"Si se suman dos manzanas, pues dan dos manzanas. Y si se suman una manzana y una pera, nunca pueden dar dos manzanas, porque es que son componentes distintos. Hombre y mujer es una cosa, que es el matrimonio, y dos hombres o dos mujeres serán otra cosa distinta" - Ana Botella

Tras veinte años practicando «terapias» reparadoras, uno de sus principales divulgadores admite su homosexualidad y pide perdón por el daño causado

Uno tras otro, los principales adalides de las «terapias» de conversión admiten la inutilidad y los peligros de estas prácticas que no hacen nada por modificar la orientación sexual pero pueden infligir trastornos duraderos. El último caso ha sido el de McKrae Game, que participó en la infame Exodus International (ya clausurada) antes de fundar su propia organización de «exgais». Game reconoce ahora que nunca dejó de sentir atracción por otros hombres y pide perdón por el daño causado.

McKrae Game, entonces pastor baptista, se unió a Exodus International a finales de los años noventa. Antes de su disolución en 2013, la organización fue la principal difusora de las «terapias» reparadoras o de conversión dentro y fuera de Estados Unidos. Tanto su presidente como su vicepresidente acabaron pidiendo disculpas públicas por el sufrimiento inútil que provocaron a las víctimas de sus peligrosas prácticas.

Tras pasar por Exodus International, Game fundó su propia institución de «exgais» en 1999. Por Truth Ministry, posteriormente renombrada como Hope for Wholeness, pasaron miles de personas buscando «curarse» de su homosexualidad, que la organización calificaba de «trastorno del desarrollo». Game acabaría expulsado por comportamiento homosexual de la entidad que había fundado en 2017 y admite ahora que nunca dejó de sentirse atraído por otros hombres. En 1996 se había casado con una mujer y tiene dos hijos ya adultos.

El que fuera uno de sus principales promotores reconoce la inutilidad y el daño que causan sus prácticas y pide perdón. En una entrevista con el diario The Post and Courier, el hombre de 51 años procedente de Carolina del Sur confiesa haber sido «un fanático religioso que ha hecho daño a gente», aunque no reniega de su fe. Algunas personas intentaron suicidarse como consecuencia de los métodos de su organización, lamenta Game, que hace un llamamiento a aprender a «amarte a ti mismo y a los demás».

«Las terapias de conversión no son solo una mentira, son muy dañinas», advierte Game, que se une a una creciente lista de líderes «exgais» que acaban reconociendo sus errores y pidiendo perdón. Además de Alan Chambers y Randy Thomas, presidente y vicepresidente de Exodus International como se ha mencionado arriba, también engrosa este grupo John Paulk, otro exlíder de Exodus que fundó en 1998 la organización Love Won Out. Paulk admitió su homosexualidad en 2013 y se disculpó por el daño causado. Un año después, John Smid contraía matrimonio con otro hombre. Smid había dirigido Love in Action, una de las organizaciones de historial más terrible a la hora de intentar «convertir» a homosexuales en heterosexuales, como refleja la reciente película Boy Erased (estrenada en España como Identidad borrada).

«No» rotundo de los especialistas a las «terapias» reparadoras

A nivel internacional, ya en marzo de 2016 tenía lugar un histórico pronunciamiento de la Asociación Mundial de Psiquiatría en contra de las terribles «terapias» reparadoras, intervenciones que no solo se han mostrado ineficaces para cambiar la orientación sexual de una persona, sino que resultan muy peligrosas (los riesgos incluyen depresión, ansiedad y comportamiento autodestructivo). Prácticas contra las que ya antes se habían pronunciado numerosas organizaciones profesionales.

Respecto al reto que suponen aquellas personas adultas que movidas por su fe religiosa conservadora acuden por voluntad propia a las consultas para cambiar su orientación sexual, ya desde hace años la Asociación Americana de Psicología recomienda ser «honestos» con ellos respecto a su eficacia, considerando que el objetivo en estos casos debe ser favorecer, sin imposiciones, la aceptación de la propia realidad. Posibles estrategias que sugería Judith Glasshold, la presidenta del comité que en 2009 revisó la evidencia disponible hasta esa fecha, eran insistir en determinados aspectos de la fe religiosa, como la esperanza y el perdón, frente a la condena de la homosexualidad, sugerir el acercamiento a confesiones religiosas que sí aceptan la realidad LGTB o, los casos más recalcitrantes, valorar la adopción del celibato como estilo de vida sin pretender cambiar la orientación.

Veces compartido
Comentarios
  1. YoMismo

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

XHTML: Puedes usar las siguientes etiquetas para enfatizar texto o enlazar páginas: <em>Para texto en cursiva</em>, <strong>para texto en negrita </strong>, <a href="http://www.google.es" title="Un buscador"> Google<a> para enlazar páginas web, <del>para mostrar texto tachado</del>, <blockquote> para citar textos largos de varios párrafos</blockquote> y <q>para citar textos cortos de un solo párrafo</q>

Dosmanzanas quiere darte las gracias por dejar tu comentario en esta entrada, pero debe recordarte que la educación es la base fundamental para poder participar. No admitiremos los comentarios fuera de tono, con insultos o incitación a la violencia, o cuya finalidad sea provocar y distorsionar intencionadamente los debates. Dosmanzanas se reserva el derecho de borrar inmediatamente el comentario sin necesidad de notificarlo a su autor.

Veces compartido