"Si se suman dos manzanas, pues dan dos manzanas. Y si se suman una manzana y una pera, nunca pueden dar dos manzanas, porque es que son componentes distintos. Hombre y mujer es una cosa, que es el matrimonio, y dos hombres o dos mujeres serán otra cosa distinta" - Ana Botella

Agresión a un activista LGTB de Georgia que pronunciaba un discurso ante un pequeño grupo en la calle

Un joven radical agredía a un activista LGTB que se encontraba pronunciando un discurso para un pequeño grupo en una vía pública de Tiflis (capital de Georgia). En cuestión de segundos, tras un intento de rápida huida, el agresor era finalmente reducido por la policía. A pesar de la cancelación de la manifestación del Día Internacional contra la LGTBfobia, por las amenazas de la ultraderecha y las consignas de la iglesia ortodoxa (como recogía dosmanzanas hace solo unos días), algunos activistas realizaron acciones contra la intolerancia; sacando banderas arcoíris, improvisando pequeñas reuniones en lugares públicos, etc. Según publican distintos medios nacionales e internacionales, la citada agresión contra este activista no fue la única que se produjo, sumándose a otros incidentes violentos.

El pasado viernes nos hacíamos eco de que las amenazas de la extrema derecha de Georgia obligaban al activismo a desconvocar la manifestación por el día contra la LGTBfobia. Los activistas igualitarios no pudieron celebrar la marcha reivindicativa de Tiflis, por miedo a ser objeto, concretamente, de la violencia de los extremistas de la Georgian March, que habían anunciado que se manifestarían al mismo tiempo. Los ultranacionalistas de extrema derecha no ocultaron el hecho de que cancelaban su manifestación porque los activistas LGTB habían desconvocado la suya.

Sin embargo, tras la publicación de la anterior noticia, hemos sabido que algunos activistas (a pesar de la desmovilización oficial) sí salieron a las calles con banderas arcoíris e incluso se organizaron en pequeños grupos, exponiéndose a las agresiones de extremistas LGTBfóbicos. En este sentido, se han reportado varios episodios con violencia contra personas LGTB, en varios puntos del país, en el Día Internacional contra la LGTBfobia. El siguiente vídeo recoge uno de eses tristes sucesos, que acabó con la detención del agresor:

La extrema derecha ataca al colectivo LGTB en Georgia

En los últimos años, tanto la iglesia como los ultraderechistas han impedido la normal celebración de actos y reivindicaciones en el Día Internacional contra la LGTBfobia (en 2013, por ejemplo, dosmanzanas recogía que contramanifestantes homófobos provocaron varios heridos en Tiflis). Los activistas LGTB, por su parte, dicen que el fortalecimiento de los grupos de derecha en Georgia es atribuible a la pasividad de las autoridades hacia las cuestiones de política social y les han pedido que asuman la responsabilidad de lo que está sucediendo.

El colectivo, además, denuncia que organizaciones como la Georgian March «en lugar de trabajar para abordar los problemas más importantes de Georgia (el desempleo, la pobreza, la contaminación, un mal sistema educativo, etc.) simplemente permiten una división entre las diferentes capas de la sociedad para expandirse aún más».

Sandro Bregadze, líder de Georgian March y candidato para las presidenciales de octubre por esa formación extremista, renunció a su alto cargo en el gobierno en 2016, entre otras cosas, por no querer apoyar ningún reconocimiento de derechos al colectivo LGTB. En el informe anual sobre derechos LGTBI en Europa, que incluye la clasificación de los distintos países según el grado de adecuación de sus normativas jurídicas al reconocimiento y promoción de los derechos de las personas LGTBI, Georgia ocupa el puesto 33 de 40.

El Parlamento de Georgia aprobó en 2014 una ley contra la discriminación, que incluye la protección con respecto a la identidad de género y a la orientación sexual. Aunque se levantaron algunas voces críticas con la legislación, por quedarse corta, lo cierto es que suposo un avance, desafortunadamente más sobre el papel que en hechos, teniendo en cuenta la notable influencia social de la iglesia ortodoxa y apostólica georgiana, especialmente hostil a los derechos de la comunidad LGTB.

Veces compartido

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

XHTML: Puedes usar las siguientes etiquetas para enfatizar texto o enlazar páginas: <em>Para texto en cursiva</em>, <strong>para texto en negrita </strong>, <a href="http://www.google.es" title="Un buscador"> Google<a> para enlazar páginas web, <del>para mostrar texto tachado</del>, <blockquote> para citar textos largos de varios párrafos</blockquote> y <q>para citar textos cortos de un solo párrafo</q>

Dosmanzanas quiere darte las gracias por dejar tu comentario en esta entrada, pero debe recordarte que la educación es la base fundamental para poder participar. No admitiremos los comentarios fuera de tono, con insultos o incitación a la violencia, o cuya finalidad sea provocar y distorsionar intencionadamente los debates. Dosmanzanas se reserva el derecho de borrar inmediatamente el comentario sin necesidad de notificarlo a su autor.

Veces compartido