"Si se suman dos manzanas, pues dan dos manzanas. Y si se suman una manzana y una pera, nunca pueden dar dos manzanas, porque es que son componentes distintos. Hombre y mujer es una cosa, que es el matrimonio, y dos hombres o dos mujeres serán otra cosa distinta" - Ana Botella

La provincia indonesia de Aceh aprueba castigar la homosexualidad con cien azotes en público

La homofobia de Estado en la provincia indonesia de Aceh se consolida. El parlamento de este territorio, el único del país en el que rige la ley islámica o sharía, aprobó el pasado sábado una ley para castigar la homosexualidad masculina y femenina con la cruel y humillante pena de recibir cien azotes en público con una vara de ratán.

Formalmente, la homosexualidad no es delito en Indonesia, el país con mayor número de fieles musulmanes del mundo, que mantiene un código penal heredado de la época colonial neerlandesa. La excepción es la provincia noroccidental de Aceh, en donde rige oficialmente la sharía desde 2005. Ya el año pasado el ayuntamiento de su capital, Banda Aceh, propuso introducir este mismo castigo para acabar, según su vicealcaldesa, con el vacío legal en el que las relaciones entre personas del mismo sexo eran delictivas pero no existía una pena concreta.

Ahora es el parlamento de la provincia el que ha decidido por unanimidad aplicar este degradante castigo físico a los casos, explícitamente descritos, de sexo anal entre hombres y de “frotamiento de partes del cuerpo entre mujeres para la estimulación”. Los azotes en público ya se aplican a los condenados por juegos de apuestas, consumo de alcohol y adulterio o muestras de afecto entre personas de distinto sexo fuera del matrimonio. La pena podrá ser conmutada por una multa de mil gramos de oro puro o cien meses (más de ocho años) de prisión y se aplicará tanto a musulmanes como al resto de la población, incluidos extranjeros.

Los activistas pro derechos humanos de la región, entre ellos Amnistía Internacional, han calificado la ley de “enorme paso atrás” y han pedido su retirada. La pelota está ahora en el tejado del gobierno indonesio, que hace unos años concedió a Aceh un considerable grado de autonomía pero todavía tiene la potestad de aprobar o rechazar la reforma legislativa. Mientras que el ministro de Interior dio a entender la semana pasada que no sancionaría la ley, desde Aceh aseguran que la administración en Yakarta está informada e incluso habría dado ya su visto bueno.

Aceh, el infierno de las personas LGTB en Indonesia

La situación de las personas LGTB en Indonesia no es precisamente fácil, como ya hemos recogido en diversas ocasiones, pero es en la provincia de Aceh donde la situación es peor. Hasta el año 2004 esta región fue escenario de un conflicto separatista que duró tres décadas y causó miles de muertos. El acuerdo de paz firmado en 2005 concede al territorio, bastión del islamismo más conservador, mayor autonomía que a otras provincias. Una autonomía que ha permitido que rija la sharía o ley coránica, y que a lo largo de los últimos años está dificultando la vida de las personas LGTB. Fue en Aceh donde por ejemplo hace cuatro años musulmanes ultraconservadores condenaron la participación de más de cuarenta jóvenes en el primer concurso de belleza para mujeres transexuales celebrado en la provincia.

Pero la influencia de los islamistas en Indonesia, por desgracia, no se limita a Aceh. En la capital, Yakarta, las autoridades prohibieron en 2012 un concierto de Lady Gaga, auténtica abanderada de los derechos LGTB, por considerarla un personaje diabólico y antirreligioso. Los fundamentalistas islámicos también han obligado a cancelar una reunión de la división asiática de la ILGA (International Lesbian and Gay Association) en Surabaya y han amenazado a los organizadores del Q! Film Festival, un festival de cine LGTB, por mencionar dos de los episodios de homofobia organizada de los que nos hemos hecho eco en dosmanzanas. Indonesia también ha votado recientemente en contra de la resolución del Consejo de Derechos Humanos de la ONU contra la homofobia y la transfobia y ha sido calificado, por su propia población, como un mal lugar para vivir si eres gay o lesbiana (solo un 2% opina lo contrario) en una encuesta de Gallup.

Veces compartido
Comentarios
  1. Seba

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

XHTML: Puedes usar las siguientes etiquetas para enfatizar texto o enlazar páginas: <em>Para texto en cursiva</em>, <strong>para texto en negrita </strong>, <a href="http://www.google.es" title="Un buscador"> Google<a> para enlazar páginas web, <del>para mostrar texto tachado</del>, <blockquote> para citar textos largos de varios párrafos</blockquote> y <q>para citar textos cortos de un solo párrafo</q>

Dosmanzanas quiere darte las gracias por dejar tu comentario en esta entrada, pero debe recordarte que la educación es la base fundamental para poder participar. No admitiremos los comentarios fuera de tono, con insultos o incitación a la violencia, o cuya finalidad sea provocar y distorsionar intencionadamente los debates. Dosmanzanas se reserva el derecho de borrar inmediatamente el comentario sin necesidad de notificarlo a su autor.

Veces compartido