"Si se suman dos manzanas, pues dan dos manzanas. Y si se suman una manzana y una pera, nunca pueden dar dos manzanas, porque es que son componentes distintos. Hombre y mujer es una cosa, que es el matrimonio, y dos hombres o dos mujeres serán otra cosa distinta" - Ana Botella

La polémica suma y sigue: la directora de una de las residencias de Chueca expresa su apoyo a los organizadores del Orgullo

Continúa la polémica sobre la prohibición por el Ayuntamiento de Madrid de las actuaciones musicales en la plaza de Chueca durante las fiestas del Orgullo LGTB. Mientras el alcalde ofrece como alternativa la plaza Soledad Torres Acosta (popularmente conocida como plaza de la Luna), la directora de una de las residencias de ancianos de Chueca da su apoyo por carta a los organizadores del Orgullo, argumentando que las fiestas no molestan ni a internos ni a trabajadores.

«Aquí no se oye nada. Si quieren quitar el escenario de la plaza de Chueca, que lo hagan, pero que no nos usen como excusa. Nadie se opone, son fiestas», ha declarado además a la prensa una de las trabajadoras de la residencia. La presencia de dos residencias de ancianos en el barrio es uno de los argumentos de mayor peso de la Asociación de Vecinos de Chueca, organización cuyas protestas contra el excesivo nivel de ruido durante las fiestas del Orgullo se encuentran en el origen inmediato de la polémica.

Por lo que se refiere al ofrecimiento por el alcalde de la plaza de la Luna -en la que según el Ayuntamiento puede autorizarse un mayor nivel de ruido que en la plaza de Chueca- los organizadores del Orgullo rechazan la idea. Los organizadores recuerdan, además, que dicha plaza ya forma parte de los actos del Orgullo LGTB «y no es intercambiable por la plaza de Chueca». La plaza de la Luna, para los que no conozcan Madrid, no se encuentra en realidad en el barrio de Chueca, del que dista unos minutos a pie, y es una de las plazas más degradadas del centro de Madrid, pese a una reciente reforma urbanística que apenas ha conseguido mejorar su entorno urbano.

Antonio Poveda, presidente de la FELGTB (coorganizadora del Orgullo junto al colectivo COGAM y a AEGAL, la Asociación de Empresarios y Profesionales para Gays y Lesbianas de Madrid y su Comunidad), se muestra pese a todo optimista y confía «en el talante que siempre ha demostrado el alcalde» , con el que se reunirán la próxima semana en la esperanza de llegar a un acuerdo. «La plaza de Chueca se va a llenar de gente haya allí escenario o no. Es la fiesta más importante de Madrid y, en una época de crisis, va a ingresar 120 millones de euros a la ciudad», ha argumentado además Poveda.

¿Doble rasero?

Si algo está consiguiendo esta polémica, por otra parte, es poner de manifiesto lo que muchos consideran doble rasero del Ayuntamiento. La web ociogay.com, que hace unos días denunciaba el incumplimiento de la normativa municipal de ruido durante la celebración del reciente triunfo electoral del PP en la calle Génova, ha puesto de manifiesto otro nuevo incumplimiento: el de las fiestas de Moratalaz, sufragadas en buena parte por el propio Ayuntamiento de Madrid, en las que durante cuatro noches consecutivas tendrán lugar varias actuaciones musicales cerca del servicio de urgencias de un centro de salud y de otra residencia de ancianos.

Por otra parte, la edición digital de 20 Minutos publicaba este jueves un reportaje que recogía como hasta finales del verano se registrarán en los diferentes barrios de la capital unos treinta festejos populares con niveles de ruido similares a los de las fiestas del Orgullo, alguno de ellos en pleno centro.

El hijo de Gallardón, sobre el incidente en que fue increpado su padre

En otro orden de cosas, ha sido muy comentada en medios de comunicación la carta que Rodrigo Ruiz-Gallardón, hijo del alcalde, dirigió al diario El País para dar su versión de lo sucedido el lunes, cuando varios de los asistentes a la cacerolada de protesta convocada a través de Facebook en la plaza de Chueca decidieron concentrarse frente al domicilio del alcalde, al que increparon.

Rodrigo Ruiz-Gallardón, de 24 años, considera que la protesta «seguía una línea torcida y desvirtuada del Movimiento 15». «Lo que empezó como una protesta noble, justificada, de espíritu pacífico y colaborador, se está transformando en una fuente de radicalismo y violencia. Exigen nuevos derechos sin respetar los existentes. Al grito de ‘¡No nos representan!’, lanzan piedras contra quien la ¡democracia! ha elegido con una mayoría absoluta hace menos de un mes», expresaba el hijo del alcalde, que por cierto se felicitaba de que los organizadores del Orgullo se desvincularan por completo de lo sucedido.

Comentarios
  1. Bravo
  2. Aticus
  3. Pablo
  4. Mario
  5. Deliranta Rococó

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

XHTML: Puedes usar las siguientes etiquetas para enfatizar texto o enlazar páginas: <em>Para texto en cursiva</em>, <strong>para texto en negrita </strong>, <a href="http://www.google.es" title="Un buscador"> Google<a> para enlazar páginas web, <del>para mostrar texto tachado</del>, <blockquote> para citar textos largos de varios párrafos</blockquote> y <q>para citar textos cortos de un solo párrafo</q>

Dosmanzanas quiere darte las gracias por dejar tu comentario en esta entrada, pero debe recordarte que la educación es la base fundamental para poder participar. No admitiremos los comentarios fuera de tono, con insultos o incitación a la violencia, o cuya finalidad sea provocar y distorsionar intencionadamente los debates. Dosmanzanas se reserva el derecho de borrar inmediatamente el comentario sin necesidad de notificarlo a su autor.