"Si se suman dos manzanas, pues dan dos manzanas. Y si se suman una manzana y una pera, nunca pueden dar dos manzanas, porque es que son componentes distintos. Hombre y mujer es una cosa, que es el matrimonio, y dos hombres o dos mujeres serán otra cosa distinta" - Ana Botella

Cuando nada es lo que parece: críticas de “La noche de las máscaras” y “Lo que sí quisiste hacer”

 

A lo largo de la historia de la literatura, muchos son los escritores que han tratado de plasmar el eterno desconcierto de la existencia con mejores o peores resultados. De esta manera, han surgido mundos literarios plagados de máscaras y acertijos donde nada es lo que parece y todo guarda en su interior un misterio que resolver. A propósito de esto, hoy os hablo de dos novelas de temática gay nacidas de la imaginación de dos jóvenes autores españoles que resultan tan interesantes como deliberadamente embarulladas: La noche de las máscaras, de Raúl Ansola, y Lo que sí quisiste hacer, de Juan José Tur Varo. ¿Os atrevéis…? Allá vamos.

La  noche de las máscaras (2016) es la última novela del barcelonés Raúl Ansola, quien ha publicado con anterioridad las novelas Illius (2009), La obra imperfecta (2011) y La vida real (2013) y el libro de relatos Columpios en el cementerio (2010), a menudo con la homosexualidad como tema (aunque no necesariamente tema central). En ella asistimos a una intrigante conversación nocturna entre dos extraños, la cual es intercalada con diversas escenas dominadas por el misterio. El planteamiento es inspirador, pero la constante alternancia de personajes, contextos, tonos y hasta estilos formales se antoja por momentos más borrosa y gratuita que complementaria (¿a qué viene ese capítulo redactado a modo de guion cinematográfico, por ejemplo?), instándonos por momentos a desear que el autor se hubiera centrado en el sugerente encuentro que constituye el corazón de la novela. La aparente falta de sentido es, no obstante, ideal de cara a situar al lector en la piel de personajes rodeados de máscaras y secretos, personajes perdidos tanto en la vida como en sí mismos para los que todo es un enigma que resolver. El embarullamiento se vuelve, además, bastante llevadero gracias al mimo narrativo del joven autor, quien hace maravillas con el lenguaje hasta el punto de que aislar cualquier capítulo puede resultar más gratificante que tratar de descifrar la obra en su conjunto (para lo que quizá hiciera falta una relectura para la que un servidor, por desgracia, no tiene tiempo). Poéticamente oscura e inquietantemente esperanzadora, La noche de las máscaras es todo un reto literario.

Por su parte, Lo que sí quisiste hacer (2015) es la primera obra publicada del joven melillense Juan José Tur Varo, quien ha explorado su interés por el cristianismo y la psicoterapia. En ella, un reflexivo chico —claro alter ego del autor, como suele suceder con las óperas primas literarias— “reaparece” a la vida tras un accidente mortal que se llevó las vidas de todos sus compañeros de clase (y, teóricamente, la suya propia). No recuerda ni su nombre, pero una fuerza interior indescifrable lo lleva a luchar por recuerdos que, indudablemente, han de estar en algún sitio. Movido por la idea de un gran amor al que perdió antes incluso de hacer lo propio con su vida, el joven deambulará por un mundo cuya hostilidad no parece apropiada para su bondad innata pero sí para su fuerte carácter meditabundo, el cual lo llevará a reflexionar constantemente sobre su pasado a raíz de los extraños acontecimientos con los que se topa. Nos encontramos ante una novela de lectura complicada, tanto por la complejidad expuesta como por la inexperiencia del autor a la hora de plasmarla. A la comprensión ayuda poco, además, una edición mejorable que ha pasado por alto párrafos dignos de más de un retoque estilístico y hasta ortográfico. Aun así, Lo que sí quisiste hacer conforma una atmósfera muy intensa en la que sumirse para estudiar la relación entre el catolicismo y la homosexualidad, decidida a plasmar ambos elementos sin complejos (aunque quizá con una castidad excesiva) de cara a que cada lector saque sus propias conclusiones. La novela está bastante alejada de la perfección, sí, pero también del área de confort donde suelen moverse los autores noveles. Y eso, considerando que el autor la publicó con apenas dos décadas de vida, es encomiable.

Jugar a confundir tanto a los personajes como a los propios lectores puede írsenos de las manos, con lo que no he tenido más remedio que dar una de cal y otra de arena a las dos obras estudiadas hoy. No obstante, tanto La noche de las máscaras como Lo que sí quisiste hacer albergan ideas ambiciosas que las alejan de la literatura gay convencional e instan a esperar con impaciencia los futuros trabajos de tan arriesgados autores.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

XHTML: Puedes usar las siguientes etiquetas para enfatizar texto o enlazar páginas: <em>Para texto en cursiva</em>, <strong>para texto en negrita </strong>, <a href="http://www.google.es" title="Un buscador"> Google<a> para enlazar páginas web, <del>para mostrar texto tachado</del>, <blockquote> para citar textos largos de varios párrafos</blockquote> y <q>para citar textos cortos de un solo párrafo</q>

Dosmanzanas quiere darte las gracias por dejar tu comentario en esta entrada, pero debe recordarte que la educación es la base fundamental para poder participar. No admitiremos los comentarios fuera de tono, con insultos o incitación a la violencia, o cuya finalidad sea provocar y distorsionar intencionadamente los debates. Dosmanzanas se reserva el derecho de borrar inmediatamente el comentario sin necesidad de notificarlo a su autor.