"Si se suman dos manzanas, pues dan dos manzanas. Y si se suman una manzana y una pera, nunca pueden dar dos manzanas, porque es que son componentes distintos. Hombre y mujer es una cosa, que es el matrimonio, y dos hombres o dos mujeres serán otra cosa distinta" - Ana Botella

Los socialistas franceses renuncian a incluir la reproducción asistida en el proyecto de matrimonio igualitario

El plazo para presentar enmiendas al proyecto de ley de matrimonio igualitario concluye este viernes, pero el Partido Socialista francés ya despejó las dudas el miércoles, renunciando a integrar la reproducción asistida para las parejas de lesbianas. El debate sobre el acceso a la inseminación artificial o la fecundación in vitro tendrá que esperar al menos hasta marzo, cuando estas técnicas sean consideradas dentro de otra iniciativa legislativa, el denominado proyecto de ley sobre la familia.

La posible presentación de la enmienda constituía un punto de división entre las filas de los socialistas franceses, y 27 diputados habían solicitado no figurar entre los firmantes de la misma. Los activistas LGTB ya han manifestado su decepción, señalando que el proyecto de ley sobre la familia no constituye ninguna garantía. En palabras de Nicolas Gougain, portavoz de Inter-LGBT (federación que agrupa a las principales agrupaciones LGTB francesas), “estamos muy decepcionados y deploramos las presiones que el gobierno ha probablemente ejercido sobre los parlamentarios para que no presentasen la enmienda, cuando se trata de una simple cuestión de igualdad”. El proyecto de ley sobre la familia, aun en el caso de incluir la reproducción asistida, no es por el momento más que un anuncio, y “nada garantiza que se haga realidad. Cada vez se nos hace más duro vivir este debate, a los homosexuales, a las familias, con voces homófobas que han perdido los complejos. Y con esta decisión aún nos queda para varios meses […] Tenemos la sensación de estar perdiendo el tiempo”.

Ante tales críticas, los socialistas se han apresurado a asegurar que esta decisión “no supone en ningún caso un abandono, sino una reafirmación en la intención de extender la reproducción asistida […] con mayor seguridad jurídica”, según Bruno Le Roux, jefe del grupo socialista en el parlamento francés.

A pocos días de la que sería sin duda gran manifestación homófoba del próximo domingo, esta decisión también es interpretada como un intento de cerrar filas en torno al matrimonio igualitario, presentando un proyecto de mínimos que no despierte reticencias entre los propios diputados socialistas. En palabras de Jean-Christophe Cambadélis, diputado por París, «es una decisión sabia. Permite a la izquierda permanecer unida en un momento en que la jerarquía católica, con el apoyo de la UMP y el Front National, se moviliza para poner en jaque estos nuevos derechos».

Estas razones no convencen por cierto al grupo ecologista, aliado de los socialistas, que acusa al Gobierno francés de poca efectividad respecto a la igualdad en el acceso a las técnicas de reproducción asistida y ha anunciado que hará todo lo posible por incluir dichas técnicas en el proyecto de matrimonio igualitario a través de una enmienda propia.

Una enmienda polémica para un proyecto controvertido

Lo cierto es que tanto Jean-Marc Ayrault como François Hollande, primer ministro y presidente de la República respectivamente, se han mostrado personalmente contrarios a incluir modificaciones sobre reproducción asistida (PMA, según las siglas francesas para Procréation Médicalement Assistée) en el proyecto de ley de matrimonio igualitario, pero Hollande permitió a sus correligionarios que debatiesen el asunto e incluso que lo planteasen para ser incluido como enmienda al proyecto de ley.

A mediados del pasado mes de diciembre, el grupo socialista de la Asamblea nacional votó a favor de la adición de dicha enmienda por una mayoría de 126 contra 61 y 9 abstenciones. Aparte de la previsible reacción en contra de los opuestos al proyecto de matrimonio igualitario en su conjunto, la polémica se desató por la firma de 27 diputados socialistas de un manifiesto dirigido a Le Roux, en el que se mostraban reacios a suscribir la enmienda por razones de índole ética. El escrito fue publicado por Le Monde, y Le Roux, visiblemente molesto, se vio obligado a recordar a los firmantes que, como cualquier otra enmienda, esta se deliberaría en la comisión pertinente y sería firmada por aquellos que quisieran hacerlo voluntariamente, expresando su extrañeza porque se quisiera que en este caso fuera distinto.

Sea cuando sea, la extensión de la reproducción asistida a las parejas de mujeres es una medida muy necesaria en un país donde la situación actual de la homoparentalidad, más allá de algunos pronunciamientos judiciales favorables, es de gran inseguridad jurídica. La ley francesa en vigor solo permite esas técnicas a parejas heterosexuales, que además deben acreditar la esterilidad de al menos uno de sus miembros. Asimismo impide la donación de óvulos o embriones por parte de terceros. Así, el primer bebé nacido en Francia en 2013, hijo de una pareja de lesbianas, tuvo que ser concebido en Bélgica debido a estas limitaciones.

Veces compartido
Comentarios
  1. pep

Responder a pep Cancelar respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

XHTML: Puedes usar las siguientes etiquetas para enfatizar texto o enlazar páginas: <em>Para texto en cursiva</em>, <strong>para texto en negrita </strong>, <a href="http://www.google.es" title="Un buscador"> Google<a> para enlazar páginas web, <del>para mostrar texto tachado</del>, <blockquote> para citar textos largos de varios párrafos</blockquote> y <q>para citar textos cortos de un solo párrafo</q>

Dosmanzanas quiere darte las gracias por dejar tu comentario en esta entrada, pero debe recordarte que la educación es la base fundamental para poder participar. No admitiremos los comentarios fuera de tono, con insultos o incitación a la violencia, o cuya finalidad sea provocar y distorsionar intencionadamente los debates. Dosmanzanas se reserva el derecho de borrar inmediatamente el comentario sin necesidad de notificarlo a su autor.

Veces compartido