"Si se suman dos manzanas, pues dan dos manzanas. Y si se suman una manzana y una pera, nunca pueden dar dos manzanas, porque es que son componentes distintos. Hombre y mujer es una cosa, que es el matrimonio, y dos hombres o dos mujeres serán otra cosa distinta" - Ana Botella

Los episcopalianos aprueban la ordenación de personas transexuales y un rito litúrgico de bendición de las uniones homosexuales

Nuevos gestos inclusivos de la iglesia episcopaliana -rama estadounidense de la confesión anglicana- cuya conferencia anual de obispos ha aprobado tanto la ordenación de personas abiertamente transexuales (ya permitía la ordenación de personas homosexuales) como la creación de un rito litúrgico de bendición de las parejas del mismo sexo.

En realidad, la iglesia episcopaliana no tenía una política definida respecto a la ordenación de personas transexuales, pero los obispos episcopalianos han decidido eliminar cualquier resquicio e incluir de forma expresa entre las condiciones que no pueden ser causa de discriminación la identidad de género. Por lo que se refiere a la creación de un rito común de bendición de las parejas del mismo sexo, los sacerdotes episcopalianos ya podían desde 2009 bendecir este tipo de uniones, pero no existía una liturgia definida y cada uno lo hacía a su modo.

Esta última decisión ha sido tomada por 111 votos a favor, 41 en contra y 3 abstenciones. Los episcopalianos, sin embargo, siguen sin dar el paso de conferir al matrimonio entre personas del mismo sexo el mismo carácter sacramental que al matrimonio heterosexual. La decisión de crear una liturgia específica recuerda, a nivel religioso, lo que las uniones civiles suponen respecto al matrimonio civil: una institución que trata de forma diferente lo que debería ser igual. Se trata, no obstante, de un paso muy significativo, sobre todo teniendo en cuenta la oposición que sus «hermanos» ingleses están mostrando tanto a la aprobación del matrimonio civil entre personas del mismo sexo (propuesta por el Gobierno británico) como a la celebración de uniones civiles en una iglesia o templo religioso, algo que la legislación británica permite de hecho desde el pasado diciembre.

Un largo camino inclusivo

La iglesia episcopaliana es la que dentro de la comunión anglicana ha dado pasos más sólidos hacia la integración plena de sus fieles LGTB. Ya en 2003 hacía historia ordenando obispo a Gene Robinson, abiertamente gay. Y en 2009 rompía con la moratoria autimpuesta años antes por la comunión anglicana y decidía volver a ordenar obispos y obispas abiertamente homosexuales, así como bendecir a las parejas del mismo sexo. En el otro extremo se sitúan las iglesias anglicanas africanas, algunas virulentamente homófobas. En medio, tratando de mantener un equilibrio cada vez más precario, la iglesia de Inglaterra con el arzobispo de Canterbury, Rowan Williams, a la cabeza (el arzobispo de Canterbury ejerce además el liderazgo espiritual de toda la comunión anglicana, pese a que las iglesias que la forman se organicen de forma independiente). Equilibrio que en los últimos meses se ha visto sacudido por las iniciativas del Gobierno de Escocia y del propio Gobierno británico sobre el matrimonio entre personas del mismo sexo, que están obligando a los anglicanos británicos a posicionarse.

Williams, en su momento considerado un “progresista”, se ha manifestado en contra, argumentando que las leyes no deben promover “cambios culturales”. Pero no todos los anglicanos británicos comparten esta opinión. El reverendo David Chillingworth, cabeza de la iglesia episcopaliana escocesa (con pocos seguidores, pero de indudable importancia simbólica) se ha manifestado a favor de que se discuta el tema. Y el arzobispo de Gales, Barry Morgan, máxima autoridad de la iglesia de Gales (formalmente independiente de la iglesia de Inglaterra desde 1920) se ha mostrado partidario de aceptar con naturalidad la aprobación del matrimonio civil entre personas del mismo sexo.

Rowan Williams ha anunciado por cierto su retirada en unos meses, lo que abre un nuevo pulso de poder en el seno de los anglicanos que puede dar al traste con el equilibrio entre conservadores y progresistas que el arzobispo de Canterbury ha mantenido a duras penas.

Veces compartido
Comentarios
  1. lol
  2. MonEsVil
  3. Oscar
  4. Urano
  5. Urano
  6. lol
  7. Oscar

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

XHTML: Puedes usar las siguientes etiquetas para enfatizar texto o enlazar páginas: <em>Para texto en cursiva</em>, <strong>para texto en negrita </strong>, <a href="http://www.google.es" title="Un buscador"> Google<a> para enlazar páginas web, <del>para mostrar texto tachado</del>, <blockquote> para citar textos largos de varios párrafos</blockquote> y <q>para citar textos cortos de un solo párrafo</q>

Dosmanzanas quiere darte las gracias por dejar tu comentario en esta entrada, pero debe recordarte que la educación es la base fundamental para poder participar. No admitiremos los comentarios fuera de tono, con insultos o incitación a la violencia, o cuya finalidad sea provocar y distorsionar intencionadamente los debates. Dosmanzanas se reserva el derecho de borrar inmediatamente el comentario sin necesidad de notificarlo a su autor.

Veces compartido