"Si se suman dos manzanas, pues dan dos manzanas. Y si se suman una manzana y una pera, nunca pueden dar dos manzanas, porque es que son componentes distintos. Hombre y mujer es una cosa, que es el matrimonio, y dos hombres o dos mujeres serán otra cosa distinta" - Ana Botella

Activista lesbiana brutalmente violada y asesinada en Sudáfrica

Su nombre era Noxolo Nogwaza, tenía 24 años y era lesbiana y activista LGTB. El pasado domingo encontraron su cuerpo sin vida en un cajellón de Kwa-Thema, un suburbio cercano a Johanesburgo, después de haber sido brutalmente violada y asesinada. Todo indica que Noxolo Nogwaza es la última víctima conocida de la ola de crímenes cometidos contra mujeres lesbianas en Sudáfrica, que parece no remitir pese a las denuncias.

Noxolo Nogwaza era miembro del Ekurhuleni Pride Organising Committee (EPOC), la principal organización LGTB de Kwa-Thema, que en septiembre organizó la que era ya su segunda marcha del Orgullo LGTB. Según fuentes de esta organización, la joven fue golpeada con tal saña que su rostro era casi irreconocible. Tenía además heridas por todo el cuerpo producidas por fragmentos de vidrio y en sus genitales encontraron una botella vacía y un preservativo usado. Se da la triste circunstancia de que en Kwa-Thema, hace ahora tres años, fue también violada y asesinada Eudy Simelane, otra chica lesbiana relativamente conocida en su país por ser una importante jugadora de fútbol femenino, y cuya muerte recibió, a diferencia de lo que sucede en otros casos, cierta atención a nivel internacional.

Activistas LGTB de Sudáfrica han expresado su indignación, han pedido que se localice y castigue a los culpables y han exigido de nuevo al Gobierno que adopte de una vez medidas para combatir estas atrocidades. Precisamente hace pocas semanas nos hacíamos eco de la campaña que un grupo de activistas lesbianas habían promovido contra las «violaciones correctivas», gracias a la cual fueron recibidas por representantes del Gobierno sudafricano, a los que demandaron que este tipo de actos sean considerados crímenes de odio, y no delitos comunes, así como que se desarrolle un plan nacional contra la violencia sexual. El Ministerio de Justicia concidió entonces en resaltar la gravedad del problema y se comprometió a implementar medidas para combatirlo. Medidas que desgraciadamente llegarán tarde para Noxolo Nogwaza.

«Violaciones correctivas», una lacra en Sudáfrica

Las “violaciones corrrectivas” persiguen un doble objetivo: “curar” a las mujeres lesbianas de las cuales se conoce su homosexualidad y, en último término, “castigarlas”. Según adelantábamos hace unos meses, solo en Ciudad del Cabo se producirían cada semana hasta diez de estas violaciones, que en ocasiones culminan con el asesinato de las víctimas. Lo peor es que muchas de estas agresiones quedan impunes, incluso aunque las mujeres conozcan a sus autores. Con frecuencia la Policía prefiere no investigarlas, y díficilmente llegan a los tribunales.

Y es que la homosexualidad femenina, invisible hasta hace no demasiado tiempo, es percibida como una amenaza a la cultura tradicional por una parte de la sociedad sudafricana, fuertemente machista y homófoba. Una realidad social que contrasta con el avanzado marco jurídico del país, nacido del fin del apartheid, y que garantiza constitucionalmente la no discriminación por razones de orientación sexual.

Veces compartido
Comentarios
  1. Paolo, por supuesto
  2. Claudia Candy
  3. Ozores
  4. Ozores
  5. Ordnael
  6. Rocío
  7. mivaginaweb
  8. mariangeles
  9. lucia

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

XHTML: Puedes usar las siguientes etiquetas para enfatizar texto o enlazar páginas: <em>Para texto en cursiva</em>, <strong>para texto en negrita </strong>, <a href="http://www.google.es" title="Un buscador"> Google<a> para enlazar páginas web, <del>para mostrar texto tachado</del>, <blockquote> para citar textos largos de varios párrafos</blockquote> y <q>para citar textos cortos de un solo párrafo</q>

Dosmanzanas quiere darte las gracias por dejar tu comentario en esta entrada, pero debe recordarte que la educación es la base fundamental para poder participar. No admitiremos los comentarios fuera de tono, con insultos o incitación a la violencia, o cuya finalidad sea provocar y distorsionar intencionadamente los debates. Dosmanzanas se reserva el derecho de borrar inmediatamente el comentario sin necesidad de notificarlo a su autor.

Veces compartido