"Si se suman dos manzanas, pues dan dos manzanas. Y si se suman una manzana y una pera, nunca pueden dar dos manzanas, porque es que son componentes distintos. Hombre y mujer es una cosa, que es el matrimonio, y dos hombres o dos mujeres serán otra cosa distinta" - Ana Botella

La nueva edición del DSM rebajará la carga patologizante de la transexualidad, pero incluirá el diagnóstico de «disforia de género»

La Asociación Americana de Psiquiatría (APA), responsable de la elaboración del DSM (Diagnostic and Statistical Manual of Mental Disorders), quizá el “catálogo” de enfermedades mentales más utilizado del mundo, y que junto a la Clasificación Internacional de Enfermedades (CIE) de la OMS constituyen los dos principales métodos de clasificación de las mismas, sustituirá en su próxima versión (DSM-5) el diagnóstico de “trastorno de la identidad sexual” por el de «disforia de género». Una decisión que, sin bien se deshace de las connotaciones negativas de la palabra «trastorno», hace oídos sordos a las crecientes demandas de despatologización de la transexualidad.

Es imposible conocer muchos más detalles, dado que la APA, que en el pasado permitía el acceso online a las propuestas de revisión del DSM, ha decidido ahora ocultarlas al público hasta que se conozca la versión definitiva. Gracias a esa transparencia perdida pudimos saber por ejemplo que en febrero de 2010 se valóró la sustitución de “trastorno de la identidad sexual”  por ”incongruencia de género”, con el argumento de que el elemento central del “trastorno” era el desajuste psicológico derivado de la incongruencia entre el género asignado a la persona en el momento del nacimiento y la identidad de género que esta siente y manifiesta. Ahora, después de más de dos años de discusión, parece que el término finalmente elegido será «disforia de género», un término por otra parte ya utilizado desde hace años en otros ámbitos (es el que incluye,por ejemplo, la legislación española a la hora de proceder al cambio de la identidad registral). «Disforia» hace referencia al malestar que la persona siente por haberle sido asignado un género distinto a aquel con el que se identifica.

El DSM-5, a la espera de conocer la versión definitiva (que estará disponible en mayo) seguirá por tanto incluyendo un diagnóstico médico referido a la transexualidad, aunque lo haga con una carga menos patologizante que en la versión anterior. Una opción que cada vez resulta menos comprensible, no solo para el movimiento LGTB (cuyos sectores más a la vanguardia comenzaron a movilizarse hace años, hasta hacer de la despatologización una reivindicación asumida por todo el movimiento), sino también para responsables políticos de la talla del comisario de Derechos Humanos del Consejo de Europa, Thomas Hammarberg. También el pleno del Parlamento Europeo se ha pronunciado al respecto.

Y es que si algo está claro es que la despatologización total de la condición transexual es perfectamente compatible con el hecho de que las personas transexuales que deseen someterse a un proceso de reasignación de sexo precisen asistencia sanitaria específica. Así sucede con el embarazo y el parto, por mencionar solo un ejemplo de una condición no patológica que precisa sin embargo asistencia.

Veces compartido
Comentarios
  1. elio cesar
  2. Héctor

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

XHTML: Puedes usar las siguientes etiquetas para enfatizar texto o enlazar páginas: <em>Para texto en cursiva</em>, <strong>para texto en negrita </strong>, <a href="http://www.google.es" title="Un buscador"> Google<a> para enlazar páginas web, <del>para mostrar texto tachado</del>, <blockquote> para citar textos largos de varios párrafos</blockquote> y <q>para citar textos cortos de un solo párrafo</q>

Dosmanzanas quiere darte las gracias por dejar tu comentario en esta entrada, pero debe recordarte que la educación es la base fundamental para poder participar. No admitiremos los comentarios fuera de tono, con insultos o incitación a la violencia, o cuya finalidad sea provocar y distorsionar intencionadamente los debates. Dosmanzanas se reserva el derecho de borrar inmediatamente el comentario sin necesidad de notificarlo a su autor.

Veces compartido