El pasado sábado, la Policía de Perú reprimió con violencia una concentración que bajo el lema “Besos contra la homofobia” estaba convocada en la Plaza de Armas de Lima. Se trataba de una besada pacífica que, aprovechando la cercanía del 14 de febrero (“Día de los Enamorados”), ya había sido celebrada en años anteriores sin problema alguno.

Según recoge Blog de Lima Gay, cuando los organizadores de la concentración llegaron a la plaza encontraron una fuerte presencia policial. Al ser preguntados los oficiales de Policía por el motivo, estos respondieron que “porque va a haber una manifestación de homosexuales”.

“Un contingente policial se acercó a nosotros y nos ordenó dejar la pancarta, cosa que hicimos. Entonces se nos dijo -en contra de lo que garantiza la constitución- que esta prohibido reunirse y formar grupos. Nos dirigimos entonces a las gradas de la catedral, donde cientos de personas se habian reunido y estaban sentadas, como todos los días”, relata el blog. “Luego de un rato y cuando se había reunido un grupo de unas 20 personas, entre ellas Carlos Vela, único postulante gay al congreso (en la lista de Fuerza Social por Loreto). Algunas parejas de lesbianas y gays empezaron a besarse y tomarse fotos. Luego, las parejas se reunieron para una foto de grupo y fue entonces que la policía cargó contra ellos y ellas empujándolos y golpeandolos con inusitada violencia. En ese momento llegaron un grupo de jóvenes del Bloque Estudiantil LGBT, quienes habían estado repartiendo volantes en la intervención ‘Los Mismos Sentimientos, los Mismos Derechos’ y, al ver la agresión policial, se produjo un enfrentamiento en el que los participantes de la acción -hasta ese momento pacífica- coreaban ‘No a la homofobia’. La policía siguió adelante repartiendo varazos y usando gas pimienta”, prosigue la narración. Al parecer, hubo varios heridos. Según recoge el blog Lesbianas del MHOL, una de las agredidas tuvo que recibir 10 puntos de sutura en la parte posterior del cráneo.

Posteriormente algunos de los asistentes se reagruparon junto a la Municipalidad de Lima, donde la Policia volvió a cargar contra ellos. Uno de ellos fue violentamente reducido y arrastrado a lo largo del pasaje Santa Rosa.

Os mostramos a continuación dos vídeos que muestran parte de lo sucedido. El primero muestra los momentos iniciales del incidente, cuando la Policía obliga a empujones a los concentrados a abandonar la Plaza. El segundo muestra una de las agresiones.

El Congreso rechaza un proyecto de unión civil

La agresión policial tiene lugar, por cierto, pocos días después de que la Comisión de Justicia del Congreso peruano rechazara un proyecto de ley de uniones civiles entre personas del mismo sexo argumentando que su aprobación “requeriría cambios en la Constitución y algunos tratados internacionales a los que el Perú está adscrito”. Eso es al menos lo que manifestó su presidente, Rolando Sousa.

Un argumento difícil de entender si no es asumiendo postulados homófobos, dado que la Constitución peruana no prohíbe la aprobación de uniones civiles entre personas del mismo sexo, y que resulta tristemente paradójico en un momento en que diferentes candidatos a las próximas elecciones presidenciales de Perú se han manifestado ya a favor de una ley de este tipo (algún candidato va incluso más allá y propone la aprobación del matrimonio igualitario).