"Si se suman dos manzanas, pues dan dos manzanas. Y si se suman una manzana y una pera, nunca pueden dar dos manzanas, porque es que son componentes distintos. Hombre y mujer es una cosa, que es el matrimonio, y dos hombres o dos mujeres serán otra cosa distinta" - Ana Botella

Bachelet cita a Gabriela Mistral al promulgar la ley chilena de uniones civiles: “Hay que cuidar esto, Doris. Es una cosa delicada el amor”

Tras recibir el visto bueno del Tribunal Constitucional, la presidenta Michelle Bachelet promulgó el pasado 13 de abril en el Palacio de La Moneda la histórica ley de Acuerdo de Unión Civil aprobada en enero por el Congreso de Chile, abierta a parejas del mismo y de distinto sexo. Por cierto que Bachelet, en un gesto precioso, citó a la poetisa chilena Gabriela Mistral, Premio Nobel de Literatura, cuya relación con otra mujer ha sido un tema tabú hasta años muy recientes…

El texto reconoce a las parejas unidas civilmente una parte importante de los derechos de los que disfrutan las parejas casadas (en materia patrimonial, de seguridad social, de herencia o de reconocimiento de estado civil específico) y contempla la posibilidad de mantener la custodia de los hijos de la pareja en caso de fallecimiento o inhabilitación de los padres biológicos. En este sentido, se igualan jurídicamente las posibilidades a la de los ascendientes (será el juez el que deberá decidir en función de los intereses del menor). Otro dato interesante es que, a la espera de que Chile disponga en el futuro de matrimonio igualitario, los matrimonios entre personas del mismo sexo celebrados en el extranjero serán reconocidos como uniones civiles. Puedes descargar el texto completo de la ley aquí, mientras que en este enlace puedes aclarar algunas de las dudas más frecuentes.

La promulgación de la ley, que será efectiva en seis meses, era recibida con alborozo por los colectivos LGTB chilenos. “Cuando nos creamos 1991 jamás pensamos en esto. Pensamos solamente en luchar para que el Estado nos dejara de considerar delincuentes, lo que conseguimos en 1999, y creíamos que no alcanzaríamos a estar vivos para ver lo que hoy ocurre. Es muy emocionante. Este momento es solo comparable al día cuando las mujeres ganaron su derecho a voto y al término de las atroces categorías de hijos legítimos e ilegítimo”, expresaban desde el Movimiento de Integración y Liberación Homosexual (MOVILH). “Después de cinco años de tramitación de este proyecto y doce años desde la presentación del primer proyecto al respecto, es tremendamente emocionante verlo por fin convertido en ley. La gran noticia de esta nueva norma es el reconocimiento por primera vez por parte del Estado de Chile de que dos personas del mismo sexo que tienen una relación también constituyen una familia”, declaraban a su vez desde la Fundación Iguales.

Los colectivos LGTB chilenos, en cualquier caso, y como hemos recogido en entradas anteriores, no renuncian a la lucha por el matrimonio igualitario, que Bachelet prometió promover (“Matrimonio igualitario: convocaremos a un debate abierto, con participación amplia para la elaboración y posterior envío de un proyecto de ley en esta materia”, decía literalmente su programa). Ya en diciembre daba sus primeros pasos una iniciativa parlamentaria, pero el proceso será sin duda complicado (también entre los integrantes del bloque que apoya a Bachelet hay opositores al matrimonio igualitario). Todo este movimiento se da además en paralelo a la demanda contra Chile presentada en 2012 por el MOVILH ante la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH) por denegación del derecho al matrimonio entre personas del mismo sexo, de la que informamos en su momento, una patata caliente en manos del actual gobierno, que negocia con el MOVILH una salida amistosa.

Os dejamos con algunos de los fragmentos del largo discurso que pronunció Bachelet recogidos por Radio Tierra:

No hemos podido encontrar un vídeo del discurso íntegro, pero puedes leerlo pinchando aquí.

Como decíamos más arriba, especialmente emotiva nos ha parecido una frase del final de su discurso. “Nuestra Gabriela Mistral escribió una vez a su querida Doris Dana: ‘Hay que cuidar esto, Doris. Es una cosa delicada el amor’. Y lo recuerdo hoy porque, a través de esta ley, lo que hacemos es reconocer, desde el Estado, el cuidado de las parejas y las familias, y dar un soporte material y jurídico a esa vinculación nacida del amor”. Y es que la relación afectiva entre Gabriela Mistral y Doris Dana ha sido tabú hasta hace pocos años, cuando ha sido publicada su correspondencia íntima.

Veces compartido

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

XHTML: Puedes usar las siguientes etiquetas para enfatizar texto o enlazar páginas: <em>Para texto en cursiva</em>, <strong>para texto en negrita </strong>, <a href="http://www.google.es" title="Un buscador"> Google<a> para enlazar páginas web, <del>para mostrar texto tachado</del>, <blockquote> para citar textos largos de varios párrafos</blockquote> y <q>para citar textos cortos de un solo párrafo</q>

Dosmanzanas quiere darte las gracias por dejar tu comentario en esta entrada, pero debe recordarte que la educación es la base fundamental para poder participar. No admitiremos los comentarios fuera de tono, con insultos o incitación a la violencia, o cuya finalidad sea provocar y distorsionar intencionadamente los debates. Dosmanzanas se reserva el derecho de borrar inmediatamente el comentario sin necesidad de notificarlo a su autor.

Veces compartido