Desayuno en Urano

Los libros y las películas se agolpan, vuestras peticiones de reseñas se acumulan, y yo ya estoy mayor y casi no doy abasto, así que, antes que nada, pido nuevamente perdón a los autores, editoriales y aficionados al cine por mis retrasos en lecturas y películas y por mis ausencias en las presentaciones de libros, fiestas y conferencias. La actualidad no es lo mío. Empecemos.

Madres…

Un mariquita de pueblo narra a la virgen, en un larguísimo monólogo que dura casi toda la película, su vida como marica oficial del pueblo. Los malos tratos que su madre y él recibieron del padre (una mala bestia muy reconocible, demasiado reconocible), los primeros insultos, el amor, ese amor con el chico guapo y machote, de esos que nunca se atreverán a manifestar públicamente que les gustan los hombres y acabarán casados con una mujer y cargaditos de hijos vagando de sauna en sauna y de polígono en polígono. Luego el servicio militar (de nuevo tan reconocible todo: muchos maricas que hicimos la mili fuimos los que nos comportamos como verdaderos hombres en aquel lodazal en el que los más machotes se derrumbaban: el sentido del humor nos salvó) Finalmente, la muerte de Franco, los amigos, las salidas nocturnas, las drogas… Una historia que nos suena, un personaje entrañable que hacemos nuestro enseguida. El mariquita de pueblo insultado y oprimido por tres instituciones: la familia, el ejército y la iglesia que él sustituye (para no terminar colgado de un olivo) por la madre, “la girasol” y la virgen. Madre amadísima (Pilar Távora, 2010) no es una película perfecta: la tendencia al melodrama en alguno de los momentos hace que me distancie emocionalmente de ella (pero eso es un problema mío, quizá). Aún así, las buenas intenciones y un tratamiento impecable en cuanto al tema hace que la recomendemos sin ningún género de dudas.

3 estrellas
____________________

… y hermanos


Palabra de Caín, de Antonio de la Fuente Arjona (Editorial Hiria) es una novela compleja, que exige toda la atención del lector. Una novela en la que es difícil entrar pero el esfuerzo merece la pena: una vez subyugado/sometido/empapado a la atracción irresistible entre Caín y Abel, es duro escapar y reintegrarse a la vida normal siendo el mismo de antes. Es Caín el que narra la historia. Pero no sé quién es mas malo (si es que Caín no es Abel mismo, si es que no somos todos bastante Caín y Abel a lo largo de la historia) Una historia a través de tres cuadernos y tres lugares: Madrid, Nottingham y Méjico (antes, durante y después). Un paraíso que seguramente es más paraíso sin Abel.

¿Quién mató a Caín?”, nos preguntaban los profesores de religión para ver si estábamos atentos. Y todos respondíamos: “Abel”, ante el enojo del profe. “Que no, que Abel era el bueno”. La sempiterna historia de malos y buenos. Abel murió pero seguramente el que amó fue Caín. ¿A quién eliges? (me temo que la mayoría ya hemos elegido)

Abel fantasma se echa sobre este cuaderno, literalmente, se desparrama en sopa-de-letras, él es el culpable, el que escribe: pestañea, chasquea los dedos, sonríe y se restriega, sacude su polla/hisopo y asperja semen sobre mi pellejo o pergamino bendiciéndolo.”

______________________

Muestra de cine lésbico

Del 8 al 11 de marzo se celebra en Madrid la Primera Muestra de Cine Lésbico, organizada por por el Grupo de Mujeres de la Fundación Triángulo. Entre el Lola Bar y el Ateneo de Madrid.

Otras películas en Desayuno en Urano
Otros libros en Desayuno en Urano
elputojacktwist@gmail.com