"Si se suman dos manzanas, pues dan dos manzanas. Y si se suman una manzana y una pera, nunca pueden dar dos manzanas, porque es que son componentes distintos. Hombre y mujer es una cosa, que es el matrimonio, y dos hombres o dos mujeres serán otra cosa distinta" - Ana Botella

El eterno retorno de Rufus Wainwright

Videojuegos, televisión y música

“Tener razón demasiado pronto es lo mismo que equivocarse”. Marguerite Yourcenar – Memorias de Adriano.

Cuando sus seguidores creían que tras Gay Messiah ya no habría una muestra más clara de su talento, irreverencia y militancia, el compositor anuncia un proyecto –entre los muchos que ha puesto en marcha– con el que sorprende a un tiempo a incondicionales y detractores. Y no se trata de un regreso a sus inicios en la industria del pop, sino de un asalto a la música académica y clásica…

Si bien es cierto que nunca abandonó el panorama musical, el discreto éxito de su último disco (All Days Are Nights: Songs for Lulu) y de su ópera Prima Donna, así como la reciente paternidad junto a su pareja Jörn Weisbrodt y a Lorca Cohen (hija de Leonard Cohen), además de la muerte de Kate McGarrigle –matriarca del clan familiar–, han dado a Rufus cierto aire de recato poco característico en su persona.

"Rufus Does Rufus"Pero esto quedará atrás en los próximos meses. El músico vuelve eufórico, y lo hace con una doble propuesta que roza la bipolaridad: grabará su nuevo “disco bailable” junto a Mark Ronson (productor de Amy Winehouse y Robbie Williams, entre otros) a la vez que compondrá una ópera basada en la vida del emperador Adriano. Todo esto al mismo tiempo que comienza en Valladolid su gira europea (de nuevo con acompañamiento orquestal) y estrena en Nueva York la misma ópera –sobre una diva…–que le valió un disgusto con el Carnegie Hall, por insistir en escribirla en francés.

Sin duda, lo realmente prometedor es el retorno del Rufus más histriónico y espectacular a los escenarios, así como su nueva ópera, que podría convertirse en una de las pocas en retratar abiertamente una relación homosexual. Recordemos (y para ello sugerimos la lectura la novela antes citada) que el emperador vivió un apasionado romance con su “copero” Antinoo, cuya trágica muerte le valió el ser honrado con su propia constelación, como un semidiós.

Y el mismo rango podría ocupar Rufus en la historia reciente de la música. Inicialmente se catalogó a esta estrella como parte de la “nueva escena musical” estadounidense, formando otra constelación con Antony & The Johnsons y el desquiciado Devendra Banhart. Pero hace tiempo que se desmarcó de cualquier comparación, y trascendió incluso la etiqueta de “pop barroco” que le dieron a su obra. Rufus Wainwright no hace música para el colectivo LGTB, sino desde éste y para cualquier público; es un artista único que volverá (siempre volverá) para demostrarnos que está a la altura de su linaje, de la copa de un pino, y de Judy Garland subida en sus tacones.

Gustavo Liévano
glievano@gmail.com

Comentarios
  1. TATSU
  2. Galileo Campanella
  3. Chandler
  4. Macushlah

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

XHTML: Puedes usar las siguientes etiquetas para enfatizar texto o enlazar páginas: <em>Para texto en cursiva</em>, <strong>para texto en negrita </strong>, <a href="http://www.google.es" title="Un buscador"> Google<a> para enlazar páginas web, <del>para mostrar texto tachado</del>, <blockquote> para citar textos largos de varios párrafos</blockquote> y <q>para citar textos cortos de un solo párrafo</q>

Dosmanzanas quiere darte las gracias por dejar tu comentario en esta entrada, pero debe recordarte que la educación es la base fundamental para poder participar. No admitiremos los comentarios fuera de tono, con insultos o incitación a la violencia, o cuya finalidad sea provocar y distorsionar intencionadamente los debates. Dosmanzanas se reserva el derecho de borrar inmediatamente el comentario sin necesidad de notificarlo a su autor.