"Si se suman dos manzanas, pues dan dos manzanas. Y si se suman una manzana y una pera, nunca pueden dar dos manzanas, porque es que son componentes distintos. Hombre y mujer es una cosa, que es el matrimonio, y dos hombres o dos mujeres serán otra cosa distinta" - Ana Botella

Chile: los candidatos presidenciales favorables al matrimonio igualitario se hacen con tres cuartas partes del voto

Este domingo 17 de noviembre tuvieron lugar en Chile la primera vuelta de las elecciones presidenciales y las elecciones legislativas para renovar el Congreso. Los resultados son altamente esperanzadores para la causa LGTB: la socialista Michelle Bachelet, que incluye en su programa electoral la promesa de promover una ley de matrimonio igualitario, consiguió una clara victoria con el 46,7 % de los votos. Es más: de todos los candidatos, aquellos que durante la campaña electoral se han declarado partidarios del matrimonio igualitario sumaron tres cuartas partes de los votos.

Aunque Bachelet no consiguió superar la barrera del 50 % de los votos, lo que le hubiera permitido evitar una segunda vuelta, superó por más de 20 puntos a la que será su contrincante, la derechista Evelyn Matthei (25 % de los votos). Muy destacados fueron también los resultados de Marco Enríquez-Ominami (casi el 11 %), de perfil netamente izquierdista, y de Franco Parisi (10,1 %), un independiente de corte centrista. Estos dos últimos, que juntos suman más de una quinta parte de los votos, son firmes defensores del matrimonio igualitario y estuvieron por ejemplo presentes en la Gay Parade-Open Mind Fest, evento celebrado hace pocos días en el que se demandó la aprobación de una ley en ese sentido. En total, y teniendo también en cuenta al resto de candidatos, los presidenciables favorables al matrimonio entre personas del mismo sexo sumaron un 74,4 % de los votos.

Pero sin duda ahora la vista de todos se dirige hacia la que solo una catástrofe podría impedir la victoria en la segunda vuelta. Michelle Bachelet, candidata de Nueva Mayoría (una coalición de fuerzas de centro-izquierda e izquierda), que hace unos meses se posicionaba por fin a favor del matrimonio igualitario. “Creo que hay que avanzar y debatir sobre esto y que no hay un solo tipo de familia. Aquí no hay estereotipos, aquí lo que importa son los distintos tipos de familia, donde hay afecto, redes de apoyo y que todas esas familias deben ser consideradas”, declaraba en marzo. Ante las dudas sobre por qué no promovió la iniciativa durante su anterior mandato como presidenta (entre 2006 y 2010), Bachelet afirmó que el nivel de apoyo al matrimonio igualitario  ha crecido enormemente desde entonces.

Los movimientos LGTB chilenos no han dejado de insistir en estos meses en que la candidata definiera su compromiso. Finalmente este quedó plasmado en su programa con la frase «Matrimonio igualitario: convocaremos a un debate abierto, con participación amplia para la elaboración y posterior envío de un proyecto de ley en esta materia». Bachelet también ha incluido en su programa la aprobación de una ley de identidad de género.

La batalla se dará en el Congreso

En cualquier caso, la aprobación tanto de la ley de matrimonio igualitario como de identidad de género dependerá del voto de los miembros del nuevo Congreso chileno. Y aunque el bloque que apoya a Bachelet dispondrá de la mayoría tanto en la Cámara de Diputados (68 de 120 diputados), como en el Senado (21 de 38 senadores, en este caso tras la renovación de la mitad de sus miembros), hay que tener en cuenta que se trata en realidad de un grupo muy heterogéneo de partidos, que va desde la Democracia Cristiana hasta el Partido Comunista.

Incluso dentro de los propios partidos hay disensiones. Frente a la opinión favorable de la socialista Bachelet, por ejemplo, se sitúa la contraria del presidente de su partido, Osvaldo Andrade, a la que nos referíamos hace poco más de un mes ( y su caso no es ni mucho menos el único). El proceso será sin duda muy complicado.

Primer diputado abiertamente gay

Las elecciones del domingo también han traído una noticia importante en el terreno de la visibilidad: la elección como diputado del democristiano Claudio Arriagada, que como recordaréis salió del armario este mismo verano. Entonces el exalcalde de La Granja (municipalidad del área metropolitana de Santiago de Chile) desvelaba al Consejo Nacional de su partido su orientación homosexual. “La DC debe asumir que Chile cambió. Tengo una condición sexual distinta, fui un alcalde decente y seré un digno diputado demócrata cristiano”, expresaba después en Twitter.

Según algunos medios, Arriagada habría precipitado su salida del armario ante la amenaza de que algunos de sus adversarios políticos utilizara el tema para descalificarlo. Algo que él negó, aunque sí reconoció que el momento exacto en que se hizo público fue consecuencia de una filtración: «lo hice en el contexto de una privacidad del consejo nacional, estábamos trabajando el momento en que iba a revelarlo públicamente pero alguien lo filtró y tuve que enfrentar el tema. No tengo ningún problema”. Al parecer su intención original era contarlo una vez inscrito como candidato a diputado.

Sea como sea, su salida del armario fue celebrada por los colectivos LGTB chilenos, como bien recibida ha sido su elección. Para el Movimiento de Integración y Liberación Homosexual de Chile (MOVILH), por ejemplo, la elección de Arriagada es un hito doblemente meritorio «al ser él parte de un partido que aún rechaza el matrimonio igualitario». «Sin duda, su llegada al Parlamento contribuirá a ampliar el debate al interior de la DC, cuyas juventudes ya el 2012 habían respaldado el matrimonio entre personas del mismo sexo», añadían desde este colectivo (efectivamente, hace año y medio las juventudes de la Democracia Cristiana chilena daban un paso histórico al decidir apoyar el matrimonio entre personas del mismo sexo, algo que todavía no se han atrevido a hacer sus mayores. Arriagada, por su parte, ya dejó claro en Twitter que él sí defiende el matrimonio igualitario).

Arriagada, que fue alcalde de La Granja entre 1992 y 2012 y presidente de la Asociación Chilena de Municipalidades en los periodos 2005-2007 y 2009-2011, desarrolló mientras fue edil acciones por la diversidad y la no discriminación. En 2009, por ejemplo, apoyó la difusión en los institutos de su comuna de “Educando en la Diversidad, Orientación Sexual e Identidad de Género en las Aulas” (un manual editado por el MOVILH y Fundación Triángulo, que quizá algunos recordaréis porque fue objeto de polémica en España por las críticas recibidas desde un blog vinculado al Partido Popular). Arriagada también dio su apoyo a una docente transexual que fue objeto de discriminación.

Veces compartido

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

XHTML: Puedes usar las siguientes etiquetas para enfatizar texto o enlazar páginas: <em>Para texto en cursiva</em>, <strong>para texto en negrita </strong>, <a href="http://www.google.es" title="Un buscador"> Google<a> para enlazar páginas web, <del>para mostrar texto tachado</del>, <blockquote> para citar textos largos de varios párrafos</blockquote> y <q>para citar textos cortos de un solo párrafo</q>

Dosmanzanas quiere darte las gracias por dejar tu comentario en esta entrada, pero debe recordarte que la educación es la base fundamental para poder participar. No admitiremos los comentarios fuera de tono, con insultos o incitación a la violencia, o cuya finalidad sea provocar y distorsionar intencionadamente los debates. Dosmanzanas se reserva el derecho de borrar inmediatamente el comentario sin necesidad de notificarlo a su autor.

Veces compartido