"Si se suman dos manzanas, pues dan dos manzanas. Y si se suman una manzana y una pera, nunca pueden dar dos manzanas, porque es que son componentes distintos. Hombre y mujer es una cosa, que es el matrimonio, y dos hombres o dos mujeres serán otra cosa distinta" - Ana Botella

(No tan) niños, amigos ¿y más?: críticas de los films “Heartstone, corazones de piedra” y “Krámpack”

Muchos son los niños que crecen con un mejor amigo a su lado. Pero cuando uno de los dos es homosexual, es fácil que los sentimientos se confundan. Por ambas partes, además. Y es que mezclar la amistad con algo más es siempre peligroso, pero, cuando aún no se tienen armas para manejar los propios sentimientos, lo es especialmente. Hoy se estrena Heartstone, corazones de piedra, joyita islandesa que me ha recordado a raíz de su tema central (uno mucho más duro de lo que aparenta) a todo un clásico gay español: Krámpack.

Heartstone, corazones de piedra (Hjartasteinn, 2016) regresa a España dos años después de hacerse con el Premio Ocaña de nuestro Festival de Sevilla, donde fue una de las obras más aplaudidas. Se trata de la ópera prima de Guðmundur Arnar Guðmundsson, quien dirige a su vez a dos protagonistas debutantes que lo dan todo por sus personajes: Baldur Einarsson y Blær Hinriksson, ambos maravillosos como los dos amigos que crecen en una pequeña población islandesa para darse cuenta de que lo que hasta ahora era sólo amistad podría ser mucho más. Todo el reparto acompaña a la pareja a la perfección con interpretaciones colmadas de candidez, ternura, dolor y ante todo realismo, pero son indudablemente los espectaculares paisajes captados por la parsimoniosa cámara de Sturla Brandth Grøvlen los que conquistan al espectador con mayor rapidez, sobre todo porque la mirada del joven director los colma de elegante significado. Durísima por momentos a colación de su dramático retrato de las relaciones familiares en un ambiente parco en palabras, Heartstone arrasó en los Edda Awards de Islandia, donde conquistó nueve merecidos galardones.

Por su parte, Krámpack (2000) constituye el debut en solitario del barcelonés Cesc Gay, quien quince años después se haría con el Goya por la más maduro (aunque no necesariamente superior) Truman (2015). Ambos trabajos lidian con fuertes amistades masculinas, si bien los protagonistas de la segunda son dos hombres maduros (Ricardo Darín y Javier Cámara) y los de la primera, dos adolescentes (Fernando Ramallo y Jordi Vilches). Y es una pena que las carreras de estos dos últimos no llegaran a despegar del todo (aun cuando ambos han seguido trabajando en cine y televisión), ya que los dos ofrecen interpretaciones llenas de fuerza y sentimiento, regalándonos una amistad colmada de dulzura en la que, tal y como sucede en Heartstone, uno de los dos se preocupa por las chicas mientras el otro sólo tiene ojos para su amigo. De la lealtad a los celos hay sólo un paso, pero, cuando hay cariño de por medio, no es imposible dar la vuelta… y el recorrido del personaje homosexual, culminado en un desgarrador monólogo, es bella prueba de ello. Ganadora en Cannes del Premio Especial de la Juventud, un reconocimiento que viene como anillo al dedo a su fresco carácter, la cinta también dio a Gay (qué apellido tan apropiado…) la mejor dirección del Festival de Málaga. La base, por cierto, es una obra de teatro escrita por Jordi Sánchez, lo cual conlleva por momentos una diacronía entre los forzados diálogos y la naturalista puesta en escena pero se perdona gracias a la simpatía generalizada.

Hearstone, corazones de piedra y Krámpack son dos dulces retratos de la amistad masculina en la adolescencia, así como cuán difícil puede ser salir del armario ante alguien que, a pesar de haberte acompañado siempre, nunca podrá amarte del modo en que tú lo amas a él. Como doy por hecho que ya habéis visto la que sigue siendo una de las poquísimas muestras de cine LGTB adolescente español, os insto a ir cuanto antes al cine a ver Hearstone, corazones de piedra, pues, dados su humilde tratamiento y específico tema, dudo que dure demasiado en la siempre cruel cartelera.

Veces compartido

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

XHTML: Puedes usar las siguientes etiquetas para enfatizar texto o enlazar páginas: <em>Para texto en cursiva</em>, <strong>para texto en negrita </strong>, <a href="http://www.google.es" title="Un buscador"> Google<a> para enlazar páginas web, <del>para mostrar texto tachado</del>, <blockquote> para citar textos largos de varios párrafos</blockquote> y <q>para citar textos cortos de un solo párrafo</q>

Dosmanzanas quiere darte las gracias por dejar tu comentario en esta entrada, pero debe recordarte que la educación es la base fundamental para poder participar. No admitiremos los comentarios fuera de tono, con insultos o incitación a la violencia, o cuya finalidad sea provocar y distorsionar intencionadamente los debates. Dosmanzanas se reserva el derecho de borrar inmediatamente el comentario sin necesidad de notificarlo a su autor.

Veces compartido

Al navegar por nuestra web, aceptas el uso de las cookies. Más información

POLITICA DE COOKIES

Utilizamos cookies para facilitar el uso de nuestra página web. Las cookies son pequeños ficheros de texto que su navegador almacena en el disco duro de su ordenador y que son necesarias para utilizar nuestra página web. Las utilizamos para entender mejor la manera en la que se usa nuestra página web y de esta manera poder mejorar consecuentemente el proceso de navegación. Las cookies son el referente que nos indica, por ejemplo, si una página de nuestra web ha sido vista con anterioridad, o si su visita es nueva o recurrente. Las cookies que utilizamos no almacenan datos personal alguno, ni ningún tipo de información que pueda identificarle. En caso de no querer recibir cookies, por favor configure su navegador de Internet para que las borre del disco duro de su ordenador, las bloquee o le avise en caso de instalación de las mismas.

Cerrar