"Si se suman dos manzanas, pues dan dos manzanas. Y si se suman una manzana y una pera, nunca pueden dar dos manzanas, porque es que son componentes distintos. Hombre y mujer es una cosa, que es el matrimonio, y dos hombres o dos mujeres serán otra cosa distinta" - Ana Botella

Un juez federal ordena el reingreso en el Ejército de Estados Unidos de una enfermera expulsada por lesbiana

Nuevo golpe judicial a la política de «Don’t ask, don’t tell» en el Ejército de Estados Unidos. El juez federal Ronald Leigthon ha fallado a favor de Margaret Witt, una enfermera que fue expulsada de la Fuerza Aérea en 2004 tras conocerse que tenía una relación de pareja con otra mujer. El juez ha ordenado que le sea restituido su puesto de trabajo.

La sentencia de Leighton, juez federal en el estado de Washington, se produce pocos días después de que otra jueza federal de California declarara inconstitucional la prohibición de servir en el Ejército a gays y lesbianas (a no ser que mantengan en secreto su homosexualidad), pero tiene además gran importancia en sí misma, en tanto que abre una nueva puerta a aquellos militares que ya han sido expulsados del Ejército por su orientación sexual.

El juez Leighton ha determinado en su sentencia que la homosexualidad de la enfermera Witt no producía daño alguno a la moral de la tropa a la que atendía, y que, antes al contrario, su expulsión del Ejército sí dañó la moral de su unidad y debilitó la capacidad de su escuadrón para llevar a cabo su misión de forma adecuada.

«Por fin tengo la oportunidad de hacer lo que siempre he querido: volver a mi unidad», ha manifestado Margaret Witt, que ha estado representada en el proceso por la American Civil Liberties Union (ACLU) de Washington.

Aunque el Departamento de Justicia todavía no se ha pronunciado sobre el caso, los abogados de Witt esperan que la sentencia sea recurrida, en línea con la política seguida hasta el momento por la administración Obama en esta cuestión. Sin ir más lejos, la pasada semana el Departamento de Justicia solicitaba que por el momento la sentencia que declaró inconstitucional el «Don’t ask, don’t tell» no se haga efectiva.

Las decisiones judiciales contrarias al «Don’t ask, don’t tell» se producen en paralelo al bloqueo legislativo de su proceso de derogación, debido al ejercicio de “filibusterismo” por parte de los republicanos en el Senado. Una derogación ya aprobada por la Cámara de Representantes (aunque condicionada al visto bueno del Pentágono) pero que el Senado no volverá a discutir, en todo caso, hasta una sesión “de rescate” que se celebraría a finales de año.

Veces compartido

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

XHTML: Puedes usar las siguientes etiquetas para enfatizar texto o enlazar páginas: <em>Para texto en cursiva</em>, <strong>para texto en negrita </strong>, <a href="http://www.google.es" title="Un buscador"> Google<a> para enlazar páginas web, <del>para mostrar texto tachado</del>, <blockquote> para citar textos largos de varios párrafos</blockquote> y <q>para citar textos cortos de un solo párrafo</q>

Dosmanzanas quiere darte las gracias por dejar tu comentario en esta entrada, pero debe recordarte que la educación es la base fundamental para poder participar. No admitiremos los comentarios fuera de tono, con insultos o incitación a la violencia, o cuya finalidad sea provocar y distorsionar intencionadamente los debates. Dosmanzanas se reserva el derecho de borrar inmediatamente el comentario sin necesidad de notificarlo a su autor.

Veces compartido