"Si se suman dos manzanas, pues dan dos manzanas. Y si se suman una manzana y una pera, nunca pueden dar dos manzanas, porque es que son componentes distintos. Hombre y mujer es una cosa, que es el matrimonio, y dos hombres o dos mujeres serán otra cosa distinta" - Ana Botella

Florida: un gay que donó esperma a una pareja de amigas lesbianas ve reconocido legalmente su papel como padre biológico

embarazoUna historia que nos llega desde Florida vuelve a poner de manifiesto los desafíos que los nuevos modelos de familia plantean (también en España). En este caso, un hombre gay que donó su esperma para que una pareja de amigas lesbianas concibieran una hija ha visto reconocido su papel como padre biológico.

Un juez de Miami ha determinado que Massimiliano Gerina, un hombre gay que donó su esperma a la pareja formada por Maria Italiano y Cher Filippazzo, figure en el certificado de nacimiento de la hija de la pareja, que cuenta con dos años de edad. El fallo no implica que ninguna de las dos madres pierda su responsabilidad parental en favor de Gerina, pero si que este figure como padre biológico y tenga ciertos derechos sobre la niña. En concreto, Gerina podrá visitarla todas las semanas, y pasados dos años la pareja permitiría que la niña pudiera disfrutar de estancias con él.

El fallo judicial ratifica un acuerdo alcanzado entre las partes que pone fin a la batalla legal iniciada hace dos años por Gerina. Al parecer, antes del nacimiento de la niña los tres llegaron a un acuerdo verbal por el que Gerina donaba su semen a la pareja, casada en Connecticut, para que esta críase a la niña, pero -quizá por estar vinculados por una relación de amistad- no parece que los términos estuvieran suficientemente claros por lo que al papel que Gerina desempeñaría en el futuro respecta.

Situaciones cada vez más frecuentes

Con cierta frecuencia nos hacemos eco en dosmanzanas de situaciones problemáticas que tienen que ver con la existencia de nuevos modelos familiares, y muy singularmente en relación con la maternidad lesbiana. En marzo de 2012, por ejemplo, la justicia británica reconocía el derecho de otro padre biológico, también gay, a compartir la responsabilidad parental del hijo de una pareja de lesbianas. Un caso parecido a otro ocurrido en California en 2010, pero entonces la justicia californiana falló en su contra, argumentando que el papel que había sido acordado cuando el hombre donó su esperma no era el de padre, por lo que solo tenía derecho a las condiciones inicialmente pactadas (que sí incluían un calendario de visitas). Muy llamativo fue lo sucedido en Canadá, donde un tribunal falló en abril de 2012 que una antigua pareja de lesbianas tendría que repartir los restos de esperma congelado que aún conservaban en una clínica de fertilidad.

Situaciones que también se dan en España, como un reciente artículo publicado en El País (y del que nos hicimos eco en diciembre) puso de manifiesto. El artículo hacía referencia a un juicio muy similiar que tuvo lugar en Madrid: una pareja de lesbianas decide tener un hijo y solicita a un amigo gay que sea el padre biológico, estableciendo un pacto verbal para regular sus futuras relaciones y papeles. Tras varios años el amigo rompe el pacto y pone una demanda, reclamando mayores derechos de paternidad e invisibilizando a la madre no biológica.

Holanda aborda la realidad multiparental

En definitiva, nuevos modelos familiares para los cuales no existe un marco normativo que contemple las diversas posibilidades: maternidad lesbiana, nuevos modelos familiares en los que una tercera persona juega de forma acordada (y no siempre de forma clara) un papel en la vida del niño, gestación subrogada (que plantea una problemática distinta, pero igual de real). No parece casualidad que por ejemplo el Gobierno de Holanda, un país que se ha caracterizado por estar a la vanguardia mundial por lo que al reconocimiento de los derechos LGTB se refiere,  tenga intención de estudiar la posibilidad de reconocer de alguna forma la realidad que suponen estas familias «pluriparentales».

En España, una vez consolidada la conquista del matrimonio igualitario, garantizar los derechos de las nuevas familias debería ser uno de los ejes de la lucha del activismo LGTB. Porque ese será también uno de los ejes de lucha de los contrarios a la igualdad LGTB, en una conyuntura sociopolítica en la que recuperan poder e influencia a pasos agigantados.

Veces compartido
Comentarios
  1. Adela
  2. Cavernarius
  3. yaser
  4. Nacho
  5. Florida

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

XHTML: Puedes usar las siguientes etiquetas para enfatizar texto o enlazar páginas: <em>Para texto en cursiva</em>, <strong>para texto en negrita </strong>, <a href="http://www.google.es" title="Un buscador"> Google<a> para enlazar páginas web, <del>para mostrar texto tachado</del>, <blockquote> para citar textos largos de varios párrafos</blockquote> y <q>para citar textos cortos de un solo párrafo</q>

Dosmanzanas quiere darte las gracias por dejar tu comentario en esta entrada, pero debe recordarte que la educación es la base fundamental para poder participar. No admitiremos los comentarios fuera de tono, con insultos o incitación a la violencia, o cuya finalidad sea provocar y distorsionar intencionadamente los debates. Dosmanzanas se reserva el derecho de borrar inmediatamente el comentario sin necesidad de notificarlo a su autor.

Veces compartido