"Si se suman dos manzanas, pues dan dos manzanas. Y si se suman una manzana y una pera, nunca pueden dar dos manzanas, porque es que son componentes distintos. Hombre y mujer es una cosa, que es el matrimonio, y dos hombres o dos mujeres serán otra cosa distinta" - Ana Botella

El Ministerio de Sanidad ruso define un procedimiento para el reconocimiento legal de la identidad de género de las personas transexuales

El Ministerio de Sanidad ruso ha publicado una orden en la que se define el formato del certificado médico necesario para la modificación registral del sexo. Las personas transexuales rusas tienen así un procedimiento para conseguir el reconocimiento legal de su identidad de género, si bien el proceso aún está medicalizado, pues se requiere un diagnóstico psiquiátrico. Hasta ahora, las personas transexuales dependían del arbitrio de los funcionarios del registro civil o de los tribunales. Las asociaciones de defensa de los derechos de las personas transexuales han acogido positivamente la normativa, en la que se les ha permitido participar, aunque lamentan que esté lejos de los avances que se están produciendo en otros países.

La ley federal rusa dictamina la necesidad de un «certificado médico de cambio de género o sexo» para poder proceder a la modificación legal de los datos registrales. Las características de dicho certificado debían ser establecidas por el Ministerio de Sanidad, según se ordenaba en la ley publicada en 1998. Sin embargo, los titulares de la cartera han eludido esa obligación durante 20 años.

En ese lapso de tiempo, las personas transexuales que solicitaban la modificación de sus datos en el registro civil quedaban al arbitrio de los funcionarios. Solían denegarse las solicitudes de quienes tenían hijos o habían contraído matrimonio, así como de quienes no tenían la apariencia física que el funcionario estimara conveniente. Tras ello, solo quedaba la vía judicial, en la que se encontraban con los mismos o parecidos inconvenientes tras un largo y oneroso proceso.

Finalmente, en octubre de 2017 se dio a conocer un anteproyecto que definía el certificado. El texto preocupó gravemente a la comunidad transexual rusa, porque exigía requisitos como la supervisión obligatoria de un psiquiatra durante un año y medio o el uso del término «reorientación sexual» para el procedimiento, algo que no aparece en ninguna de las leyes aprobadas en otros países. Diversas organizaciones, como el Proyecto de Defensa Legal Transgénero, comunicaron al Ministerio de Sanidad sus inquietudes al respecto.

Algunas de estas preocupaciones fueron tomadas en cuenta por los redactores del anteproyecto, que eliminaron la obligación de supervisión psiquiátrica. Tampoco se exige que las personas transexuales tengan que someterse a ningún proceso hormonal o de reasignación quirúrgica. Podrán solicitar la modificación de los datos registrales tanto las personas transexuales casadas como las que tienen hijos. Desaparece el término «reorientación sexual», pero se sigue exigiendo que un equipo médico certifique que la persona solicitante está diagnosticada como «transexual».

Con estas modificaciones, la orden fue firmada por la ministra de Sanidad, Veronika Skvortsova, y publicada el pasado 22 de enero, para entrar en vigor el 2 de febrero. Aunque el texto legal esté muy lejos de las reivindicaciones del colectivo de personas transexuales en todo el mundo, como la despatologización completa del proceso de modificación registral, las organizaciones se han congratulado de que, al menos, se haya clarificado el procedimiento.

Tatiana Glushkova, coordinadora del Proyecto de Defensa Legal Transgénero, expresaba así el criterio de su organización: «Acogemos con satisfacción la versión final de la orden adoptada por el Ministerio de Sanidad, y creemos que su entrada en vigor mejorará significativamente la situación de las personas transexuales en Rusia. El documento establece un procedimiento transparente para el reconocimiento legal del género, que permitirá a las personas transexuales cambiar su documentación sin recurrir a los tribunales. Además, la adopción de la orden acercará la legislación rusa a la jurisprudencia del Tribunal Europeo de Derechos Humanos. Al mismo tiempo, lamentamos observar que la orden no refleja el proceso de despatologización global o la próxima reforma de la Clasificación Internacional de Enfermedades. Los actores clave que toman decisiones con respecto al reconocimiento legal de género de las personas transexuales aún son psiquiatras. Las personas transgénero aún se enfrentarán a todos los inconvenientes que surgen del diagnóstico de un psiquiatra».

Veces compartido

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

XHTML: Puedes usar las siguientes etiquetas para enfatizar texto o enlazar páginas: <em>Para texto en cursiva</em>, <strong>para texto en negrita </strong>, <a href="http://www.google.es" title="Un buscador"> Google<a> para enlazar páginas web, <del>para mostrar texto tachado</del>, <blockquote> para citar textos largos de varios párrafos</blockquote> y <q>para citar textos cortos de un solo párrafo</q>

Dosmanzanas quiere darte las gracias por dejar tu comentario en esta entrada, pero debe recordarte que la educación es la base fundamental para poder participar. No admitiremos los comentarios fuera de tono, con insultos o incitación a la violencia, o cuya finalidad sea provocar y distorsionar intencionadamente los debates. Dosmanzanas se reserva el derecho de borrar inmediatamente el comentario sin necesidad de notificarlo a su autor.

Veces compartido