"Si se suman dos manzanas, pues dan dos manzanas. Y si se suman una manzana y una pera, nunca pueden dar dos manzanas, porque es que son componentes distintos. Hombre y mujer es una cosa, que es el matrimonio, y dos hombres o dos mujeres serán otra cosa distinta" - Ana Botella

El bus tránsfobo de HazteOír se pasea ahora por Nueva York y aparca frente a la sede de la ONU o el mítico Stonewall Inn (ACTUALIZADA)

La organización ultraconservadora HazteOír ha decidido ir más lejos en su apuesta LGTBfóbica y se ha llevado su “autobús del odio” hasta la ciudad de Nueva York. A través de la marca internacional CitizenGo, con sede en Madrid y de la que Ignacio Arsuaga también es la principal cara visible, el bus traduce al inglés el mismo mensaje que ha tratado de difundir en España: “Es biología. Los niños son niños… Y siempre lo serán. Las niñas son niñas… Y siempre lo serán. No puedes cambiar de sexo. Respeto para todos”. Asimismo, no parece casual la elección de algunos escenarios en los que se ha aparcado el vehículo, como la sede de Naciones UnidasTimes Square o el mítico Stonewall Inn. Así han respondido las redes a esta provocación: “llevar el bus tránsfobo donde las personas trans comenzaron la revolución sexual es asqueroso”.

Ofender a la comunidad LGTB, todavía más si cabe, es la única explicación plausible para que HazteOír y su marca internacional CitizenGo hayan escogido la foto del autobús frente a lugares tan emblemáticos como el Stonewall Inn, el bar objeto de la redada policial de 1969 que dio origen al Orgullo LGTB. El propio Ignacio Arsuaga, que no duda en recurrir a la victimización cuando le conviene, a pesar de ser uno de los adalides actuales del odio tránsfobo en España, ha sido el encargado de publicar en su cuenta personal de Twitter la instantánea. Así le ha contestado, por ejemplo, un periodista y activista LGTB:

A principios de marzo, cuando la campaña de HazteOír, lamentablemente, empezaba a traspasar fronteras y a ser noticia en varios países como ejemplo de odio transfóbico, la voz de Chelsea Clinton (hija del expresidente Bill Clinton y Hillary Clinton, la última candidata demócrata a la presidencia), pedía que “no traigan estos autobuses a los Estados Unidos (o a cualquier otro lugar)”:

En España, recordemos que el “autobús del odio” de HazteOír ha contado con la contundente respuesta de la Generalitat de Cataluña y el Ayuntamiento y la Asamblea de Madrid, entre otras instituciones. En Cataluña, los Mossos d’Esquadra obligaban a la organización ultra a retirar los mensajes tránsfobos del autobús. En Madrid, todos los partidos del parlamento regional respaldaban una proposición del grupo socialista, defendida por la diputada y activista Carla Antonelli, en la que se pide que HazteOír deje de ser una entidad de utilidad pública (un privilegio que le concedió el exministro Jorge Fernández Díaz).

Tras la incomprensible difusión por el diario ABC de la campaña LGTBfóbica de HazteOír, el autobús volvía a salir a la calle para seguir su gira LGTBfóbica. Hace un par de días llegaba a Navarra, donde fue recibido entre protestas y llegó a causar heridas a una manifestante.

ACTUALIZACIÓN (25/03/2017)

“Ayer por la tarde el #FreeSpeechBus fue atacado enfrente del edificio de las Naciones Unidas en Nueva York” decía en un correo electrónico masivo el responsable de HazteOír, Ignacio Arsuaga. Dosmanzanas se hacía eco del boicot al “autobús del odio” en los Estados Unidos a través de Twitter:

Arsuaga, cabeza visible de la organización ultraconservadora, decía claramente en su correo que están “luchando por la libertad de expresión y la de los padres frente a la ideología de género”. En el mismo mensaje, antes de volver a pedir dinero para seguir con su campaña de intolerancia tránsfoba, el líder de HazteOír se preguntaba retóricamente: “¿Abandonamos, nos asustamos, les dejamos que se salgan con la suya?”.

Tras los desperfectos y  las pintadas pro LGTB (mientras lo reparan, HazteOír y CitizenGo siguen recaudando dinero), el bus tránsfobo ha tenido que retrasar su ruta prevista por otras ciudades estadounienses como New Haven (Universidad de Yale), Boston y Washington D.C. Una ruta que no parece que tengan la más mínima intención de cancelar.

En las redes sociales muchos usuarios han recriminado a estas organizaciones LGTBfóbicas (con la misma matriz estructural, por cierto) que los ciudadanos y activistas han utilizado “el bus de la libertad de expresión” para expresar la suya. La Organización Nacional para el Matrimonio de Estados Unidos (NOM) es una de las pocas entidades civiles que ha dado su apoyo explícito al polémico autobús y a la campaña de odio que promueve.

Veces compartido
Comentarios
  1. Sss
  2. Despotorramiento feroz
  3. Rac
  4. Oscar
    • sss
    • sss
  5. Yo Mismo
    • Yo Mismo
  6. Bruane
  7. Carrington
  8. Iesod

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

XHTML: Puedes usar las siguientes etiquetas para enfatizar texto o enlazar páginas: <em>Para texto en cursiva</em>, <strong>para texto en negrita </strong>, <a href="http://www.google.es" title="Un buscador"> Google<a> para enlazar páginas web, <del>para mostrar texto tachado</del>, <blockquote> para citar textos largos de varios párrafos</blockquote> y <q>para citar textos cortos de un solo párrafo</q>

Dosmanzanas quiere darte las gracias por dejar tu comentario en esta entrada, pero debe recordarte que la educación es la base fundamental para poder participar. No admitiremos los comentarios fuera de tono, con insultos o incitación a la violencia, o cuya finalidad sea provocar y distorsionar intencionadamente los debates. Dosmanzanas se reserva el derecho de borrar inmediatamente el comentario sin necesidad de notificarlo a su autor.

Veces compartido