"Si se suman dos manzanas, pues dan dos manzanas. Y si se suman una manzana y una pera, nunca pueden dar dos manzanas, porque es que son componentes distintos. Hombre y mujer es una cosa, que es el matrimonio, y dos hombres o dos mujeres serán otra cosa distinta" - Ana Botella

Una pareja de chicos denuncia haber sufrido una agresión homófoba en una discoteca del Port Olímpic de Barcelona

Una pareja de chicos ha denunciado haber sido víctimas, el pasado viernes por la noche, de una agresión de cáracter homófobo en Catwalk, una conocida discoteca del Port Olímpic de Barcelona. Una de las víctimas ha explicado a TV3, la televisión autonómica catalana, que él y su compañero se encontraban en el interior de un baño cuando los vigilantes de seguridad reventaron la puerta, que les cayó encima, hiriendo a uno de ellos en la nariz y los labios.

Después de sacarlos del baño, la pareja asegura que los vigilantes los agarraron por la cintura y los arrojaron fuera de la discoteca «como un saco de patatas». Según su versión, no les dieron explicación ninguna, pero continuaron burlándose de ellos incluso cuando se encontraban ya fuera del local. «Estaba clarísimo que era un acto de odio de personas homófobas», explica a TV3 uno de los chicos. Insertamos a continuación el vídeo de con el testimonio de uno de los denunciantes (en catalán, pero fácilmente comprensible sin ser catalanoparlante):

Los jóvenes han presentado ya la correspondiente denuncia ante los Mossos d’Esquadra y la Oficina para la No Discriminación del Ayuntamiento de Barcelona. Como se puede ver el el vídeo, también han notificado lo sucedido al Observatori contra l’Homofòbia, entidad que recientemente reclamaba medidas urgentes ante el repunte de agresiones por LGTBfobia en Cataluña y que asegura disponer ya de un histórico de denuncias por conductas de LGTBfobia en locales de ocio del Port Olímpic (en el reportaje de TV3, por ejemplo, se menciona el caso de una chica trans a la que le denegaron el acceso a uno de los locales).

Según pública La Vanguardia, la sala Catwalk asegura por su parte que todas las personas son bienvenidas al local al margen de su orientación sexual y descarga la responsabilidad de lo sucedido en el servicio de seguridad, contratado a una empresa externa. Según justifica la discoteca, la política de esta empresa es que al encontrar dos personas juntas en un mismo baño se les solicita que lo abandonen «para prevenir el posible consumo de drogas».

Algo que, al menos en principio, no cuadra con el relato de los denunciantes y las imágenes de las lesiones sufridas… Estaremos atentos a cómo evoluciona el caso.

Veces compartido

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

XHTML: Puedes usar las siguientes etiquetas para enfatizar texto o enlazar páginas: <em>Para texto en cursiva</em>, <strong>para texto en negrita </strong>, <a href="http://www.google.es" title="Un buscador"> Google<a> para enlazar páginas web, <del>para mostrar texto tachado</del>, <blockquote> para citar textos largos de varios párrafos</blockquote> y <q>para citar textos cortos de un solo párrafo</q>

Dosmanzanas quiere darte las gracias por dejar tu comentario en esta entrada, pero debe recordarte que la educación es la base fundamental para poder participar. No admitiremos los comentarios fuera de tono, con insultos o incitación a la violencia, o cuya finalidad sea provocar y distorsionar intencionadamente los debates. Dosmanzanas se reserva el derecho de borrar inmediatamente el comentario sin necesidad de notificarlo a su autor.

Veces compartido