"Si se suman dos manzanas, pues dan dos manzanas. Y si se suman una manzana y una pera, nunca pueden dar dos manzanas, porque es que son componentes distintos. Hombre y mujer es una cosa, que es el matrimonio, y dos hombres o dos mujeres serán otra cosa distinta" - Ana Botella

Catar prohíbe la exhibición de «La chica danesa», película que narra la historia de una de las primeras mujeres transgénero conocidas

Bandera de Qatar (Catar)Catar, el pequeño pero inmensamente rico emirato del Golfo Pérsico, ha prohibido que se siga exhibiendo en sus cines La chica danesa, película que cuenta la historia de Lili Elbe, una de las primeras mujeres transgénero de las que se conoce su historia. Las quejas por su contenido «depravado» han llevado al Ministerio catarí de Cultura a detener la exhibición de la cinta.

No es de extrañar. Catar es una monarquía absoluta en la que reina la familia Al Zani desde mediados del siglo XIX, y en la que las relaciones homosexuales pueden representar condenas de prisión superiores a los cinco años. Por supuesto, no existe derecho reconocido alguno en materia LGTB, tampoco a las personas transgénero.

Sin embargo, y a diferencia de lo que sucede con otros países que incumplen los derechos humanos más elementales, la situación en Catar apenas si merece reproche alguno por parte de los países occidentales. El emirato, de hecho, mantiene excelentes relaciones políticas y económicas con España. Bien conocido es por ejemplo el patrocinio que desde el año 2010 hace, a través de Qatar Airways, del Fútbol Club Barcelona. También tiene participación en importantes medios de comunicación: un sultán catarí próximo al emir posee aproximadamente el 10% del grupo PRISA (propietario de El País y la cadena SER).

Pero las buenas relaciones no se limitan a España. No en vano Catar (para muchos de forma incomprensible) se hizo con la organización del Campeonato Mundial de Fútbol 2022 sin que su falta de respeto a los derechos LGTB supusiese problema alguno. El suizo Joseph Blatter, entonces máxima autoridad del fútbol mundial, respondió a las quejas pidiendo a los aficionados LGTB que acudieran a Catar que simplemente «se abstuvieran» de mantener actividades sexuales. El aluvión de críticas recibidas condujo a Blatter a disculparse, aunque sin llegar a profundizar en la cuestión. “No voy a entrar en tal discusión, pero diré aquí que si he herido a un grupo de gente al hacer estos comentarios, lo lamento”, expresó. Más tarde el Ministerio catarí de Deportes aseguró que se buscarían «fórmulas creativas» para resolver el problema de los aficionados LGTB. Sobre despenalizar la homosexualidad, ni una palabra…

Se estrena en España este viernes

BundePrecisamente este viernes se estrena en España La chica danesa (The Danish Girl), que fue presentada en el pasado Festival de Venecia (donde se alzó con el Queer Lion 2015 a la mejor película de temática LGTB). Dirigida por Tom Hooper y protagonizada por el actor Eddie Redmayne, la película narra la apasionante vida de Lili Elbe, una de las primeras mujeres transgénero de las que se tiene constancia que se sometió a cirugía de reasignación. Conocida primero como Einar Wegener (nombre que usó durante años, cuando socialmente era identificada como un hombre), Elbe nació en Dinamarca en 1882. A los 22 años contrajo matrimonio con Gerda Gottlieb (desde entonces Gerda Wegener) y ambas desarrollaron una carrera como ilustradoras y pintoras. La relación entre ellas no fue, desde luego, la de un matrimonio heterosexual tradicional: durante una época vivieron en París, donde Lili comenzó a hacer apariciones públicas como mujer (sin que se supiera que Einar y Lili eran en realidad la misma persona) al tiempo que servía de modelo femenina a Gerda.

Lili se sometió a su primera cirugía de reasignación en 1930 en Alemania, a la que seguirían cuatro más. Las primeras operaciones (extirpación de genitales masculinos) se desarrollaron al parecer sin demasiados problemas, pese a lo incipiente de las técnicas quirúrgicas. Sin embargo, Lili acabaría muriendo tras las complicaciones surgidas de su últimas operaciones, demasiado ambiciosas para la época (incluso se le intentó trasplantar ovarios y útero). Algunas fuentes consideran posible que Lili fuese en realidad una persona intersexual. De lo que no hay duda es de su identidad de género femenina. De hecho consiguió ver reconocida legalmente su condición de mujer (su matrimonio con Gerda Wegener fue entonces disuelto, y ambas continuaron sus vidas por separado).

Veces compartido

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

XHTML: Puedes usar las siguientes etiquetas para enfatizar texto o enlazar páginas: <em>Para texto en cursiva</em>, <strong>para texto en negrita </strong>, <a href="http://www.google.es" title="Un buscador"> Google<a> para enlazar páginas web, <del>para mostrar texto tachado</del>, <blockquote> para citar textos largos de varios párrafos</blockquote> y <q>para citar textos cortos de un solo párrafo</q>

Dosmanzanas quiere darte las gracias por dejar tu comentario en esta entrada, pero debe recordarte que la educación es la base fundamental para poder participar. No admitiremos los comentarios fuera de tono, con insultos o incitación a la violencia, o cuya finalidad sea provocar y distorsionar intencionadamente los debates. Dosmanzanas se reserva el derecho de borrar inmediatamente el comentario sin necesidad de notificarlo a su autor.

Veces compartido