"Si se suman dos manzanas, pues dan dos manzanas. Y si se suman una manzana y una pera, nunca pueden dar dos manzanas, porque es que son componentes distintos. Hombre y mujer es una cosa, que es el matrimonio, y dos hombres o dos mujeres serán otra cosa distinta" - Ana Botella

La administración Obama no defenderá en los tribunales la ley que impide el reconocimiento federal del matrimonio homosexual

Podría parecer una decisión menor. Supone, sin embargo, un importante espaldarazo a los derechos LGTB. La administración Obama, en un giro de 180 grados a la que era su política hasta el momento, ha hecho público esta semana que no defenderá en los tribunales la DOMA (Defense of Marriage Act), la ley que, entre otras cosas, prohíbe el reconocimiento de los matrimonio entre personas del mismo sexo por la administración federal.

La administración Obama asume desde ahora que, dado que dicha legislación es discriminatoria contra gays y lesbianas (algo que ya había reconocido con anterioridad) no asumirá su defensa jurídica en aquellos casos en los que se plantee ante la justicia federal que su aplicación es inconstitucional. Así lo ha expresado el fiscal general de Estados Unidos, Eric Holder, en una comunicación oficial al Congreso de Estados Unidos, que puedes leer íntegramente (en inglés) pinchando aquí.

La decisión de la administración Obama, que en la segunda mitad de su mandato parece decidido a dar un significativo empujón a los derechos LGTB tras unos primeros dos años decepcionantes, era una de las más demandadas por los colectivos LGTB estadounidenses, e incluso por los círculos de opinión progresistas. El propio diario The New York Times había pedido a Obama en un editorial titulado «En defensa del matrimonio para todos» (publicado en la edición impresa del periódico el pasado 14 de febrero) que pusiera fin a la paradoja de defender en los tribunales una ley con la que supuestamente no está de acuerdo, y cuya derogación prometió promover en el pasado.

Se abre un nuevo escenario

El nuevo escenario para el matrimonio entre personas del mismo sexo que se abre a partir de ahora es imprevisible. La derogación por vía legislativa del DOMA parece imposible mientras los republicanos tengan el control de la Cámara de Representantes (que conquistaron el pasado noviembre), pero las resoluciones judiciales contra dicha ley podrían comenzar a acumularse.

Ya el pasado julio Joseph Tauro, un juez federal de Massachusetts, consideró inconstitucionales elementos fundamentales de la DOMA. La sentencia de Tauro resolvía dos demandas contra la administración federal estadounidense. Una de ellas fue interpuesta por el propio estado de Massachusetts, que permite el matrimonio entre personas del mismo sexo. La otra fue interpuesta por la organización GLAD (Gay and Lesbian Advocates and Defenders) en nombre de siete parejas casadas y tres viudos de Massachusetts a los que la administración federal negó los beneficios que les hubieran correspondido de haberse casado con una persona del otro sexo.

Respecto a la demanda interpuesta por el estado de Massachusetts, Tauro consideró que la DOMA supone una intrusión en la capacidad de decisión de los estados respecto a la legislación matrimonial. El juez consideró que son los estados los que determinan qué es y qué no es matrimonio y la administración federal carece de competencias en ese asunto. Por lo que se refiere a la segunda demanda, el fallo de Tauro determinó que la aplicación de la DOMA quebranta el principio de igualdad ante la ley y viola la quinta enmienda a la Constitución de Estados Unidos. “De acuerdo a la DOMA, la orientación sexual es el único elemento que establece que una pareja casada pueda acogerse o no a los beneficios federales”, determinaba el fallo. “Esta Corte no entiende en qué sentido esta diferencia puede ser relevante para la concesión o no de un beneficio”, añadía.

Las resoluciones judiciales contrarias a la DOMA pueden resultar en importantes beneficios para todos aquellos matrimonios entre personas del mismo sexo celebrados en aquellos territorios del país que lo permiten (Massachusetts, Connecticut, Iowa, Vermont, New Hampshire y Washington D.C.) o en el exterior, así como para los matrimonios residentes en estados que aunque no permitan su celebración sí reconocen la validez de los celebrados fuera (Nueva York y Maryland). El estado de Nueva York, de hecho, puede ser el siguiente en denunciar la DOMA ante los tribunales. Eric Schneiderman, el fiscal general de Nueva York elegido el pasado noviembre, se mostró en su momento favorable a seguir los pasos de Massachusetts.

Veces compartido
Comentarios
  1. Ave
  2. Nazareno
  3. Nazareno
  4. Ozores
  5. Emmets
  6. Nazareno
  7. lol

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

XHTML: Puedes usar las siguientes etiquetas para enfatizar texto o enlazar páginas: <em>Para texto en cursiva</em>, <strong>para texto en negrita </strong>, <a href="http://www.google.es" title="Un buscador"> Google<a> para enlazar páginas web, <del>para mostrar texto tachado</del>, <blockquote> para citar textos largos de varios párrafos</blockquote> y <q>para citar textos cortos de un solo párrafo</q>

Dosmanzanas quiere darte las gracias por dejar tu comentario en esta entrada, pero debe recordarte que la educación es la base fundamental para poder participar. No admitiremos los comentarios fuera de tono, con insultos o incitación a la violencia, o cuya finalidad sea provocar y distorsionar intencionadamente los debates. Dosmanzanas se reserva el derecho de borrar inmediatamente el comentario sin necesidad de notificarlo a su autor.

Veces compartido