"Si se suman dos manzanas, pues dan dos manzanas. Y si se suman una manzana y una pera, nunca pueden dar dos manzanas, porque es que son componentes distintos. Hombre y mujer es una cosa, que es el matrimonio, y dos hombres o dos mujeres serán otra cosa distinta" - Ana Botella

«Morite, puto, a los putos hay que matarlos”: grave agresión homófoba en Buenos Aires

“Morite, puto, a los putos hay que matarlos”. Es lo que le gritaban sus dos agresores a Ariel Olivera, un joven gay de 26 años que fue brutalmente golpeado en la madrugada del domingo 8 de junio mientras regresaba a su casa en Buenos Aires, la capital argentina. La policía registró la agresión como «robo y lesiones» pese al evidente carácter homófobo de la agresión (de hecho, Olivera no sufrió robo alguno).

Ariel Olivera salió a bailar el sábado por la noche y volvió a su casa ya en la madrugada del domingo. Cuando bajó del autobús a la altura de Parque Lezama, cerca de su casa, se encontró con los dos agresores. “Parate, puto, parate”, le gritaron. Recibió golpes y patadas en todo el cuerpo. “En dos oportunidades pude levantarme, pero en la tercera no lo logré porque me dieron una patada tremenda en el estómago. Estuve desmayado unos segundos y con muchos mareos”, ha contado el joven, militante del partido Unión PRO que participa de forma activa en su área de Diversidad e Inclusión.

“Siempre me gritaron, me dijeron cosas por la calle, pero nunca a este extremo de golpearme hasta dejarme en el suelo sin poder levantarme”, ha declarado Olivera. “Puedo decir que volví a nacer. Ahora estoy mejor, con dolores en la cabeza, en los dientes y todo el cuerpo por las patadas”, ha añadido. Pese a la gravedad de la agresión, las contusiones y los hematomas, el joven no ha sufrido por fortuna lesiones físicas irreversibles. El joven ha denunciado la agresión tanto en comisaría como el el INADI (Instituto Nacional contra la Discriminación, la Xenofobia y el Racismo). El policía que le tomó declaración, sin embargo, catalogó la agresión como «robo y lesiones». Algo con lo que Ariel está en desacuerdo. “Esto fue un ataque homofóbico. A mí no me faltaba nada”, ha declarado.

César Cigliutti, presidente de la Comunidad Homosexual Argentina (CHA), considera lo sucedido “gravísimo». «Es el reflejo del sentimiento de homofobia que sigue sufriendo la comunidad homosexual, no sólo de algunas personas en la calle, sino también de ciertas instituciones que deberían defendernos, como la policía (…) Es necesario que el Senado apruebe la modificación de la ley antidiscriminatoria para que no haya que inventar un delito como el robo, en vez de poner las palabras que corresponden: es un ataque por nuestra orientación sexual”, ha declarado Cigliutti. Esteban Paulón, presidente de la Federación Argentina de Lesbianas, Gays, Bisexuales y Trans (FALGBT), ha insistido por su parte en que «todavía falta mucho más allá de las leyes que tenemos y que nos han dado ampliación de derechos”.

Veces compartido
Comentarios
  1. elio cesar

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

XHTML: Puedes usar las siguientes etiquetas para enfatizar texto o enlazar páginas: <em>Para texto en cursiva</em>, <strong>para texto en negrita </strong>, <a href="http://www.google.es" title="Un buscador"> Google<a> para enlazar páginas web, <del>para mostrar texto tachado</del>, <blockquote> para citar textos largos de varios párrafos</blockquote> y <q>para citar textos cortos de un solo párrafo</q>

Dosmanzanas quiere darte las gracias por dejar tu comentario en esta entrada, pero debe recordarte que la educación es la base fundamental para poder participar. No admitiremos los comentarios fuera de tono, con insultos o incitación a la violencia, o cuya finalidad sea provocar y distorsionar intencionadamente los debates. Dosmanzanas se reserva el derecho de borrar inmediatamente el comentario sin necesidad de notificarlo a su autor.

Veces compartido