"Si se suman dos manzanas, pues dan dos manzanas. Y si se suman una manzana y una pera, nunca pueden dar dos manzanas, porque es que son componentes distintos. Hombre y mujer es una cosa, que es el matrimonio, y dos hombres o dos mujeres serán otra cosa distinta" - Ana Botella

25º LesGaiCineMad (I): críticas de «Port Authority», «Welcome to the USA», «Suk Suk», «Saint-Narcisse», «Emilia», «A Stormy Night», «Tu me manques», «Cicada», «Las mil y una» y «Kokon»

Pese a las evidentes dificultades, el LesGaiCineMad, el festival de cine LGTB más importante de los países de habla hispana, está celebrando su 25ª edición de manera presencial, en distintas salas de Madrid y alrededores. Y la selección, aunque más reducida que en otras ocasiones, es excelente. Hoy os hablo de los diez títulos que integran la estupenda Sección Oficial.

Producida por Martin Scorsese y presentada en la sección Un Certain Regard del Festival de Cannes, Port Authority parecía sin duda uno de los platos fuertes del festival que nos ocupa… y no ha decepcionado. La debutante Danielle Lessovitz brilla tras la cámara para contar con sinceridad y valentía una historia de amor ambientada en el vibrante mundo de los salones de baile de Nueva York, popularizado por la serie Pose. Fionn Whitehead, lanzado al estrellato por Dunkerke (Christopher Nolan, 2017) y Black Mirror: Bandersnatch (David Slade, 2018), y Leyna Bloom, quien en 2017 se convirtió en la primera mujer trans de color que aparece en Vogue India, son los protagonistas y ambos están estupendos en personajes difíciles, arrastrando al espectador a un romance complicado pero hermoso.

Desde Kazajstán, un territorio inexplorado para el cine LGTB, llega Welcome to the USA, primer y fantástico trabajo de Assel Aushakimova. En él, una perfecta Saltanat Nauruz Aliya encarna a una treintañera lesbiana que ha pasado toda su vida luchando por alcanzar la estabilidad en Kazajistán, donde la homosexualidad está censurada política y socialmente. Con el visado para irse a EE.UU. llega la oportunidad de comenzar una nueva vida pero ¿cómo contar a las personas que quiere que no son suficiente? Exquisita y sensible, esta película reflexiona sobre el sentimiento de pertenencia a un lugar con un tratamiento LGTB muy valiente para tratarse de Asia Central.

En Suk Suk, el abiertamente gay Ray Yeung (Cut Sleeve Boys, 2006; Front Cover, 2015) cuenta la historia de dos padres de familia de Hong Kong que, en el otoño de la vida, inician un romance imposible pero maravilloso. Tai Bo y Ben Yuen, encarnan, con suma sensibilidad a los protagonistas, que por un lado parecen convertirse en adolescentes que descubren el primer amor y, por otro, no dejan nunca de arrastrar la tristeza de un contexto colmado de prejuicios en que aquello que sienten jamás estará bien visto. El cine asiático de temática LGTB sigue siendo muy escaso, con lo que la excelencia de esta película es digna de doble celebración.

Emilia (Sofia Palomino), protagonista homónima de Emilia, vuelve a su pueblo después de muchos años fuera. Una ruptura apuró la decisión. Se instala en casa de su impredecible madre, consigue trabajo como profesora en el colegio y trata de redefinir su vida, si bien reencontrarse con el pasado no será fácil. Con su ópera prima, César Sodero retrata un personaje que no termina de saber qué quiere pero sí que no anhela aquello que, quizá por mero conformismo, aceptan los demás. Y el resultado es reflexivo, desprejuiciado y elegante, con una protagonista que, precisamente por imperfecta, es perfecta.

Saint-Narcisse es la ultima locura del canadiense Bruce LaBruce, quien, más sutil y comedido de lo habitual pero sin abandonar su habitual estética de serie B, ofrece una de sus mejores creaciones. La trama es difícil de resumir, pero valga decir que incluye en su epicentro a un joven enamorado de sí mismo (Félix-Antoine Duval) que, tras reencontrarse con su madre (Tania Kontoyanni) (quien abandonó al padre por una mujer, Alexandra Petrachuk), se ve turbado por el descubrimiento de que tiene un hermano gemelo. Una atmosfera fantasmagórica muy adecuada para Halloween y un evocador simbolismo religioso dan pie a una película sorprendente en torno a la familia y el deseo.

