"Si se suman dos manzanas, pues dan dos manzanas. Y si se suman una manzana y una pera, nunca pueden dar dos manzanas, porque es que son componentes distintos. Hombre y mujer es una cosa, que es el matrimonio, y dos hombres o dos mujeres serán otra cosa distinta" - Ana Botella

El troleo de Ciudadanos empaña la celebración del Orgullo LGTBI en Barcelona

Ciudadanos lo ha conseguido: desviar el foco de sus alianzas con la extrema derecha, motivo por el cual ha sido rechazada su presencia en la Manifestación Estatal del Orgullo LGTBI (que tendrá lugar el próximo sábado) y en el Pride Barcelona. Ahora el debate instalado en una parte del activismo es la supuesta violencia ejercida contra su presencia, no ya en el Pride Barcelona, sino al intentar acercarse a la manifestación organizada por la Comissió Unitària 28 de Juny. La capacidad de la formación naranja para utilizar la reivindicación de un colectivo al que sus aliados políticos quieren quitar derechos e instrumentalizarla a su favor es sorprendente.

Al igual que sucedió con la Manifestación Estatal del Orgullo LGTBI, hace unos días las entidades organizadoras del Pride Barcelona decidían la exclusión de Ciudadanos de su manifestación, por no cumplir con la exigencia de no pactar con partidos que vulneren los derechos LGTBI.

En este punto, conviene señalar que en Barcelona tienen lugar dos manifestaciones del Orgullo. La más multitudinaria es precisamente la que se convoca en el contexto del Pride Barcelona, un evento que se extiende durante varios días y que cuenta con el apoyo de más de una treintena de entidades LGTB y de lucha contra el VIH, además de ACEGAL, la asociación que agrupa al empresariado LGTB. La segunda es la manifestación organizada por la Comissió Unitària 28 de Juny. Una duplicidad asentada y que no es necesariamente excluyente: hay entidades que participan en ambas, mientras que otros colectivos más críticos con lo que creen que es una utilización de la excusa reivindicativa para satisfacer intereses comerciales, en cambio, participan solo en la segunda.

La respuesta de Ciudadanos fue, como ya estamos acostumbrados, negar que su partido haya pactado con Vox (es ya bien conocida la ingeniería a tres bandas entre PP, Ciudadanos y Vox para establecer pactos paralelos con el objetivo de evitar la «fotografía» de un acuerdo formal entre la extrema derecha y Ciudadanos). Pero además, en este caso, la formación naranja decidió que el autobús con el que iba a participar en el Pride circulase de todas formas por las calles de Barcelona y visitase el punto informativo que el Observatori Contra la Homofòbia había situado en Plaça Universitat. Precisamente el lugar de arranque de la manifestación de la Comissió Unitària 28 de Juny, en la que participan los colectivos y activistas más críticos.

La maniobra de provocación (difícil no calificarla así, guste o no) era evidente. Y a continuación sucedió lo que también, guste o no, resultaba previsible: un grupo de activistas le cortaron el paso e hicieron pintadas sobre el vehículo, mientras gritaban lemas del tipo «Fuera fascistas de nuestros barrios» y «No pasarán»:

Como también era de prever, simpatizantes y miembros de Ciudadanos en redes sociales comenzaron a difundir las imágenes y a acusar a los activistas de violentos e intolerantes. Numerosos seguidores gais del partido naranja (que curiosamente no han levantado la voz para criticar las alianzas de Ciudadanos con la extrema derecha) reaccionaban de forma airada. La noticia saltaba rápidamente a los medios, cuyo titular sobre la inmensa movilización en favor de los derechos LGTB que este sábado vivía Barcelona no era otro que la reacción contra Ciudadanos.

