"Si se suman dos manzanas, pues dan dos manzanas. Y si se suman una manzana y una pera, nunca pueden dar dos manzanas, porque es que son componentes distintos. Hombre y mujer es una cosa, que es el matrimonio, y dos hombres o dos mujeres serán otra cosa distinta" - Ana Botella

La comunidad LGTB de Mongolia, en el punto de mira de la extrema derecha nacionalista

La comunidad LGTB siempre ha sido una de las «cabezas de turco» que la demagogia populista utiliza para canalizar el descontento de las masas y manipularlo a su favor. Un ejemplo es lo que sucede en Mongolia, donde, como recoge un artículo de la BBC, la extrema derecha nacionalista ha convertido a homosexuales y transexuales, entre otras minorías, en objeto de su ira.

Mongolia, tras un largo periodo de aislamiento favorecido por su vinculación a la Unión Soviética, vive una fase de apertura al exterior y crecimiento de la inversión extranjera, que está llevando a un aumento, en particular, de la influencia económica de China. No en vano el gigantesco vecino está realizando inversiones multimillonarias en el país. Un proceso que muchos en Mongolia ven con gran recelo, del cual la extrema derecha intenta aprovecharse.

Un ejemplo es el caso de «Dayar Mogol», un grupo que no oculta sus simpatías hacia el nazismo, que utiliza la esvástica como símbolo y que defiende “la pureza” de la raza mogola. Mujeres, extranjeros, homosexuales y transexuales están en su punto de mira. Niegan promover la violencia, pero defienden, por ejemplo, el rapado de la cabeza de aquellas mujeres que tengan relaciones con hombres chinos. «Si se les pregunta, la mayoría de la gente en Mongolia lo apoyaría”, defiende uno de sus miembros.

Robyn Garner, activista LGTB en Ulan Bator, lo confirma. «Mucha gente ve como los recursos pasan a manos de los extranjeros, y buscan cabezas de turco, ideologías que canalicen su preocupación”, explica. El también activista Otgonbaatar Tsedendemberel cuenta como la situación ha provocado que las personas LGTB estén constantemente en guardia cuando caminan por la calle ante la posibilidad de ser agredidas. “Vivo bajo un miedo constante”, reconoce, “y a menos que hagamos algo esto va a ir a peor”. Lo cierto es que al menos dos mujeres transgénero habrían decidido dejar el país tras ser atacadas. Un chico gay de 19 años recibió recientemente una paliza tras salir de una fiesta gay en los suburbios de la capital.

El analista Luvsandendev Sumati explica a la BBC que en las elecciones de 2008 los grupos de extrema derecha no llegaron al 1% de los votos, pero cree que pueden ir a más. “Las pequeñas culturas están desapareciendo. Es una amenaza real, y la sociedad mogola debe reaccionar. La pregunta es si lo hará de una forma civilizada o extrema”, explica.

La amenazas de la extrema derecha se producen en un contexto ya de por sí complicado para los LGTB mogoles. La primera organización LGTB del país no fue autorizada hasta hace pocos meses, después de años de esfuerzo. Como ya contamos en dosmanzanas, las autoridades se habían negado a registrarla argumentando que atentaba contra “las costumbres y tradiciones de Mongolia” y podría convertirse en “un mal ejemplo para jóvenes y adolescentes”.

Veces compartido
Comentarios
  1. Neurófilo
  2. Colombiano
  3. Neurófilo
  4. Almudena

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

XHTML: Puedes usar las siguientes etiquetas para enfatizar texto o enlazar páginas: <em>Para texto en cursiva</em>, <strong>para texto en negrita </strong>, <a href="http://www.google.es" title="Un buscador"> Google<a> para enlazar páginas web, <del>para mostrar texto tachado</del>, <blockquote> para citar textos largos de varios párrafos</blockquote> y <q>para citar textos cortos de un solo párrafo</q>

Dosmanzanas quiere darte las gracias por dejar tu comentario en esta entrada, pero debe recordarte que la educación es la base fundamental para poder participar. No admitiremos los comentarios fuera de tono, con insultos o incitación a la violencia, o cuya finalidad sea provocar y distorsionar intencionadamente los debates. Dosmanzanas se reserva el derecho de borrar inmediatamente el comentario sin necesidad de notificarlo a su autor.

Veces compartido