"Si se suman dos manzanas, pues dan dos manzanas. Y si se suman una manzana y una pera, nunca pueden dar dos manzanas, porque es que son componentes distintos. Hombre y mujer es una cosa, que es el matrimonio, y dos hombres o dos mujeres serán otra cosa distinta" - Ana Botella

Las primarias republicanas, en clave LGTB

La victoria de Mitt Romney en las elecciones primarias de Iowa y New Hampshire le ha lanzado a la cabeza de la carrera por la nominación republicana a la Presidencia de Estados Unidos. Romney, millonario y mormón, es considerado por los analistas LGTB «el mal menor» entre los candidatos con posibilidades reales de victoria. Eso sí, su perfil parece a priori el más adecuado para disputarle a Barack Obama el voto moderado.

Romney aparece, en temas LGTB, apegado a la ortodoxia republicana. Se opone al matrimonio entre personas del mismo sexo, y en teoría se ha mostrado partidario de promover una enmienda a la Constitución de Estados Unidos para prohibirlo en todos los estados. Los electores más conservadores, sin embargo, no olvidan que Romney era Gobernador de Massachusetts cuando ese estado se convirtió, en 2004, en el primero de Estados Unidos en celebrar matrimonios entre personas del mismo sexo (lo cierto es que Romney no tuvo más remedio que acatar la histórica decisión de la Corte Suprema del estado). Por lo que se refiere a la política de “Don’t ask, don’t tell”, Romney ha declarado no ser partidario de dar marcha atrás una vez que ha sido derogada.

Rick Santorum

En Iowa, Romney quedó prácticamente empatado con Rick Santorum, probablemente el candidato con un perfil más homófobo de los que quedan en liza. Santorum, recordamos, fue el candidato al que un soldado gay destinado en Irak preguntó en un debate televisado si promovería la reinstauración del “Don’t ask, don’t tell”. El soldado fue entonces abucheado por una parte del público, lo que dio pie a numerosas críticas. Santorum, que hizo caso omiso del abucheo, le confirmó que sí, que si llega a ser Presidente promoverá la reinstauración de la ley que impedía a gays y lesbianas ser militares a no ser que mantuvieran en secreto su orientación sexual, aunque admitió que los que se hubieran visibilizado antes no podrían ser expulsados. Santorum ha llegado a expresar la opinión de que es preferible tener unos padres heterosexuales en la cárcel que unos padres homosexuales, aunque también ha expresado que si tuviera un hijo gay «lo querría igual».

Santorum, extremadadamente conservador y católico, parece gozar de las simpatías de la derecha religiosa, pero pocos observadores creen que realmente tenga posibilidades. En las últimas horas, sin embargo, algunos analistas han apuntado a que un objetivo más cercano para él podría ser la candidatura a vicepresidente: si Romney se alza con la nominación, podría estar tentado de ofrecer ese puesto a un político capaz de atraer el voto más conservador, como ya hiciera John McCain con Sarah Palin.

Ron Paul y Michele Bachmann

Por lo que se refiere a New Hampshire, Romney ha quedado por delante de Ron Paul, un candidato de perfil «libertario» que cuenta con casi nulas posibilidades de alzarse con la nominación. Por lo que respecta a los derechos LGTB, pese a la simpatía que despierta entre los republicanos más radicales, Paul se ha mostrado respetuoso. En línea con su pensamiento libertario, Ron Paul cree, por ejemplo, que la legislación matrimonial debe depender exclusivamente de los estados y no se opone a que estos, en uso de su potestad legislativa, puedan aprobar el matrimonio entre personas del mismo sexo.

La congresista Michele Bachmann, afín al Tea Party y que nunca ocultó su perfil homófobo, renunció tras el pobre resultado obtenido en Iowa. Bachmann, recordamos, apoyó reformas constitucionales a nivel estatal y federal para prohibir el matrimonio entre personas del mismo sexo y en 2004 se refirió a homosexuales, bisexuales y transexuales como personas por las cuales “debemos sentir una compasión profunda” por sus “disfunciones sexuales y desórdenes de la identidad sexual“. Su propio marido ha sido acusado de poseer clínicas en las que se practican las denominadas «terapias reparadoras» de la homosexualidad.

Rick Perry y Newt Gingrich

Por lo que se refiere al Gobernador de Texas, Rick Perry, que ha intentado por todos los medios atraerse el voto religioso acentuando su perfil homófobo (llegó a protagonizar un comentado spot en el que criticaba la derogación del “Don’t ask, don’t tell”, convertido después en objeto de numerosas parodias), su candidatura parece muy tocada tras los pobres resultados obtenidos hasta ahora y las escasas expectativas de repunte. La última de las veces que nos referimos a Perry fue hace pocos días, cuando le interpeló una adolescente de 14 años, abiertamente bisexual, a la que le espetó directamente que la homosexualidad «es un pecado».

Tampoco parecen mucho mejores las expectativas de Newt Gingrich, que hace solo unas semanas parecía el mejor situado para disputar la nominación a Romney. Gingrich, opuesto al matrimonio entre personas del mismo sexo y también partidario de promover una enmienda a la Constitución de Estados Unidos para prohibirlo, tiene sin embargo un «flanco débil» en esta cuestión: su hermanastra Candace Gingrich-Jones, activista lesbiana. Gingrich-Jones, que hace pocos meses se mostraba comprensiva hacia su hermanastro (consideraba que había moderado sus posiciones contrarias a los derechos LGTB gracias a la influencia de su tercera esposa) no ha dudado sin embargo en dar su apoyo público a la reelección de Barack Obama.

A la espera de Carolina del Sur

Por lo que se refiere al resto de candidatos, ninguno parece hoy contar con posibilidad alguna de dar la batalla. Entre ellos sigue todavía, por cierto, Fred Karger, un candidato abiertamente gay del que en alguna ocasión hemos hablado en dosmanzanas, y cuya presencia testimonial en la carrera no deja de tener valor. Serán, en cualquier caso, las primarias de Carolina del Sur, el próximo día 21, las que definirán con mayor precisión cual de los candidatos está en posición de disputar la nominación a Romney.

Veces compartido
Comentarios
  1. Nicolás
  2. Invitado
  3. María
  4. Ave
  5. Fanfatal
  6. Dr.Turbio
  7. María
  8. DexterMorgan
  9. Flick
  10. yo
  11. yo
  12. Iulia
  13. Nazareno
  14. Nazareno
  15. Nazareno
  16. Nazareno

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

XHTML: Puedes usar las siguientes etiquetas para enfatizar texto o enlazar páginas: <em>Para texto en cursiva</em>, <strong>para texto en negrita </strong>, <a href="http://www.google.es" title="Un buscador"> Google<a> para enlazar páginas web, <del>para mostrar texto tachado</del>, <blockquote> para citar textos largos de varios párrafos</blockquote> y <q>para citar textos cortos de un solo párrafo</q>

Dosmanzanas quiere darte las gracias por dejar tu comentario en esta entrada, pero debe recordarte que la educación es la base fundamental para poder participar. No admitiremos los comentarios fuera de tono, con insultos o incitación a la violencia, o cuya finalidad sea provocar y distorsionar intencionadamente los debates. Dosmanzanas se reserva el derecho de borrar inmediatamente el comentario sin necesidad de notificarlo a su autor.

Veces compartido