Es importante destacar que el de Barcelona no fue el único incidente que se vivió con Ciudadanos en un Orgullo. Representantes de la formación naranja fueron increpados por sus alianzas con la extrema derecha en Valencia y Sevilla, donde sí participaban de la manifestación. En la capital de Andalucía (la primera de las comunidades en las que se materializó la alianza parlamentaria de PP y Ciudadanos con Vox), algunos asistentes llegaron incluso a arrojarles pintura. Pero el de Barcelona, por cómo se gestó, resulta especialmente llamativo: una perfecta maniobra de troleo, que consiguió para la formación naranja titulares de prensa y minutos de televisión y que arrebató el protagonismo mediático a la reivindicación. Es difícil no preguntarse si a Ciudadanos, en lugar de importarle tanto el Orgullo, lo que le importa realmente es el uso que puede hacer del mismo. «Grupos de auténticos fascistas enturbiaron ayer la celebración del Pride 2019, con sus ataques a Ciudadanos en Barcelona, Valencia y Sevilla. Si creen que con su violencia nos van a callar es que no conocen al partido de los valientes. ¡Todo mi apoyo, compañeros!», tuiteaba, en su ya habitual tono hiperdramático, su líder Albert Rivera.

Polémica reacción de algunos colectivos

Los incidentes con Ciudadanos han tenido además una derivada que dará mucho que hablar en próximos días: diversos colectivos y activistas no han dudado en condenar los incidentes contra la formación naranja. Es el caso de Rubén López, director del Observatorio Madrileño contra la LGTBfobia; de la presidenta de COGAM, Carmen García de Merlo, o de la organización ATA-Sylvia Rivera, por mencionar algunos de los más destacados:

Rubén López, en concreto, argumentaba para defender su posición que «provocar» no puede ser una justificación de una respuesta violenta. «Llevo años luchando contra ello. Es el discurso de los homófobos cuando nos besamos por la calle, de los machistas con la minifalda. No vayáis por ahí, que les volvéis a legitimar. Y se nos volverá en contra», tuiteaba. También la Federación Plataforma Orgullo LGTBI Andalucía, constituida por diversas asociaciones andaluzas, han condenado lo sucedido en Sevilla. «Las personas LGTBI, víctimas seculares de la violencia cisheteropatriarcal, no podemos más que rechazar firmemente los incidentes producido durante la manifestación del Orgullo LGTBI Andalucía, celebrada en el día de hoy, y que han afectado a miembros de Ciudadanos, que se manifestaban pacíficamente», han expresado en un comunicado de prensa.

Posicionamientos que a su vez han sido muy respondidos en redes sociales por otros activistas, y que han dado lugar a interesantes discusiones sobre lo que se considera o no violencia en el ejercicio del activismo LGTBI. Muy especialmente cuando hablamos de la defensa del carácter reivindicativo del Orgullo, la conmemoración de lo que fue una revuelta violenta de un grupo de personas LGTBI contra la represión policial. O sobre cual es la mejor manera de responder a la estrategia de Ciudadanos: si cayendo en sus trampas o si manteniendo la sangre fría. La conversación entre el periodista Rubén Serrano y el diputado abiertamente gay en la Asamblea de Madrid, Eduardo Rubiño, es un buen ejemplo:

Una reflexión sobre Ciudadanos

Volvemos a repetir la reflexión que ya hicimos cuando se anunció el veto a Ciudadanos en el Orgullo madrileño. Varios años nos costó incluir a este partido en el bloque de las formaciones a favor de los derechos LGTBI, después de aquellas manifestaciones de Albert Rivera en una entrevista a dosmanzanas en octubre de 2006, cuando ya se habían celebrado en España miles de matrimonios entre personas del mismo sexo, en las que aseguraba que llamar matrimonio a la unión entre dos personas del mismo sexo generaba «tensiones innecesarias» y en la que evitaba pronunciarse de forma clara a favor de la adopción homoparental.

