uno de esos episodios, la grave agresión homófoba en Buenos Aires que sufrió Ariel Olivera, un joven gay de 26 años que regresaba a su casa de fiesta. Por desgracia es solo un ejemplo: continuamente se siguen produciendo sucesos de este tipo. Es por eso que desde dosmanzanas aplaudimos la creación de la defensoría LGTB de Argentina y le deseamos una larga y próspera vida.

Veces compartido

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

XHTML: Puedes usar las siguientes etiquetas para enfatizar texto o enlazar páginas: <em>Para texto en cursiva</em>, <strong>para texto en negrita </strong>, <a href="http://www.google.es" title="Un buscador"> Google<a> para enlazar páginas web, <del>para mostrar texto tachado</del>, <blockquote> para citar textos largos de varios párrafos</blockquote> y <q>para citar textos cortos de un solo párrafo</q>

Dosmanzanas quiere darte las gracias por dejar tu comentario en esta entrada, pero debe recordarte que la educación es la base fundamental para poder participar. No admitiremos los comentarios fuera de tono, con insultos o incitación a la violencia, o cuya finalidad sea provocar y distorsionar intencionadamente los debates. Dosmanzanas se reserva el derecho de borrar inmediatamente el comentario sin necesidad de notificarlo a su autor.

Veces compartido