"Si se suman dos manzanas, pues dan dos manzanas. Y si se suman una manzana y una pera, nunca pueden dar dos manzanas, porque es que son componentes distintos. Hombre y mujer es una cosa, que es el matrimonio, y dos hombres o dos mujeres serán otra cosa distinta" - Ana Botella

Más del 8% de los delegados en la convención demócrata son abiertamente LGTB

486 de los 5.963 delegados que participan estos días en Charlotte (Carolina del Norte) en la convención que elegirá a Barack Obama como candidato demócrata a las elecciones presidenciales del próximo noviembre son abiertamente LGTB. Un 8’15% del total, una cifra récord. Una convención que será recordada, entre otras razones, por ser la primera en la historia del país que aprueba una plataforma política que incluye un apoyo explícito al matrimonio igualitario.

«No solo hemos conseguido un nuevo récord de participación LGTB en una convención nacional, hemos enviado el más claro de los mensajes posibles, que el Partido Demócrata es el partido de la inclusión», ha declarado Jerame Davis, presidente de Stonewall Democrats, grupo LGTB del Partido Demócrata. Un grupo que asiste exultante a la convención que por primera vez incorpora la reivindicación de la igualdad jurírica de las parejas del mismo sexo como seña de identidad ideológica del partido. Y es que, como ya hemos adelantado en entradas anteriores, esta vez la plataforma ideológica demócrata sí defiende de forma explícita el derecho de las parejas del mismo sexo a contraer matrimonio y conformar familias en igualdad de condiciones a las de los ciudadanos heterosexuales. La plataforma de 2008, aunque mencionaba a las parejas del mismo sexo y apoyaba que estas disfruten de iguales beneficios, se cuidaba de no mencionar explícitamente el término “matrimonio”.

Una de las oradoras que intervino en la primera jornada de la convención demócrata fue, por cierto, Mary Kay Henry, la que ha sido calificada por algunos medios como «la lesbiana más poderosa de Estados Unidos». Mary Kay Henry, presidenta de Service Employees International Union (uno de los sindicatos más importantes de Norteamérica, que cuenta con cerca de 2 millones de afiliados en Estados Unidos y Canadá) centró su discurso en atacar la trayectoria empresarial del candidato republicano a la Casa Blanca, Mitt Romney, a quien acusó de llevar empresas a la bancarrota y dejar a sus trabajadores sin seguro médico.

Los republicanos, más hostiles que nunca a los derechos LGTB

El empuje LGTB en la convención demócrata contrasta con los sucedido hace pocos días en la convención republicana de Tampa (Florida), que aprobaba la plataforma ideológica más dura que se recuerda contra los derechos LGTB. Como también adelantamos, la nueva plataforma republicana defiende la aprobación de una enmienda a la Constitución de Estados Unidos que prohíba el matrimonio entre personas del mismo sexo en todo su territorio, así como el apoyo a enmiendas similares en las constituciones de los diferentes estados. También defiende el mantenimiento y defensa a ultranza de la DOMA, la ley que prohíbe a la administración federal reconocer los matrimonios entre personas del mismo sexo, que la administración Obama decidió dejar de defender ante los tribunales.

Todos ellos son aspectos que ya estaban presentes en la plataforma aprobada hace ahora cuatro años. La nueva plataforma, sin embargo, eleva el tono al criticar expresamente y con dureza a la administración Obama por sus concesiones en política inmigratoria a las parejas del mismo sexo binacionales, por permitir la celebración de uniones entre personas del mismo sexo en instalaciones militares o por conceder beneficios federales a las parejas del mismo sexo allí donde la DOMA se lo ha permitido. La plataforma republicana llega incluso a considerar una «amenaza al orden constitucional» el hecho de que en algunos estados el matrimonio entre personas del mismo sexo esté permitido por decisión judicial.

Sobre la convención republicana sobrevoló, por cierto, la contradicción de Ann Romney, esposa de Mitt Romney, supuesta defensora de los valores familiares tradicionales, que en una entrevista admitió que su serie de televisión favorita es Modern Family, la popular comedia de ABC que incluye entre sus protagonistas a una familia homoparental. Uno de sus creadores, Steve Levitan, no dudó en ofrecer a Ann Romney un papel en la serie, a través de un irónico tweet en el que le propuso oficiar la boda de la pareja gay protagonista «tan pronto como sea legal».

Veces compartido
Comentarios
  1. DexterMorgan
  2. Nico
  3. Paolo, por supuesto
  4. yo

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

XHTML: Puedes usar las siguientes etiquetas para enfatizar texto o enlazar páginas: <em>Para texto en cursiva</em>, <strong>para texto en negrita </strong>, <a href="http://www.google.es" title="Un buscador"> Google<a> para enlazar páginas web, <del>para mostrar texto tachado</del>, <blockquote> para citar textos largos de varios párrafos</blockquote> y <q>para citar textos cortos de un solo párrafo</q>

Dosmanzanas quiere darte las gracias por dejar tu comentario en esta entrada, pero debe recordarte que la educación es la base fundamental para poder participar. No admitiremos los comentarios fuera de tono, con insultos o incitación a la violencia, o cuya finalidad sea provocar y distorsionar intencionadamente los debates. Dosmanzanas se reserva el derecho de borrar inmediatamente el comentario sin necesidad de notificarlo a su autor.

Veces compartido