"Si se suman dos manzanas, pues dan dos manzanas. Y si se suman una manzana y una pera, nunca pueden dar dos manzanas, porque es que son componentes distintos. Hombre y mujer es una cosa, que es el matrimonio, y dos hombres o dos mujeres serán otra cosa distinta" - Ana Botella

La boda de dos amigos heterosexuales para ganar un concurso desencadena la polémica

Curiosa polémica la desencadenada en Nueva Zelanda, donde dos amigos heterosexuales han contraído matrimonio con el único objetivo de ganar un concurso. Más allá de los detalles, las reacciones están divididas. Mientras los colectivos LGTB se muestran muy críticos con lo que consideran una burla a la lucha en favor del matrimonio igualitario, no faltan los que opinan que el que dos personas del mismo sexo puedan casarse por intereses ajenos al amor -cosa que ya hacían antes personas de distinto sexo- no es más que una consecuencia más del matrimonio igualitario y la perfecta prueba de que al menos en este terreno la igualdad ha llegado.

El concurso fue patrocinado por The Edge, una cadena de radio neozelandesa dispuesta a regalar un viaje y entradas para la Copa del Mundo de Rugby que tendrá lugar en 2015 en el Reino Unido, a aquellos dos «mejores amigos» dispuestos a demostrar lo profundo de su amistad haciendo uso de la ley de matrimonio igualitario (aprobada en Nueva Zelanda en abril de 2013). Al parecer recibieron unas 200 peticiones, de las cuales la cadena hizo una selección para quedarse al final con Matt McCormick, un profesor de 24 años, y Travis McIntosh, un estudiante de ingeniería de 23, amigos desde la infancia y grandes aficionados al rugby. La pareja de amigos ha contraído finalmente matrimonio este viernes, en una ceremonia de boda en la que no faltaron ninguno de sus ingredientes tradicionales.

Ya desde que se conoció, la iniciativa ha despertado fuertes críticas de colectivos y activistas LGTB. «Lo que muestra esta competición es que el que los hombres se casen entre sí es algo de lo que todavía uno puede reírse», ha declarado Joseph Habgood, copresidente de Legalise Love, una de las organizaciones que más activamente luchó porque se aprobara el matrimonio igualitario en Nueva Zelanda. «Quizá el día en el que las estadísticas muestren que la salud mental de las personas LGTBI ha mejorado y que las escuelas sean ya lugares seguros para los jóvenes LGTBI, podamos mirar atrás y reirnos, pero concursos como este no conseguirán precisamente que ese día esté más cerca», añadía.

«Básicamente es una burla al matrimonio. El matrimonio es una institución muy importante basada en el amor y el compromiso, y resulta triste ver que hay personas que hacen un chiste de ello», ha declarado por su parte el diputado de Nueva Gales del Sur Alex Greenwich, antiguo presidente de Australian Marriage Equality, organización que lucha por la aprobación del matrimonio igualitario en la vecina Australia (no conviene olvidar que más de la cuarta parte de los usuarios de la ley neozelandesa son parejas del mismo sexo australianas que todavía no pueden casarse en su propio país).

Condena mayoritaria… pero opiniones divididas

Curiosamente, el sucesor de Greenwich al frente de Australian Marriage Equality, Rodney Croome, ha restado importancia a la noticia recordando como en otras ocasiones ha sido el matrimonio heterosexual en que se ha utilizado como argumento de concursos televisivos como Granjero busca esposa. A Croome, de hecho, lo que más le molesta es que esta polémica pueda tener lugar en Nueva Zelanda pero no en Australia.

Los ya recién casados niegan por su parte tener intención alguna de ofender. «No estamos aquí para insultar a nadie. Estamos aquí por nuestro propio interés y hemos seguido nuestro camino. Solo se trata de ver lo lejos que pueden llegar dos buenos amigos que quieren ganar un viaje para ver la Copa del Mundo de Rugby», ha justificado la pareja, cuya intención parece ser la de seguir casados un par de años antes de solicitar el divorcio.

Obviamente la noticia ha sido reproducida en internet, redes sociales y páginas LGTB, donde las opiniones aparecen divididas. «Esto es la prueba una vez más de que son los heterosexuales los que se burlan del matrimonio, no los gays», opinaba un comentarista canadiense en la web británica Gay Star News. «Es como decir que las parejas heterosexuales casadas deberían sentirse ofendidas por el matrimonio de 72 horas de Britney Spears. Muchas ‘parejas’ se casan continuamente por razones equivocadas, es su jodido problema», contraargumentaba otro.  «La última expresión de la igualdad en el matrimonio», opinaba un tercero.

Más escéptico se mostraba otro comentarista, según el cual si el concurso quería ver hasta dónde estaban dispuestos a llegar dos amigos por conseguir el premio les debía haber exigido pruebas de que el matrimonio había sido consumado.

Esperamos vuestras opiniones al respecto…

Veces compartido
Comentarios
  1. Facu
  2. Seba
  3. Jorge
  4. Despotorramiento feroz
  5. Castillo
  6. Carrington
  7. Mambrú
  8. Despotorramiento feroz
  9. Mambrú
  10. Nirgal
  11. odin
  12. YoClaudio

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

XHTML: Puedes usar las siguientes etiquetas para enfatizar texto o enlazar páginas: <em>Para texto en cursiva</em>, <strong>para texto en negrita </strong>, <a href="http://www.google.es" title="Un buscador"> Google<a> para enlazar páginas web, <del>para mostrar texto tachado</del>, <blockquote> para citar textos largos de varios párrafos</blockquote> y <q>para citar textos cortos de un solo párrafo</q>

Dosmanzanas quiere darte las gracias por dejar tu comentario en esta entrada, pero debe recordarte que la educación es la base fundamental para poder participar. No admitiremos los comentarios fuera de tono, con insultos o incitación a la violencia, o cuya finalidad sea provocar y distorsionar intencionadamente los debates. Dosmanzanas se reserva el derecho de borrar inmediatamente el comentario sin necesidad de notificarlo a su autor.

Veces compartido