La representante española de la Sección Oficial, A Stormy Night, es la ópera prima de David Moragas, quien la escribe, dirige y, junto a Jacob Perkins, protagoniza. Así, un documentalista español se queda atrapado en Nueva York cuando el vuelo de escala que debía llevarle a San Francisco es cancelado por culpa de una tormenta. Una amiga lo ubica en casa de un chico neoyorkino, dando lugar a una noche de coqueteo e (in)comunicación que, pese a la evidente escasez de medios, atrapa al espectador desde el primer momento gracias a la química entre sus protagonistas y, claro, la atmósfera confeccionada por el sensible uso del blanco y negro, el cual, como el tiempo, simboliza perfectamente la relación entre los personajes. Inexplicablemente, de todas las películas de ficción españolas del 2020, esta es la única mínimamente destacable con personajes LGTB, ¿cómo es posible?

Representante de Bolivia en los últimos Oscars, Tu me manques es una coproducción boliviano-estadounidense y ambas nacionalidades están fuertemente presentes en el resultado, que no termina de encontrar su tono, en parte también por mezclar el carácter comercial de personajes y diálogos con una apuesta formal bastante arriesgada. Rodrigo Bellott (¿Quién mató a la llamita blanca?, 2006) cuenta la historia del duelo compartido por un padre conservador de Bolivia (Oscar Martínez) y un joven que vive en Nueva York (Fernando Barbosa) a raíz del suicidio del que era hijo del primero y pareja del segundo, la cual es contada de un modo innovador que es mejor no desvelar. Aunque irregular, el resultado es valiente y emotivo. A destacar, por cierto, la presencia de una estupenda Rossy de Palma.

Tras Hoy partido a las tres (2017), la argentina Clarisa Navas vuelve con otra orgánica mirada a la juventud queer moderna con la muy superior Las mil y una, coproducida, que no invadida, por Alemania. Iris (Sofía Cabrera) ha sido expulsada de la escuela y pasa los cálidos días con sus sus primas, entre habitaciones estrechas y calles vacías. Cuando la mucho más segura de sí misma Renata (Ana Carolina García) entra en escena, la chica queda fascinada y empieza a fraguarse el enamoramiento, pero los rumores sobre el pasado de su nueva amiga amenazan con destruir una relación que, por sí sola, no podría ser más desprejuiciada. El universo de la película, muy personal, no será del gusto de todos, pero hay que celebrar una frescura que le valió tanto el Sebastiane Latino como una mención especial del jurado de Horizontes Latinos del Zinemaldia.

Matthew Fifer y Sheldon D. Brown coescriben y coprotagonizan el romance interracional Cicada, ambientado en el Nueva York de 2013 con el juicio de Sandusky, y por tanto los fantasmas de acoso infantil, como telón de fondo. El propio Fifer lo codirige junto al también debutante Kieran Mulcare, ofreciendo una mirada cálida y sincera a un personaje torturado que no empezamos a conocer de verdad hasta que termina la función. Es de hecho durante las escenas finales cuando la película cobra fuerza, dejando de lado las ya muy vistas escenas sexuales de desahogo personal y profundizando en temas mucho más atractivos que sí dejan poso.

Por último, Kokon es un filme alemán de autodescubrimiento protagonizado por la muy observadora Nora (Lena Urzendowsky), quien, como una mariposa, va dejando atrás el capullo para vivir con sus propias alas. La metáfora es tan original como toda la propuesta, pero la cálida puesta en escena de Leonie Krippendorff y el buen hacer de todo el reparto, que incluye también a Jella Haase y Lena Klenke, mantienen el interés hasta el final.

Que las diez películas tratadas hoy estén escritas por la misma persona que las dirige no es casualidad: el cine LGTB tiende a partir de vivencias y sentimientos muy personales que nadie querría poner en otras manos. Es por eso que, con sus más y sus menos, todas estas obras se antojen íntimas y, por tanto, interesantes. A fin de cuentas, nos adentran en corazones que, por ajenos, jamás exploraríamos de no ser por el poder del séptimo arte. Lamentablemente, solo dos de estas películas tienen fecha de estreno comercial en España: A Stormy Night (27 de noviembre) y Las mil y una  (8 de enero), así que insto a las distribuidoras a dar una oportunidad al resto. De todos modos, aún quedan diez días de LesGaiCineMad, ¡espero veros por allí!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

XHTML: Puedes usar las siguientes etiquetas para enfatizar texto o enlazar páginas: <em>Para texto en cursiva</em>, <strong>para texto en negrita </strong>, <a href="http://www.google.es" title="Un buscador"> Google<a> para enlazar páginas web, <del>para mostrar texto tachado</del>, <blockquote> para citar textos largos de varios párrafos</blockquote> y <q>para citar textos cortos de un solo párrafo</q>

Dosmanzanas quiere darte las gracias por dejar tu comentario en esta entrada, pero debe recordarte que la educación es la base fundamental para poder participar. No admitiremos los comentarios fuera de tono, con insultos o incitación a la violencia, o cuya finalidad sea provocar y distorsionar intencionadamente los debates. Dosmanzanas se reserva el derecho de borrar inmediatamente el comentario sin necesidad de notificarlo a su autor.