"Si se suman dos manzanas, pues dan dos manzanas. Y si se suman una manzana y una pera, nunca pueden dar dos manzanas, porque es que son componentes distintos. Hombre y mujer es una cosa, que es el matrimonio, y dos hombres o dos mujeres serán otra cosa distinta" - Ana Botella

Empieza Lesgaicinemad 2014

Desayuno en Urano

Llega a Madrid uno de los momentos culturales del año en cuanto a cine se refiere: el Lesgaicinemad, que alcanza su 19ª edición. Ya se imaginan: montones de películas, múltiples sedes y horarios para todos los gustos y largas colas para conocer gente, que al final es casi lo que importa.

Vamos a empezar recomendándoles algunas de las películas que ya hemos visto, que luego no nos da tiempo a verlo todo. El festival se inaugura hoy con Test (Estados Unidos, 2013), un bonito film (sobre todo para los aficionados al ballet contemporáneo) que se acerca a la época en la que aparecen los primeros tests sobre el VIH. Inseguridades, temores y discriminación pero también solidaridad grupal y concienciación y adaptación al problema en una película muy didáctica que sirve para no olvidar.

Para dar en el clavo, les recomendamos Flores raras (Reaching for the moon) (Brasil, 2013), que cuenta la historia de amor entre la poeta Elizabeth Bishop y Lota de Macedo Soares, la arquitecta del Parque del Flamenco en Rio. Una película de factura correctísima que, si no les convence del todo, al menos les acercará a la fascinante historia de Brasil del siglo XX (Carlos Lacerda como amigo de Lota), en el que dos mujeres (y una tercera, amiga de la infancia de Elizabeth) conviven junto a una niña pequeña en una casa impactante en medio de la selva, ganando premios y bebiendo alcohol. La locura, el éxito, el alcoholismo, los coqueteos con la dictadura acabarán minando la relación. Pero los amantes de la Bishop ya lo sabemos todo, no en vano The art of losing es uno de los poemas más deprimentes de la historia universal. El arte de perder se aprende fácil. Así que les veo a ustedes corriendo a las librerías a leer todo de la Bishop. O mirando las farolas del Parque del Flamenco.

Uno sale de tan mala leche (valga el juego de palabras desafortunado) después de ver Zwei Mütter (Two mothers) (Alemania, 2013) película que narra el más que sórdido proceso de dos mujeres lesbianas alemanas a la busca de un bebé, que solo aplaudiendo el espléndido y controvertido final más que esperable (y concitando seguramente las miradas de odio del resto de la sala) se resarce uno de tanta insensatez. Pero yo es que, ya saben, prefiero los peces. Debo tener el mismo instinto paternal/maternal que una grapadora. La película, independientemente de esa mala leche que se le pone a uno, es excelente, quizá por eso.

Hay que tener paciencia con Julián Hernández, viejo conocido de estos desayunos. Si no es la primera vez que se acercan a su cine (ya digo que si lo es, no será porque no se lo hemos recomendado veces), precaución. Se verá usted inmerso en una película en la que pasan pocas cosas, y esas pocas cosas duran mucho y a veces son incomprensibles o nos falta contexto. Pero esos mexicanos de ojos turbios que valen más por lo que callan que por lo que dicen, que parecen arrastrar la pena negra de un pasado que desconocemos (casi mejor) les harán disfrutar de las hipnóticas imágenes de Hernández como si de una pieza de museo se tratara. No es Yo soy la felicidad de este mundo (México, 2014) su mejor película, pero al menos es de duración aceptable (pese a un largo interludio algo molesto que deben ustedes obviar si no quieren perder el control).

Si es usted de los que adoró Los juncos salvajes o Tormenta de verano, su película es Jongens (Holanda, 2014): juventud, belleza, lagos, deporte, naturaleza, despertar sexual. Una joya fresquísima, con la presencia de Ton Kas (¿aún no han visto Matterhorn?), un actor que convierte en oro puro cada una de las escenas en las que aparece. Un universo masculino (y esa madre ausente pero siempre presente), en el que los sentimientos, cuando afloran, lo hacen de forma violenta. Pero no siempre. Sonrisa en la boca para toda una semana y una música deliciosa de guitarritas indie pop.