La evolución posterior del partido naranja, votando a favor de las leyes en favor de los derechos LGTBI en diversas comunidades, nos habían hecho sin embargo olvidar aquel error fundacional. La presencia de aliados de la causa LGTBI como los entonces concejales madrileños Sofía Miranda y Bosco Labrador o la exdiputada en la Asamblea de Madrid Eva Borox (si bien esta ya no forma parte de Ciudadanos) aportaba además cierta tranquilidad por lo que a las posiciones de este partido se refiere en materia LGTBI. Y ello a pesar de posicionamientos tan lamentables como, por ejemplo, las críticas de la líder de Ciudadanos en el Ayuntamiento de Madrid, Begoña Villacís, a la carroza por la diversidad en la cabalgata de los Reyes Magos del distrito de Puente de Vallecas en enero de 2018.

Sin embargo, la posición de Ciudadanos en la anterior legislatura, contribuyendo desde su privilegiada posición en la Mesa del Congreso al intolerable retraso en la tramitación de leyes tan necesarias como la de igualdad LGTBI o la de reforma de la ley de identidad de género, que acabaron finalmente naufragando con la convocatoria de elecciones anticipadas, o lo sucedido en algunos territorios como Cantabria, donde con su actitud contribuyó a impedir que se aprobase finalmente una ley LGTBI regional, empañaron de nuevo esa trayectoria.

Pero ha sido sin duda su giro desde su anterior posición de «partido bisagra» a su actual alineación a la derecha del espectro político, formando una alianza de facto con el PP y con la extrema derecha de Vox para hacerse con el Gobierno de España (algo que no consiguieron en las pasadas elecciones del 28 de abril) y con numerosos gobiernos municipales, entre ellos el Ayuntamiento de Madrid (a falta de saber, además, lo que sucederá en la Comunidad de Madrid o en la Región de Murcia), no podía acabar de otra forma que en la situación actual. En la que Ciudadanos, en lugar de adoptar una actitud madura e intentar al menos comprender el rechazo que generan sus alianzas con los que quieren acabar con nuestros derechos, busca la mejor forma de obtener rédito mediático.

Y aún no ha tenido lugar la próxima Manifestación Estatal, en la que no descartamos que importantes miembros del partido naranja hagan acto de presencia rodeados de cámaras. Bien haría el activismo madrileño en pensar una estrategia para ese día.

Imágenes del Pride Barcelona

Para terminar esta entrada con un mejor sabor de boca, insertamos la galería de imágenes originales que este sábado pudimos captar en la manifestación del Pride Barcelona, en la que no se registraron incidentes y en la que participaron, según la Guardia Urbana, 55.000 personas (100.000, según los organizadores). Que las disfrutéis:

Pride Barcelona 2019

Veces compartido
Comentarios
  1. Jaime Allende Sánchez
  2. Marco
  3. Pepe
    • Nacho
    • Puri
      • Pepe
  4. Pepe
    • Sss
    • Maribel
  5. Miguel
    • Sss
    • Juan
  6. Dan Alp
  7. Nacho
  8. Iñaki
  9. PPoxadanosNO
  10. Pepe
    • Danalp
    • Sss

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

XHTML: Puedes usar las siguientes etiquetas para enfatizar texto o enlazar páginas: <em>Para texto en cursiva</em>, <strong>para texto en negrita </strong>, <a href="http://www.google.es" title="Un buscador"> Google<a> para enlazar páginas web, <del>para mostrar texto tachado</del>, <blockquote> para citar textos largos de varios párrafos</blockquote> y <q>para citar textos cortos de un solo párrafo</q>

Dosmanzanas quiere darte las gracias por dejar tu comentario en esta entrada, pero debe recordarte que la educación es la base fundamental para poder participar. No admitiremos los comentarios fuera de tono, con insultos o incitación a la violencia, o cuya finalidad sea provocar y distorsionar intencionadamente los debates. Dosmanzanas se reserva el derecho de borrar inmediatamente el comentario sin necesidad de notificarlo a su autor.

Veces compartido