"Si se suman dos manzanas, pues dan dos manzanas. Y si se suman una manzana y una pera, nunca pueden dar dos manzanas, porque es que son componentes distintos. Hombre y mujer es una cosa, que es el matrimonio, y dos hombres o dos mujeres serán otra cosa distinta" - Ana Botella

La presidenta Michelle Bachelet presentará la próxima semana el proyecto de ley de matrimonio igualitario en Chile

Tras años de espera, el Gobierno de Chile presentará este próximo lunes el proyecto de ley de matrimonio igualitario. Un proyecto que, según ha adelantado el Movimiento de Integración y Liberación Homosexual (MOVILH) tras sus últimas reuniones con representantes gubernamentales garantizará a las parejas del mismo sexo «todos los derechos y deberes de las uniones heterosexuales, sin excepciones». La presidenta de Chile, Michelle Bachelet, cumple así su promesa electoral, que no era otra que la de presentar un proyecto para su trámite parlamentario. Habrá que ver ahora si el Congreso de Chile permite que el país se equipare, en este aspecto, a otros países de su entorno, como Argentina, Uruguay o Brasil, en los que el matrimomio igualitario ya es una realidad.

Como en su momento recogimos, el Estado chileno y el MOVILH alcanzaron hace poco más de un año una solución amistosa a la demanda que este colectivo había interpuesto ante la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH) por la prohibición a las parejas del mismo sexo de contraer matrimonio (puedes descargar aquel histórico acuerdo aquí). De hecho, de desarrollarse todos los puntos contemplados en dicho acuerdo, Chile, que ya ha había aprobado las uniones civiles entre personas del mismo sexo, daría un paso de gigante en el reconocimiento jurídico de los derechos LGTB. El acuerdo implicaba aceptar el matrimonio igualitario, la adopción homoparental y los derechos plenos de parentalidad (que a día de hoy tienen que ser reclamados ante los tribunales), pero también la aprobación de una ley de identidad de género, un refuerzo de la legislación antidiscriminatoria ya vigente en Chile (la conocida como “ley Zamudio”) y medidas en el ámbito educativo.

Por lo que se refiere a la ley de identidad de género, se encuentra en trámite parlamentario. Ya ha sido aprobada por el Senado, aunque el texto no es el que los colectivos LGTB desean al incluir la necesidad de un informe médico como trámite obligatorio para modificar la mención al sexo en Registro Civil y documentos oficiales y no incluir a los menores de edad. En este sentido, se está a la espera de lo que ocurra en la Cámara de Diputados. Por lo que se refiere al matrimonio igualitario, sin embargo, el Gobierno todavía no ha presentado el proyecto. De ahí la importancia del anuncio del MOVILH.

«El acuerdo alcanzado es que el proyecto de ley de matrimonio igualitario extenderá a las parejas del mismo sexo todos los derechos y derechos de las uniones heterosexuales, sin excepción alguna. Eso es nuestra demanda, nuestra propuesta y el Gobierno ha garantizado que la cumplirá. La idea es que el proyecto sea firmado el lunes por Bachelet e ingresado al Parlamento en la misma semana”, ha declarado Rolando Jiménez, representante del colectivo chileno. En este sentido, la portavoz del Gobierno chileno, Paula Narváez, ya ha adelantado que “el tema filiativo es un tema importante. El proyecto de ley se hace cargo de las derivaciones del matrimonio». «Estamos generando condiciones para que las parejas homoafectivas puedan ser padres o madres”, ha añadido, despejando también por su parte la duda de si el proyecto cubriría los aspectos relacionados con la homoparentalidad.

Un largo camino… en el que aún queda trecho por recorrer

Fue en mayo de 2012 cuando el MOVILH denunció al Estado de Chile ante la CIDH por la prohibición del matrimonio igualitario, una vez que había agotado la vía judicial dentro del país (ya ese año nos hicimos eco de aquella importante denuncia, sin saber a qué daría lugar). Tras años de conversaciones y mesas de trabajo con seis ministerios, las partes llegaron a un acuerdo de solución amistosa en junio de 2016. En dicho acuerdo, el Estado se comprometió a enviar el proyecto de ley este año, así como a garantizar todos los derechos y deberes en el mismo, incluida la adopción y filiación, y a trabajar la propuesta final junto a los peticionarios. Un compromiso que de hecho fue refrendado el pasado mes de enero por la presidenta de Chile en una histórica ceremonia que tuvo lugar en el Palacio de la Moneda (la foto de la derecha corresponde a dicho acto).

Habrá que ver, sin embargo, como se desenvuelve el proceso una vez presentado el proyecto de ley. Una importante dificultad la constituye la necesaria complicidad del Congreso, que se renueva el próximo mes de noviembre, y cuya futura composición es aún una incógnita. En este sentido, la inclusión de la adopción homoparental se prevé uno de los puntos calientes de la discusión. La principal oposición, previsiblemente, vendrá de la UDI (Unión Demócrata Independiente), principal partido de la derecha chilena. También es previsible una fuerte oposición desde ámbitos religiosos, tanto de la influyente Iglesia católica chilena como desde las pujantes iglesias evangélicas.

Veces compartido
Comentarios
  1. Oscar
  2. Oscar

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

XHTML: Puedes usar las siguientes etiquetas para enfatizar texto o enlazar páginas: <em>Para texto en cursiva</em>, <strong>para texto en negrita </strong>, <a href="http://www.google.es" title="Un buscador"> Google<a> para enlazar páginas web, <del>para mostrar texto tachado</del>, <blockquote> para citar textos largos de varios párrafos</blockquote> y <q>para citar textos cortos de un solo párrafo</q>

Dosmanzanas quiere darte las gracias por dejar tu comentario en esta entrada, pero debe recordarte que la educación es la base fundamental para poder participar. No admitiremos los comentarios fuera de tono, con insultos o incitación a la violencia, o cuya finalidad sea provocar y distorsionar intencionadamente los debates. Dosmanzanas se reserva el derecho de borrar inmediatamente el comentario sin necesidad de notificarlo a su autor.

Veces compartido