Getting Go: the Go Doc Project (EEUU, 2013) parte de una idea muy inteligente aunque quizá todo se diluya un poco. Un gogo para echarle de comer aparte que se convierte en la obsesión de un videoblogger. Lo mejor, dos bellos homenajes al Kiss y al Sleep de Warhol. Superromántica. No es tan fresca como Greek Pete pero tampoco llega al aburrimiento de Boy culture.

Si lo suyo son las tías buenorras acostándose unas con otras, la acción, la juerga, el rock y el despiporre, su película es Girltrash: all night long (EEUU, 2014). Todo pasa en una sola noche. Las canciones son una monada y empezará a tararearlas desde la primera escucha. Si se ve dos veces se disfruta el doble, suele pasar con los musicales.

No pueden ustedes perderse Kidnapped for Christ, un documental sobre unos señores que bajo el nombre de Dios torturan y secuestran adolescentes “conflictivos” con la aprobación de sus papás, que pagan cantidades enormes de dinero por su reeducación. Escuela Caribe, en la República Dominicana, es uno de esos centros en el suceden cosas tan horribles que uno se consuela pensando que esto es un fake. Hasta que descubre que no. Solo un aviso: canalicen toda la rabia que van a sentir después de verlo hacia algo positivo. Imprescindible si se encuentran lo suficientemente fuertes de ánimo.

Otra maravilla de visión obligatoria es How to survive a plague, el documental sobre la historia de Act Up (no solo sus luces, también sus sombras), tan emocionante que es casi imposible mantener la serenidad ante algunas de las acciones públicas de este grupo de activistas que hizo todo lo que pudo para que muchos de nosotros sigamos vivos. Y para los jóvenes que no vivieron aquello, para que aprendan, recuerden y se sientan orgullosos de un pasado colectivo que nos honra y nos hace mejores y más fuertes.

Hay muchas más cosas que no hemos visto: las nuevas pelis de Bruce Labruce, Monika Treut o Ira Sachs y el estreno de Abdellah Taia como director. O los esperados documentales de Javi Larrauri (sobre la lucha de las mujeres) y Fernando Olmeda sobre Carla Antonelli. De todas ellas daremos debida cuenta en dosmanzanas. Busquen toda la información en la página del festival y no se olviden de que hay muchas sedes en las que se proyectan cortos, documentales y largometrajes que merecen la pena visitar: Casa de América, Cineteca Matadero, DLRO live, Club 33, Fulanita de Tal, Fundación 26 de Diciembre, la UCM, la ECAM… además de las que ustedes ya conocen: la Sala Berlanga y el auditorio de CCOO. Nos vemos en el cine.

Y una advertencia que les hago todos los años: los chicos guapos salen en las pelis «de chicas». Y al revés. Empaticen, muestren interés. Demos ejemplo.

Otras películas en Desayuno en Urano
Página de Facebook de Desayuno en Urano

Veces compartido

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

XHTML: Puedes usar las siguientes etiquetas para enfatizar texto o enlazar páginas: <em>Para texto en cursiva</em>, <strong>para texto en negrita </strong>, <a href="http://www.google.es" title="Un buscador"> Google<a> para enlazar páginas web, <del>para mostrar texto tachado</del>, <blockquote> para citar textos largos de varios párrafos</blockquote> y <q>para citar textos cortos de un solo párrafo</q>

Dosmanzanas quiere darte las gracias por dejar tu comentario en esta entrada, pero debe recordarte que la educación es la base fundamental para poder participar. No admitiremos los comentarios fuera de tono, con insultos o incitación a la violencia, o cuya finalidad sea provocar y distorsionar intencionadamente los debates. Dosmanzanas se reserva el derecho de borrar inmediatamente el comentario sin necesidad de notificarlo a su autor.

Veces compartido