"Si se suman dos manzanas, pues dan dos manzanas. Y si se suman una manzana y una pera, nunca pueden dar dos manzanas, porque es que son componentes distintos. Hombre y mujer es una cosa, que es el matrimonio, y dos hombres o dos mujeres serán otra cosa distinta" - Ana Botella

Sebastián en la laguna, segunda edición

Desayuno en Urano

Uno nunca sabe qué va a pasar con lo que escribe, pero en este caso solo pasan cosas buenas. Sebastián en la laguna, mi segunda novela, ha agotado la primera edición en estos tiempos tan duros para el sector editorial (y para la cultura, en general), y ya está a la venta la segunda edición. Solo puedo darles las gracias a todos ustedes por las muestras de cariño y agradecimiento que recibo de manera constante y por la difusión que están haciendo de esta historia. Les dejo con un trozo de la novela, que ya es de ustedes.

 

Con Sebastián aprendí palabras como aprensión o magnolia, como crepuscular o alambicado. Este verano está resultando tan crepuscular, eso decía Sebastián con el cuarto tomo allí en la mano (¿o sería ya el quinto?, en cualquier caso le vi retroceder un par de veces al tomo primero e incluso adelantarse al último, temiendo que pasara algo, a él o a su hermano, antes de acabarlo), es muy aprensivo, mi padre, mi madre no lo es tanto y menos la tuya, que se pasa allí las tardes. Creo que lo que hace falta es un magnolio, pero aquí no se dan bien, me gustaría explicarte lo que está pasando este verano, pero es demasiado alambicado para todos, mucho más para ti que te pierdes de la misa la media, con lo de mi hermano y Wences y Marisa y los italianos.

Yo intentaba reproducir las palabras con mis padres, que me miraban con los ojos espantados cuando decía que Orlac me resultaba tremendamente crepuscular, o que me daban aprensión sus manos, o que me gustaría que oliera a magnolia en vez de a tinto de verano, e incluso que un café con hielo era demasiado alambicado y prefería un agua de soda. Supe por Sebastián que hay palabras que no ayudan sino que se interponen, que definir es limitar y que es difícil definir lo que no tiene límites, y el ser humano, tú mismo, el ser tú mismo, es inabarcable y por tanto no es posible utilizar palabras para hablar de ciertas cosas, de lo que no se puede hablar es mejor no hablar, eso decía Sebastián que decía no sé qué filósofo de nombre irreproducible (tampoco de su nombre era fácil hablar). Así que por más que yo me deleitara (qué palabra, deleite) con las palabras que aprendía de él, Sebastián insistía en minusvalorar el lenguaje, tan simple a veces, tan inexacto. Bellísimas palabras que ya conocía: mandarina, lapislázuli, repiquetear, albahaca, pero que en su boca parecían nuevas, y otras que me sonaban, pero cuyo significado desconocía hasta entonces como reverberar, culmen, boreal, alevosía, cerúleo, amaranto o claraboya, e intentaba formar frases absurdas que las incluyeran a todas para no olvidarlas, para no olvidarle a él, para no olvidar cómo su espalda de amaranto reverberaba a través de la claraboya por la que se filtraba con alevosía una luz cerúlea y que me llevaba al culmen (boreal o no). Y se sentaba allí con su sillita de plástico, pletórico, lustral, inmanente, atribulado, atrabiliario, iridiscente, opaco, ponzoñoso, quimérico, pusilánime, argénteo, algodonoso, saltimbanqui, cucurbitácea, vicisitud, masturbatorio, guacamayo, pluscuamperfecto, consuetudinario, trepidante, crótalo, luciérnaga, septentrión, helicoidal, jacarandá, hemisferio, trementina…

Otros libros en Desayuno en Urano
elputojacktwist@gmail.com
Página de Facebook de Desayuno en Urano

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

XHTML: Puedes usar las siguientes etiquetas para enfatizar texto o enlazar páginas: <em>Para texto en cursiva</em>, <strong>para texto en negrita </strong>, <a href="http://www.google.es" title="Un buscador"> Google<a> para enlazar páginas web, <del>para mostrar texto tachado</del>, <blockquote> para citar textos largos de varios párrafos</blockquote> y <q>para citar textos cortos de un solo párrafo</q>

Dosmanzanas quiere darte las gracias por dejar tu comentario en esta entrada, pero debe recordarte que la educación es la base fundamental para poder participar. No admitiremos los comentarios fuera de tono, con insultos o incitación a la violencia, o cuya finalidad sea provocar y distorsionar intencionadamente los debates. Dosmanzanas se reserva el derecho de borrar inmediatamente el comentario sin necesidad de notificarlo a su autor.